Andrés y Bremmen pedirán su libertad

0
392
Andrés Duque y Bremmen Hinestroza

Los dos jóvenes capturados por su participación en el reciente estallido social, tendrán el próximo 21 de octubre la audiencia que resolverá el recurso de apelación a la imposición de medida de aseguramiento. VOZ dialogó con William Ruiz, abogado que apoya la defensa de los líderes sociales

Yessica Arandia

“Son líderes sociales, que por una amenaza del que fue ministro de Defensa, Diego Molano, les hacen seguimiento desde el año 2020, el año en que empezó la pandemia. Ellos, Bremmen Hinestroza y Andrés Duque, trabajan como líderes políticos, de la ACEU y de la Juventud Comunista en el Cauca. Mi hijo Andrés es vocero político de Lxs Sin Techo en el Cauca y fundador de un colectivo que se llama Periferia Crítica”, afirmó la señora Rubiela Ruiz al inicio de su intervención ante la asamblea de trabajadoras y trabajadores de la Unión Sindical Obrera, USO, en Barranquilla el pasado mes de septiembre.

Y es que la situación de las y los jóvenes presos políticos en Colombia parece que no tiene ni visibilidad ni respuesta, pese a la esperanza que familiares, amigos y los mismos presos tienen con el Gobierno nacional y con la comisión accidental para la verificación de garantías y derechos humanos de personas capturadas en el marco de la protesta que instaló el Pacto Histórico en el Congreso de la República.

Desde este espacio se vienen impulsando iniciativas como la audiencia pública sobre derechos humanos de jóvenes integrantes de la Primera Línea que se realizó el 5 de septiembre de 2022.

Presos políticos

La situación se complica para las y los presos políticos que son objeto de captura bajo delitos que no atañen directamente a la protesta social, como es el caso de Andrés y Bremmen, a quienes la Fiscalía General de la Nación les quiere imputar el delito de avasallamiento de bien inmueble, que como se ha explicado anteriormente, es un delito común reglamentado en el Código Penal con un reciente ordenamiento jurídico desde enero de 2022.

Los dos jóvenes tendrán audiencia que resolverá el recurso de apelación a la imposición de medida de aseguramiento el próximo 21 de octubre. Para ampliar la información sobre este caso, la redacción juvenil de VOZ dialogó con William Ruiz, abogado que apoya la defensa de los dos jóvenes y tío de Andrés Duque.

Como afirma la señora Rubiela en la intervención citada, lo que se quiere hacer es endilgar un delito común a líderes sociales y políticos como los dos jóvenes presos, cuando es evidente que su captura tiene motivos fundamentalmente políticos por su lucha como defensores de las personas que no tienen techo en este país.

¿Cómo se encuentran al día de hoy los jóvenes presos Andrés y Bremmen?
-Hay que manifestar que las condiciones físicas por las que pasan los dos jóvenes no son las mejores. Si bien es cierto que desde el punto de vista de su salud no se evidencia un deterioro, también es inobjetable que se ven más delgados. En cuanto a su situación emocional, lo que se evidencia es una clara convicción de que la justicia aparecerá objetivamente para bien de ellos, de su familia y comunidad por la que siempre han luchado.

Hay un claro optimismo y credibilidad en la justicia, más ahora que se vienen dando cambios sustanciales en las ramas del poder público. No sobra manifestar que las condiciones de higiene, de ingreso de elementos esenciales para aseo personal, la alimentación y sobre todo los precios de algunos productos al interior del establecimiento carcelario no son los mejores y exigen una revisión por parte del Ministerio de Justicia y de las directivas del Inpec a nivel nacional partiendo desde una óptica de la vida digna de los privados de la libertad.

Estas situaciones han llevado a que los internos hayan realizado huelgas de hambre al interior del establecimiento penitenciario. Si bien la dirección ha estado presta a la escucha, las soluciones deben darse de fondo a partir de la creación de políticas públicas que realmente tengan en cuenta la dignificación del ser humano.

Exigir su libertad

¿Cómo está el caso en términos jurídicos en este momento?
-En términos jurídicos hay que decir que la imposición de medida de aseguramiento en establecimiento carcelario dictada el pasado 21 de junio fue apelada y se encuentra pendiente la decisión por parte del juez de segunda instancia, un juez penal del circuito. La audiencia ya se encuentra programada para el próximo 21 de octubre a las ocho y media de la mañana. Estamos desde el equipo jurídico, político y social que les rodea preparando lo respectivo con mucho ánimo para que todo salga a nuestro favor. Hay que decir además que este 19 de octubre se cumplen cuatro meses desde que Andrés y Bremen están privados de su libertad.”

¿Qué se espera para la audiencia del próximo 21 de octubre?
-La familia, la comunidad y por supuesto ellos, esperan que la justicia realice un estudio juicioso del caso y que se revoque la medida de aseguramiento, que obtengan la libertad. Si no se puede lograr ese objetivo, por lo menos, mientras se demuestra la inocencia de Andrés y Bremmen, que ellos puedan estar junto a su familia y gente que los quiere en sus respectivos domicilios.

Apoyo y solidaridad popular

Algo fundamental en la exigencia de libertad para los dos jóvenes, tal como ha sucedido con los demás jóvenes presos políticos por las protestas sociales de 2021, es el apoyo y solidaridad que ha manifestado el conjunto del movimiento social y popular. En ese sentido es importante destacar la gestión hecha por el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, CPDH, en todo lo que concierne a la asesoría jurídica del caso.

También se conoció que la Comisión de Derechos Humanos y Paz de la USO, uno de los sindicatos que organiza a la clase trabajadora en uno de los sectores estratégicos y uno de los más antiguos del país, visitó el pasado 10 de octubre el Ecobarrio Sinaí, proceso barrial y comunitario de donde son líderes Andrés y Bremmen. Además, la comisión estuvo en Popayán con el objetivo de mostrar apoyo a las familias y la comunidad.

La solidaridad obrera y popular tiene sus ojos puestos en la libertad de las y los prisioneros políticos, sobre todo de los dos jóvenes para quienes se pide condiciones dignas y justicia con su caso.