Chile, tras la tempestad llegó la calma

0
117
Gabriel Boric y dos de las ministras recién nombradas

Solo la derecha cree posible impedir otra Convención Constituyente. Pero ya la mayoría de partidos políticos acordaron elaborar otra Carta Magna para el año próximo

José Ramón Llanos

Apenas ocho días después del triunfo del Rechazo y toda la incertidumbre que causó en el ambiente político chileno y el asombro en América Latina y en mundo, los diálogos de los partidos políticos australes rápidamente lograron aposentar la calma y el optimismo en el país. Todos los periódicos y los noticieros de televisión destacan esas novedades.

Otra cuestión a considerar es que el Partido Comunista de Chile, reunido en el Pleno del Comité Central, el sábado 9, analizó las posibles consecuencias del Rechazo y determinó una propuesta para superar la crisis política, que, además, ha tenido un impacto negativo sobre la economía. Una de las conclusiones del Pleno fue que “No existía derrotismo por ningún lado, sino la imperiosa necesidad de seguir adelante en la batalla por una nueva Constitución y por cumplir el programa del Gobierno”.

Añadió que sectores de la derecha están planteando que no debe haber una Convención electa por el pueblo, sino que tiene que ser un grupo de expertos el que redacte un nuevo texto constitucional. Dicen que lo hagan las universidades, y la mayoría de las universidades son privadas y tienen una línea ideológica, un signo”. En esa forman excluyen a los pueblos originarios y recortan la posibilidad de una Constitución incluyente.

El Pleno determinó que los comunistas “estamos por una Convención ciento por ciento electa paritaria en que se respete la presencia de los pueblos originarios y de independientes”. Esta conclusión se llevaría a los integrantes del Frente Amplio para ver si la aprobaban, como en efecto aprobaron.

Acuerdos de los partidos políticos

Los partidos políticos chilenos se reunieron el lunes 12 por la tarde para discutir las acciones posteriores al rechazo. El Frente Amplio entregó una propuesta de 10 puntos para reanudar el nuevo proceso constituyente. Entre otros puntos sugirió una Convención electa por la ciudadanía en abril. Esta funcionaría durante cinco meses máximo; sería asesorada por un Comité Técnico de expertas y expertos, además habría una participación de los ciudadanos para opinar sobre los temas discutidos.

El presidente del Partido Comunista Chileno Guillermo Teillier destacó la propuesta como un mecanismo que garantice una Constitución realmente democrática y que tenga en cuenta los pueblos originarios.

El Comité Técnico sería elegido por académicas y académicos, por los tres poderes del Estado, municipalidades, organizaciones de la sociedad civil y Contraloría. Este Comité Técnico redactaría el reglamento y asesoraría durante el proceso de deliberación, y redacción de la propuesta. Esta sugerencia está aprobada por la expresidenta Bachelet. Las municipalidades y el Gobierno orientarán la participación ciudadana que mediante una consulta señalará algunos temas que deberán ser discutidos por la Convención Constitucional. En esta forma, se garantizaría la pertinencia de los temas discutidos y aprobados por la Convención Constitucional.

También hay acuerdo de que gobiernos y municipalidades serían las encargadas de difundir los textos y los acuerdos que se vayan aprobando. Se recomienda que tanto el Gobierno como las municipalidades pudieran presentar iniciativas durante las deliberaciones de las distintas comisiones de la Convención.

Definiciones de algunos partidos políticos

El Gobierno y Chile Vamos han llegado a algunos acuerdos: Que la Convención sea elegida y que decida en tiempo breve, máximo cinco meses, que haya un comité de expertos y que en el plebiscito el voto sea obligatorio. Decidieron continuar los diálogos el próximo jueves.

El Frente Amplio consideró los encuentros como positivos ya que “ha habido avances significativos en el diálogo lo cual es una muestra del sentido de responsabilidad con que se están desarrollando estos diálogos. Por esto consideramos que llegaremos a puerto y en los próximos días llegaremos a un acuerdo que nos permita tener una Constitución que sea un factor de unidad”. Chile Vamos considera que efectivamente se avanza hacia un nuevo proceso constituyente.

Según el diario El Mercurio, “a la nueva cita de este jueves están convocados un representante por cada fuerza política con representación parlamentaria estos analizarán los plazos, reglamento de funcionamiento, el sistema electoral para elegir a sus miembros, incluso analizarán el nombre del órgano”. Solamente el Partido de la Gente, PDG, y Republicanos expresaron sus dudas sobre este acuerdo. Los Republicanos expresaron su oposición a que haya una nueva Convención. El PDG expresó que aún no han consensuado una posición sobre los temas discutidos.

Hablan los partidos políticos

Antes de la reunión la ministra del Interior Carolina Thojá se expresó con optimismo respecto a la reunión ya que los partidos reunidos lograron cinco acuerdos “relevantes para la continuidad del proceso, aunque restan una serie de detalles que son los que le darán la forma específica al nuevo órgano Constituyente”.

Los representantes del Partido Apruebo Dignidad, consideran que el calendario final del proceso ojalá permita que la Convención Constituyente pueda empezar a funcionar el próximo año y su propuesta pueda ser sometida a votación también, “esperamos llegar, afirmaron, a un acuerdo con los partidos lo antes posible y hemos puesto fechas topes: el 2023 como un año donde debemos tener un plebiscito de salida”.

Al final de la reunión también hizo comentarios el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier: “Tiene que ser un plazo breve pero no casarnos con los tiempos, no quedarnos amarrados a eso, puede que se extienda un poco el diálogo. Lo que sí el plazo final tiene que ser dentro del próximo año, el plebiscito de salida también”. Otros partidos están de acuerdo en que sea lo más pronto posible que se llegue al acuerdo.

Declaraciones de Boric

El presidente Gabriel Boric, el 11 de septiembre, en la conmemoración del golpe de Estado contra Salvador Allende afirmó: “Frente a las divisiones, a los problemas de la sociedad, nosotros vamos a responder con más democracia y nunca con menos. Y esa es precisamente la enseñanza que nos dejó el presidente Salvador Allende”, según anota El Siglo. Por cierto, en el Plebiscito “los chilenos y chilenas han exigido una nueva oportunidad para arribar a un texto que refleje los niveles de justicia y dignidad que han sido expresados colectivamente tantas veces a lo largo de nuestra historia”.

En su discurso, como respondiendo a la extrema derecha que se niega a renovar el proceso constituyente, manifestó: “Los resultados del plebiscito no son apropiables para nadie en particular y no cometan el error de creer que el que se haya rechazado el texto de la Convención significa un rechazo a los cambios y transformaciones en Chile. Eso no es así.”

Dado el ambiente de cordialidad en que desarrolló el encuentro de los partidos políticos de centro y de izquierda este lunes por convocatoria del presidente de Chile, los comentarios de los medios que vaticinaban desacuerdos y posiciones sectarias, han sido desmentidos por los hechos.

Ahora la opinión pública y aún los medios oposicionistas reconocen que hay muchas posibilidades de que el encuentro del próximo jueves culmine con la disposición de crear una comisión que finiquite el acuerdo para continuar el proyecto constituyente, el tiempo de discusión y la fecha para convocar el evento de aprobación del texto constitucional convenido por los participantes en ese organismo.