sábado, junio 22, 2024
InicioEdición impresaTres retos para Asdecol

Tres retos para Asdecol

El principal sindicato de funcionarios de la Contraloría realizó su asamblea nacional de delegados, eligió nueva dirección y planteó líneas de trabajo. “Las contralorías deben ser entes técnicos y no políticos”

Blanca Ramírez.
Blanca Ramírez.

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

La paz y el proceso de La Habana fueron algunos de los temas de mayor interés en las discusiones de los delegados de la Asociación Sindical de Trabajadores de los Órganos de Control de Colombia (Asdecol), en su asamblea nacional realizada a finales del pasado mes, en Pereira.

También analizaron los problemas de la Contraloría General de la República y sus trabajadores, y como sindicato decidieron hacer parte del Frente Amplio por la Paz.

En la elección de la nueva dirección nacional escogieron como presidenta a Blanca Ramírez, socióloga con una especialización en control fiscal, quien desde hace 19 años trabaja en auditorías en la Dirección Operativa de Control Municipal, de la Contraloría de Cundinamarca.

Asdecol es la organización más grande y más antigua de funcionarios de la Contraloría, con presencia en la mayoría de las sedes departamentales, distritales y municipales. Cuenta con 7.100 afiliados: cuatro mil en el ámbito nacional y tres mil de las seccionales.

Sobre las formas de contratación, Blanca Ramírez explica que en las contralorías territoriales no pueden haber contratos de prestación de servicios, aunque en la General los trabajadores tienen una planta temporal que va hasta el 31 de diciembre, algunos con contrato de prestación de servicios.

Según la nueva presidenta de Asdecol, la organización debe enfrentar tres retos en el próximo periodo: conquistar la contratación colectiva o acuerdos laborales como el de la Contraloría General y presentar pliegos en las de Cundinamarca, Valle del Cauca, Cali y Tolima, entre otras. Para lo cual deben unificar las peticiones de los diferentes sindicatos.

Enfrentar la amenaza de eliminación de las contralorías territoriales, iniciada con el referendo de Álvaro Uribe, y a las que les hicieron un gran recorte de presupuesto. “Ahora el contralor Edgardo Maya dijo en la revista Semana que las contralorías territoriales debían acabarse por ser un nido de corrupción. Hablamos con él y se retractó. Dijo que no había querido decir eso, que había que buscar fórmulas. De hecho en el proyecto que cursa en el equilibrio de la mesa no las elimina pero por nuestra pelea e insistencia incluyen el cambio en la forma de elección de los contralores, para que sea por concurso de méritos. Entonces el segundo reto es la defensa del control fiscal en manos del Estado.”

El tercero es la lucha contra la corrupción. “Desde el sindicato se debe luchar contra eso, le damos un gran impulso. De allí la necesidad de empezar a suprimir tanta politiquería en el nombramiento de los contralores, que llegan amarrados, con compromisos, que no pueden ejercer con libertad su labor. Las contralorías se convierten en entes más políticos que técnicos. Nuestra pelea es para que sean eminentemente técnicos y autónomos para ejercer su labor”.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula