Así quedarán las Órdenes de Prestación de Servicios

0
323
La ministra de Trabajo Gloria Inés Ramírez y el viceministro de relaciones laborales Edwin Palma. Foto cortesía

Edwin Palma explica los objetivos del Gobierno en relación con las Órdenes de Prestación de Servicios, OPS

Juan Carlos Hurtado Fonseca

Varios interrogantes acerca de cambios en materia de relaciones laborales se han suscitado con el arranque del actual Gobierno, especialmente, lo que sucederá con las miles de Órdenes de Prestación de Servicios, OPS, que hay en el Estado y en el sector privado.

En el tema, hay dos líneas transversales que en el Ministerio de Trabajo se están estudiando: la directriz presidencial para la eliminación de las nóminas paralelas, que básicamente están armadas sobre OPS, por ser caldo de cultivo para la politiquería, la clientela y el aumento de los costos de funcionamiento del Estado.

“Como lo ha dicho el director del Dapre, muchos de esos contratos no se renovarán. Eso tiene que ver con la austeridad, con la directriz presidencial de optimizar costos. En lo relacionado con el tema, desde el punto de vista del derecho laboral y de la agenda del Ministerio del Trabajo, lo que ha dicho la ministra Gloría Inés Ramírez, consecuente con las decisiones de las altas cortes y de distintas entidades del Estado, es que las OPS que encubren relaciones laborales deberán ser objeto de procesos de formalización laboral, es decir, de contratación directa”, explica Edwin Palma, viceministro de Relaciones Laborales.

Acerca de la austeridad del Estado, el viceministro hace énfasis en que se refieren a los contratos corbata o las nóminas paralelas, contratos que no se ejecutan aunque se cobran.

Más abusos

La otra línea transversal que se estudia es cómo reemplazar los contratos de prestación de servicios; si con plantas temporales, trabajadores de carrera, o trabajadores oficiales. Todo, de acuerdo con las actividades a desarrollar y las necesidades de las entidades.

Las discusiones ya se adelantan en las entidades del Estado, el Departamento Administrativo de la Función Pública y la Comisión Nacional del Servicio Civil, entes encargados del tema en el sector público.

No obstante, desde el Ministerio de Trabajo se hará vigilancia a estos contratos en el sector privado para que no encubran una relación laboral. Y es esta justamente la anomalía que se ataca porque hay muchos trabajadores con este tipo de relación contractual, pero desempeñando labores misionales, cumpliendo horarios y con una relación de subordinación, quienes finalmente deberán ser beneficiados de un proceso de formalización laboral.

Por otra parte, a VOZ se han presentado quejas de trabajadores por OPS en entidades del Estado quienes aseguran que en el actual Gobierno se intensificaron los abusos contra ellos, porque les exigen horarios más estrictos. El viceministro respondió que no conoce denuncias sobre el asunto, pero que se discutirá en los espacios pertinentes. “En principio, los contratos de prestación de servicios deben tener autonomía e independencia por parte del contratista en el cumplimiento del objeto contractual”, insistió.

En conclusión, las órdenes de prestación de servicios no se acabarán, pero se dejarán solo para los casos que demanden su uso, con las condiciones expuestas por este Gobierno. Así quedará estipulado en la nueva normatividad laboral que discutirá y aprobará el Congreso de la República el próximo año.