martes, mayo 21, 2024
InicioPaísBogotáA Galán no le importan los mayores

A Galán no le importan los mayores

La administración neoliberal del alcalde Galán le da la espalada a las personas mayores de Bogotá, desconociendo el creciente envejecimiento demográfico y continuando un proyecto de ciudad excluyente y segregador

Alfredo Cienfuegos

Colombia, al igual que la región en su conjunto, enfrenta un proceso de envejecimiento demográfico progresivo. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, en 2022, publicó una investigación en la que se proyecta que las personas mayores de 60 años en el continente llegarán a ser el 16,5 por ciento de la población y para 2050, del 25,1 por ciento.

En Bogotá, el panorama no es distinto; hoy, en la capital del país, las personas mayores equivalen al 15 por ciento del total de la población, estamos hablando de 1 226 175 personas, de las cuales el 58 por ciento son mujeres y el 42 por ciento son hombres; en 2035 esta cifra se elevará al 21 por ciento, según los datos de la recién publicada Línea Base de la Política Pública Social para el Envejecimiento y la Vejez de Bogotá. Que la sociedad tienda a envejecerse no es en sí un problema, pero sí, las condiciones en las que se desarrolla dicho proceso demográfico, y qué tanto está Bogotá preparada para adaptarse a tales circunstancias.

Panorama socioeconómico desolador

27,3 por ciento de las personas mayores en Bogotá, o sea 314 040 personas se encuentran en condición de pobreza monetaria, es decir, que sus ingresos mensuales no superan los 396 864 pesos; y 10,9 por ciento de las personas mayores en Bogotá presentan peso inadecuado por deficiencias nutricionales.  Por otra parte, 71,74 por ciento de las personas mayores se encuentran en los estratos 0, 1, 2 y 3, lo que evidencia una alta concentración de personas mayores en barrios populares de Bogotá. Ahora bien, 39,88 por ciento de las personas mayores en Bogotá reciben una pensión, que, si bien es uno de los porcentajes más altos del país, deja entrever que una inmensa mayoría de las personas mayores tienen bajos ingresos, derivados del rebusque, de ayudas económicas principalmente familiares, de empleos precarios y malos pagos, y en el mejor de los casos de rentas económicas que proceden de arriendos o similares. 54,89 por ciento de las personas mayores en el año 2021 se dedicaban fundamentalmente a labores domésticas, de este porcentaje, 70 por ciento son mujeres.

Poco o nada para los mayores en el plan de Galán

De la compleja situación que viven las personas mayores en Bogotá, se esperarían respuestas al menos ambiciosas por parte de la Alcaldía Mayor de Bogotá. Sin embargo, como ya es costumbre por las élites de nuestro país, los viejos son de usar y tirar; después de las elecciones las personas mayores pasan a un segundo plano en el ámbito de las decisiones públicas. La población más fiel en los períodos electorales nuevamente es ninguneada en el Plan Distrital de Desarrollo, pues no hay planes o programas de envergadura que realmente busquen atender el proceso de envejecimiento demográfico y, menos, soluciones para la tragedia social que silenciosamente sufren las personas mayores en Bogotá.

Dentro de la propuesta de la alcaldía de Galán, sólo se menciona en propiedad a la población mayor en dos programas. Por un lado, el Programa 6 “Espacio público seguro e inclusivo”, en el cual se espera como meta “Coordinar 10 proyectos de bienestar ─salas de lactancia, baños públicos, u otros─ en espacios públicos, especialmente para la infancia, personas mayores y personas con discapacidad”. Frente a esta idea, no son claros sus alcances reales para la población mayor y no se explica con claridad qué es un “proyecto de bienestar” más allá de unos exiguos ejemplos.

Por otra parte, se mencionan a las personas mayores en el Programa 14 “Bogotá cuida a su gente”, donde establece la meta de “Atender a 161.000 personas mayores en los servicios sociales con transferencias, servicios en unidades operativas y extramurales”. Frente a esta meta, hay que decir que se trata de un incremento en el nivel de atención muy leve respecto a los resultados de la administración anterior ─153 734 personas mayores─ y desconoce los pendientes que dejó Claudia López frente al incremento del Apoyo Económico que reciben las personas mayores, que debía elevarse al final de la administración anterior a 200 000 pesos y hoy continúa en 130 000 pesos, cifra que no se compadece con el elevado costo de vida en la capital.

La propuesta de PDD ignora la Convención Interamericana Sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores ─Ley 2055 de 2020─, la cual constituye el avance más importante en el reconocimiento de derechos para esta población a nivel regional y que no puede dejarse pasar en el ámbito de las políticas sociales. Igualmente, no menciona la Ley 2040 del 2020, que promueve desde el sector público y privado el derecho al trabajo de las personas mayores en condiciones dignas, entendiendo que gran parte de la población mayor en Bogotá vive en una grave situación de vulnerabilidad socioeconómica, obteniendo ingresos en la denominada economía informal.

Violencias contra las personas mayores sin respuestas

Otra preocupante situación, que el plan de Galán desconoce, tiene que ver con las elevadas cifras de violencia contra las personas mayores en Bogotá, 528 casos de violencia intrafamiliar reportados contra personas mayores en Comisarías de Familia y 1979 casos reportados en el observatorio de la Secretaría Distrital de Salud, solo en el año 2022; asimismo, 239 abandonos de 2020 al 2022 en centros hospitalarios y 181 reportados en Comisarías de Familia en el mismo período, que son una expresión infame de los niveles de violencia que enfrentan las personas mayores, problemática de la cual se desconocen sus verdaderas dimensiones si se tiene en cuenta el subregistro existente frente a casos de violencias en las familias.

Ante este delicado escenario que nos afecta a todos y todas sin importar nuestra edad, solo nos queda respaldar vigorosamente en las calles la Reforma pensional; sería extraordinario que la propuesta del Gobierno nacional logre apaciguar los padecimientos que enfrentan la mayoría de los viejos y las viejas en Bogotá, y en el país.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments