Triunfo neoliberal en Costa Rica

0
306
José María Figueres, candidato presidencial por partido Liberación Nacional, expresidente de Costa Rica 1994-1998, y Rodrigo Chaves Robles, del partido Progreso Social Democrático y exministro de Hacienda 2019–2020. Foto Prensa Latina

Gobernarán los mismos con las mismas políticas neoliberales y proimperialistas

José Ramón Llanos

Para que el lector tenga una cabal comprensión del contexto en que se desarrollan la acción política y gubernamental en Costa Rica, mencionarán la superficie, los habitantes y algunos momentos importantes de la historia ocurridos en el siglo XX en ese país.

Costa Rica tiene una población de 5.213.362 habitantes, ocupa la posición 119 del total de los 196 países del mundo; tiene una densidad de población de 100 habitantes por kilómetro cuadrado. La superficie de Costa Rica es de 51.179 km2; políticamente está dividido en 7 provincias. Junto con Cuba tiene la más alta esperanza de vida, 81 años. El actual gobierno lo constituyen Carlos Alvarado Quesada y el primer vicepresidente es Epsy Campbell Barr y el segundo Marvin Rodríguez Cordero. La Asamblea legislativo de Costa Rica consta de 57 miembros.

El país ha dado ejemplo de convivencia a toda América y el mundo su último conflicto armado ocurrió en 1948. A raíz de esa guerra civil los sectores progresistas encabezados por los comunistas, que en ese momento se agrupaban en el llamado Partido Popular, lograron que se eliminará el ejército. Esta reforma se introdujo en la Constitución de 1949. El dinero ahorrado por esa reforma fue trasladado al presupuesto de educación y salud.

Consecuencias de la eliminación del ejército

La eliminación del ejército fue tan positiva que hasta el momento no habido ningún otro conflicto armado, mientras que en el resto de América se produjeron 100 intentos de golpes de estado, 26 episodios de violencia internacional, 138 hechos de violencia política y civil y 42 eventos de violencia étnica hasta el 2020, según el Observatorio del Desarrollo de la Universidad de Costa Rica.

Según el mismo estudio, esa reforma tuvo positiva incidencia en los niveles de educación y de la atención en salud del pueblo costarricense y en el crecimiento económico del país. En cuanto a la economía se logró que el tiempo requerido para duplicar su PIB pasara de 49 a 30 años. El gasto en la infraestructura a partir del año 40 empezó a reducirse, pero en el 49 dio un salto ubicándose en el 13,8 del gasto público.

También se aumentó significativamente la inversión en educación que ya en el año de 1969 se ubicaba en el 35 por ciento y la inversión en salud en el 29 por ciento del gasto público. Estas inversiones en el sector educación y salud explican el buen servicio de este sector de que disponen los costarricenses y su alto nivel de educación.

Baja natalidad de Costa Rica

Para que el lector comprenda mejor la problemática que afrontaría quien salga elegido como presidente del país y las tareas que debería desarrollar la asamblea legislativa frente a estos problemas hacemos referencia a una cuestión acuciante de la nación centroamericana, la baja natalidad y sus consecuencias. Debido a la baja natalidad se han ido reduciendo los niños en edad escolar y por tanto el número de escolares. Por esa razón Costa Rica es el único país de América Latina que está reduciendo las escuelas. El año pasado en la escuela primaria se matricularon 30.000 niños menos que en el año 2010, por esa razón se cerraron 100 escuelas entre el 2010 y el 2021.

No obstante, la reducción de las escuelas el presupuesto del Ministerio de Educación se ha duplicado, con lo cual el país se convierte en el que tiene el promedio más alto entre todos los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico OCDE.

Descontento con el actual presidente

La gestión del actual presidente ha sido tan desastrosa que el candidato de su partido en las elecciones obtuvo menos del cuatro por ciento del total de la votación. El descontento ante esta gestión es no solo del pueblo y la clase media, sino también del empresariado, por esa razón este gremio ya le hizo llegar un petitorio a Figueres y a Chaves señalando los problemas que deben ser resueltos por ellos cuando sean elegidos.

Tanto la Unión Costarricense de Cámara y Asociaciones del Sector Empresarial Privado en la carta dirigida a los candidatos finalistas, entre líneas, hicieron criticas al actual gobierno, hablaron del desorden de las finanzas públicas, que había extremado la desigualdad y la pobreza. Les pidieron a los candidatos que deben “provocar los cambios que permitan la reactivación económica y el combate a la desigualdad y la pobreza”.

Los sufragios del domingo

El domingo 6 del presente se realizaron la elecciones presidenciales y parlamentarias en Costa Rica, por primera vez se presentaron un alto número de candidatos, 25. El potencial de electores es de 3.500.000 registrados, los cuales elegirán presidente de la República, dos vicepresidentes y 57 diputados de la Asamblea Legislativa. Las encuestas dicen que un 33 por ciento de los consultados no saben si votarán.

Las encuestas también dicen que del total de 25 candidatos a la presidencia más del 80 por ciento de ellos no obtendrán ni el 3 por ciento de los sufragios. Solo cuatro obtendrían más del 10 por ciento; según los analistas ninguno de los seis candidatos tiene posibilidades de obtener el 40 por ciento necesario para resultar electo, lo cual significa que habrá una segunda vuelta que se realizaría el 3 de abril.

Los resultados de las elecciones

Escrutado el 88,2 por ciento de los votos depositados en las urnas, pasan a la segunda vuelta el 3 de abril, José María Figueres, quien ya gobernó el país; y Rodrigo Chaves Robles, exministro de Hacienda, que obtuvieron respectivamente 27,26 y 16,70 por ciento, los votos obtenidos por el primero 497.966 y el segundo 305.157. Estos candidatos representan al Partido Liberación Nacional, y al Partido Progreso Social Democrático.

En el tercer lugar quedó Fabricio Alvarado del partido Nueva República quien logró el 14,82 por ciento de los votos escrutados. Lineth Saborio candidata de la Unidad Social Cristiana sacó 12,36 por ciento; Eliecer Feinzaig miembro del partido Liberal Progresista 12,33 por ciento y José María Villarta del Frente Amplio obtuvo 8,70 por ciento.

Los otros candidatos obtuvieron menos del uno por ciento. El 48 por ciento de los votos válidos los obtuvieron candidatos distintos a los dos finalistas.

Los resultados de la Asamblea se pueden ver en el cuadro anexo. es de resaltar que cuatro partidos quedaron por fuera de la Asamblea. Del total de los 57 asambleístas 27 son mujeres que representan el 47,37.

La búsqueda de aliados

Tanto José María Figueres como Rodrigo Chaves Robles tan pronto conocieron los resultados de las elecciones empezaron a buscar aliados que les permitan obtener la victoria el 3 de abril, fecha de la segunda vuelta. El primero en su discurso felicitando a los integrantes de su partido por el triunfo también tuvo palabras llamando a los candidatos derrotados a que se unieran a su causa. “En Liberación Nacional, manifestó, tienen las puestas abiertas todas las otras opciones políticas por que queremos contar con ustedes para que nos ayuden a reformar este país que tanto queremos”.

También Chaves Robles en el primer discurso después de conocerse como participante para obtener la presidencia en la segunda vuelta, recabó el apoyo de los otros partidos políticos, en búsqueda del apoyo de los votantes distintos a los de su partido expresó “Vamos a dejar atrás los refuegos, el conflicto, la confrontación estéril y les ruego a todos que nos aboquemos a crear los consensos para reorientar el rumbo del país. En nuestras tiendas serán bienvenidos quienes compartan eses objetivo”.