lunes, abril 15, 2024
InicioPaísClaves para entender al EMC-Farc

Claves para entender al EMC-Farc

La crisis ha dejado en evidencia que poco o nada se conoce sobre este actor armado y que muchas de las conclusiones emitidas se hacen sobre la base del desconocimiento

Óscar Sotelo Ortiz
@oscarsopos

Al rojo está el termómetro del proceso de paz entre el Gobierno nacional y el autodenominado Estado Mayor Central de las Farc. Los sucesos del pasado 16 de marzo en Toribio, Cauca, donde fue asesinada la mayora indígena Carmelina Yule Pavi, han escalado no solo en la suspensión del cese al fuego en tres departamentos, sino también en un cruce de palabras subidas de tono entre el presidente Gustavo Petro y el comandante de este actor armado, Iván Losada.

Desde Tierralta, Córdoba, Petro se refirió a ‘Iván Mordisco’, como es mediáticamente conocido, como “un traqueto disfrazado de revolucionario (…). Era chofer de un comandante de las Farc, que hicieron la paz, pero el chofer se quedó con los negocios. Ahora está matando dirigentes campesinos, asesinando al pueblo y habla de revolución; qué revolución ni que carajos, diga la verdad, deje de usar la memoria de Manuel Marulanda Vélez que por lo menos se atrevió a hacer una revolución de verdad”.

La respuesta al jefe de Estado se conoció un día después en la red social X. Desde su cuenta oficial, el EMC-Farc publicó: “Petro me acusa de traqueto y de usar la memoria de Manuel Marulanda. Cuando lo apoyamos en campaña no éramos traquetos. Además de traicionarnos, traicionó al pueblo que lo respaldó por su discurso progresista y de paz, hoy impulsa la guerra y el capitalismo. Iván Lozada”.

Más allá de la tensión

Como era lógico, el rifirrafe ha desatado todo tipo de reacciones, la mayoría de ellas por la oposición. Según estos sectores, lo dicho por Iván Losada sería otra “prueba reina” de la financiación ilegal de la campaña presidencial de Petro y el Pacto Histórico en 2022.

Al punto que Andrey Avendaño, miembro de la delegación de paz del EMC-Farc, tuvo que salir a desmentir las conclusiones hechas por la opinión pública, además de confirmar que este grupo armado seguirá en el proceso de conversaciones pese a la crisis. También el jefe de la delegación del Gobierno, Camilo González Posso, ha dicho que la mesa no se ha suspendido y sigue funcionando.

Sin embargo, la crisis ha dejado en evidencia que poco o nada se conoce sobre el EMC-Farc y que muchas de las conclusiones emitidas se hacen sobre la base del desconocimiento

No son las Farc históricas, pero…

A pesar de que se identifican y enuncian como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo, el EMC no son esa insurgencia histórica. Para ser precisos, son el resultado de varias estructuras disidentes al Acuerdo de Paz firmado en 2016.

Es decir, como actor armado son un proceso relativamente nuevo y se caracterizan por no tener hasta el momento una línea de mando unificada, lo que ha ocasionado que algunos frentes hayan respetado el cese al fuego y otros no.

Sin embargo, más allá del permanente uso simbólico de la identidad de las históricas Farc, sí existe una sucesión de las conflictividades. Los casos en Arauca y Cauca dan cuenta de ello, donde viejas disputas y contradicciones han mutado en luchas a sangre y fuego por el territorio.

También existió una herencia de procesos de base que quedaron huérfanos con la reincorporación de las Farc-EP en 2017. Este es el caso del Catatumbo, donde según una fuente de alta credibilidad, fue el propio campesinado cocalero el que pidió el rearme.

La economía del narco

El EMC-Farc no son un cartel de drogas. No obstante, sí se pueden caracterizar como un actor armado que se financia a partir de las rentas ilegales que deja el narcotráfico, la minería ilegal y el tráfico de migrantes.

Sobre la primera variable, es importante identificar la transformación en la economía de los narcóticos con la reincorporación de las históricas Farc. Lo anterior significó el tránsito de una economía keynesiana de control económico ejercida por un Estado (en este caso las Farc), a una dinámica de libre comercio donde distintos actores nacionales y extranjeros se disputaron el negocio ilegal. Este hecho llevó a un proceso de superproducción de coca y a una crisis general en la economía subterránea.

La ventaja que tuvieron los frentes del EMC-Farc es que siguieron ejerciendo un control real sobre la economía ilegalizada, todo en el contexto del fracaso del PNIS que significó incumplimiento del Estado al campesinado, que voluntariamente buscó sustituir los cultivos de uso ilícito y que dejó en evidencia los límites del Acuerdo de Paz.

También, según otra fuente con información creíble, existen diferencias en la distribución del dinero obtenido por rentas ilegales. Mientras las Farc históricas priorizaban el plan estratégico, el EMC-Farc se enfoca en el trabajo de masas. Caso concreto es el Cañón del Micay, donde este actor armado construyó la vía que conecta la región con el mar Pacífico, con un positivo impacto en las comunidades que habitan el territorio, pero también beneficioso para la consolidación de las economías ilegalizadas.

Dificultades políticas

Todas las voces consultadas coinciden en identificar al EMC-Farc como un actor armado que tiene problemas de formación política. De hecho, gran parte de la delegación de paz son personajes que vienen del mundo urbano y con poca experiencia en negociaciones de paz.

Más allá de lo militar, este actor armado se caracteriza por el sectarismo político, lo que se sincroniza con un fenómeno generalizado en todos los actores que hoy participan en el conflicto armado.

Sobre el ELN, en principio tiene una valoración de respeto a pesar de las tensiones que hay en Arauca; con la Segunda Marquetalia todos los canales están cerrados, pues no solo los consideran como traidores al firmar el Acuerdo de Paz, sino también como narcos al aliarse con los llamados Comandos de la Frontera

Finalmente, y lo que es más grave, es que presuntamente el EMC-Farc es uno de los grandes responsables del asesinato de firmantes de paz. Para justificarlo, emiten excusas y situaciones que nunca logran ser verificadas.

Por eso, para el momento y el futuro, sigue vigente la solución política al conflicto social y armado. Y la mesa de paz con el EMC-Farc se convierte en fundamental.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments