Putin y Europa perdieron la guerra

0
322
Armas norteamericanas en manos del ejército norteamericano. Foto Prensa Latina

No hay hoy ningún país de la Unión Europea que no esté de acuerdo con la consolidación de la OTAN. Suecia y Finlandia han expresado su derecho a pedir ingreso

José Ramón Llanos

Lamentablemente ni el haber descubierto las acciones terroristas de la OTAN en toda Europa llevaron a los Estados Unidos a excluir el terror como instrumento para seguir ampliando y consolidando su influencia geopolítica a nivel mundial. Los hechos ocurridos en el transcurso del presente siglo, así lo demuestran.

Igual aconteció con la participación de la OTAN en la guerra de la antigua Yugoslavia. Aún después de la caída del socialismo en Europa los Estados Unidos siguieron utilizando a la OTAN como un instrumento de su expansionismo en Europa.

En una intervención el 30 de marzo de 2022 de Noam Chomsky destaca que los Estados Unidos presionaron a Ucrania para que entrara a la OTAN como consta en un documento dirigido a este país en septiembre de 2021. En esas declaraciones Chomsky reitera que en 1998 efectivamente George Bush y su secretario de Estado James Baker se comprometieron con Gorbachov a no ampliar la OTAN hacia el este de Europa.

Esta promesa se encuentra en el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en un documento en donde el secretario Baker le dice a Gorbachov: “Ni el Presidente ni yo tenemos la intención de sacar rédito unilateral de estos acontecimientos”. Además, agrega: “Que los estadounidenses han comprendido que no solo es importante para la Unión Soviética sino también para otros países europeos que se garantice que si los Estados Unidos mantienen su presencia en Alemania en el marco de la OTAN. La OTAN no se extenderá al este ni una pulgada más”.

Otra vez vemos que los compromisos adquiridos por los Estados Unidos aún mediante documentos, ni aun así los respetan si en algún momento se convierten en un obstáculo para su política expansionista. Y mucho menos, si como en este caso, pueden derivar ventajas económicas significativas.

Mayor autonomía de Europa ante la OTAN

La Unión Europea que por algunas movidas de los Estados Unidos en septiembre de 2021 para reposicionarse ventajosamente en el Pacífico hicieron un acuerdo con Australia que lesionó económicamente a Francia.  Entonces el presidente Macron no solo expresó su desacuerdo con esta acción norteamericana, sino que empezó a mover otra vez la propuesta de que Europa debería construir una alianza militar autónoma y menos dependiente de la OTAN.

En ese momento algunos intelectuales estaban reviviendo la propuesta de Charles de Gaulle y de Willy Brand en el sentido de crear una Europa sin alianzas militares que se convertiría en una “tercera potencia”, un actor independiente en asuntos mundiales. Lo cual efectivamente, le daría autonomía en cuanto a política exterior frente a Estados Unidos.

La canciller alemana Ángela Merkel apoyó esa propuesta de Macron que desarrollaría una autónoma política exterior y un esquema de defensa común que apoyaría la integración y consolidaría la seguridad continental sin depender tanto de la OTAN y de Estados Unidos.

Ante la posibilidad de realizar ese proyecto que debilitaría la influencia y dependencia del viejo mundo de Estados Unidos, Donald Trump, entonces presidente de este país, trató de sabotear ese proyecto con un pugnaz Twitter dirigido a Emmanuel Macron recordándole que siempre Alemania ha sido enemigo de Francia.

Ante este Twitter saboteador de Trump la canciller teutona comentó: “Ahora deberíamos seguir trabajando en la visión de tener un día un auténtico ejército europeo”.  Y concluyó “Eso demostrará al mundo que una guerra entre países europeos nunca más será posible”. Ese proyecto al momento de la invasión estaba avanzando, pero esta lo congeló, se considera que por mucho tiempo.

USA ya ganó la guerra

Sin enviar ni un soldado norteamericano, pero si enviando armas a uno de los contendientes, Ucrania, y a otros países que pertenecieron al campo socialista como Polonia, Rumania, y Hungría los Estados Unidos han obtenido una victoria de esta guerra. Como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania los Estados Unidos aumentaron su manipulación a Europa a través de la OTAN.

No hay hoy ningún país de la Unión Europea que no esté de acuerdo con la consolidación de la OTAN, más aún dos países del extremo norte que no eran partidarios de ingresar a esta alianza, ahora solicitaron formalmente su ingreso. Por otra parte, Alemania que durante mucho tiempo se aferró a tener un presupuesto de guerra sin incrementarlo durante mucho tiempo ahora acaba aumentarlo hasta un 2 por ciento del PIB, incremento que no había hecho en los últimos 15 años no obstante la permanente presión de USA.

Los beneficios políticos de Biden

Además, en otro asunto también salen victoriosos los Estados Unidos, especialmente el presidente Biden y el Partido Demócrata. Como todos sabemos ante el riesgo de una guerra las poblaciones de un país implicado en esta situación exacerba su nacionalismo y tiende a apoyar al partido en el poder, es una táctica para propiciar la unidad de la población necesaria para afrontar los avatares del conflicto. Como consecuencia de esta tendencia emocional el presidente Joe Biden que tenía menguado su índice de reconocimiento y favorabilidad recuperó el porcentaje perdido.

Por otra parte, debemos tener en cuenta que este año una parte del Senado de la República será renovado mediante elecciones, actualmente los demócratas tienen una mayoría de un voto, el de la vicepresidenta Kamala Harris. En las condiciones actuales tienen más posibilidades los demócratas de mantener y aún aumentar su ventaja en el Senado frente a los Republicanos lo cual sería una secuela del conflicto ruso-ucranio.

Estados Unidos están exagerando los hechos violatorios de la guerra cometidos por los militares rusos utilizando su capacidad de manipular los medios de todo el mundo puestos a su servicio. En esa forma el gran violador de los derechos humanos en todo el mundo busca aparecer como el paladín que los defiende.

Gana la industria de guerra

Joe Biden es doblemente ganador porque con el conflicto bélico de Europa se benefician los industriales de las armas que como se sabe de las 10 grandes fabricantes de productos bélicos seis son estadounidenses. Ténganse en cuenta, además, que según el último informe de The Statista.es las ventas mundiales de armas alcanzaron los 531 mil millones de dólares de los cuales el 54 por ciento lo obtienen las empresas norteamericanas.  Además, antes de esta guerra las 41 empresas estadounidenses aumentaron sus ingresos anuales en un 2 por ciento, lógicamente al final de este año esos ingresos aumentarán aún más.

Con ocasión de la invasión de Rusia a Ucrania Biden ha enviado armas sofisticadas en gran cantidad a Ucrania, estas ventas estimulan el crecimiento económico de los Estados Unidos lo cual aumenta la favorabilidad del Partido Demócrata con vista a las elecciones senatoriales de este año.

Finalmente destacamos que resultaron altamente beneficiados los cuasi dictadores de Polonia y Hungría que estaban siendo cuestionados por la Unión Europea y por los Estados Unidos. Algunos miembros de la UE incluso hablaban de expulsarlos por su persecución y denegación de derechos a los LGBTIQ. Ahora USA y Europa elogian y le rinden pleitesía y los exaltan como ejemplares. He ahí la doble moral del imperialismo estadounidense y del viejo mundo.