Se inauguró calle Mario Upegui en Bogotá: “Nunca se alejó de la base popular”

0
615

mariupegui

por Aradia

El domingo 2 de diciembre durante varias horas se llevó a cabo la inauguración de la calle Mario Upegui, en homenaje a la vida y lucha de este líder social y político de la Unión Patriótica, quien falleció apenas hace pocos meses. El evento fue planeado por el comité organizador de los 50 años del barrio Policarpa Salavarrieta de la ciudad de Bogotá, y contó con la participación de vecinos del sector y amigos del desaparecido líder.

Perfil de un hombre del pueblo

Mario Upegui Hurtado fue un incansable luchador popular, proveniente de una familia humilde de campesinos, de Montenegro (Quindío), motivo por el cual creció muy cerca de las necesidades de los campesinos y fue testigo de las dificultades del sector rural, así como de sus desplazamientos por falta de vivienda. Durante su juventud se incorporó a las filas del Partido Comunista Colombiano, del que fue militante hasta sus últimos días.

Mario Upegui Hurtado se distinguió por nunca “alejarse de la base popular” (como dijo una de las habitantes del Pola), lo cual le permitió ser concejal de la capital de la República por 20 años, siempre en representación de su gente: los desplazados, destechados y perseguidos.

Fue presidente y sobreviviente de la Unión Patriótica y durante su existencia denunció los asesinatos de sus compañeros de batalla y exigió justicia y reparación ante este caso.

Pese a las amenazas, persecuciones y detenciones arbitrarias, Upegui nunca renunció a su proyecto político y mantuvo por encima sus ideales sociales de una Colombia incluyente.

En el año de 1961, al lado de cientos de líderes sociales y populares se dio a la tarea de crear la Central Nacional Provivienda (Cenaprov), tarea que se desarrolló con el respaldo del PCC. Gracias a esta acción hoy existen al menos 200 barrios ganados con verdadero esfuerzo, ya que se tuvo que enfrentar a la Fuerza Pública y a viejas estrategias políticas.

El barrio Policarpa Salavarrieta es un digno ejemplo de estas luchas en las cuales Mario Upegui estará presente, aun para las futuras generaciones, ya que el sector fue considerado como una zona no propicia para construir viviendas. Sin embargo, la necesidad de la gente y una buena guía política hicieron que la población desplazada invadiera los terrenos y consiguiera, en medio de una brutal represión, su derecho a la vivienda.

Debido a su trabajo de tantos años y la representación que él hizo de los sectores populares, hoy el Pola tiene la calle Mario Upegui Hurtado, ubicada en la calle 3 sur entre carreras 10 y 21, en cumplimiento del acuerdo 157 de 2012, aprobado por el concejo de Bogotá.