lunes, abril 15, 2024
InicioOpiniónEditorialProceso constituyente y movilización de masas

Proceso constituyente y movilización de masas

Editorial VOZ 3214

El presidente Gustavo Petro alborotó el avispero con su discurso en Puerto Resistencia en Cali. Se debe analizar el conjunto de la estructura y el hilo de su discurso, no una frase aislada y sacada de contexto y, además, adobada con las visiones desde muchos y diversos lados.

La variopinta oposición entró en un negacionismo casi automático, la Constituyente propuesta la consideraron un despropósito y una incoherencia del presidente. El uribismo no perdió el tiempo y la relacionó con una supuesta intención de reelección. Todas las visiones enmarcadas en una incomprensión del espíritu de la propuesta cayeron en su propia trampa: creyeron que la propuesta hecha pretendía emular y copiar a la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 que, aunque no fue una constituyente revolucionaria, permitió algunos avances importantes, sin embargo, treinta y tres años después, aun quieren tumbarla.

El discurso tiene un conjunto de ideas cimentadas sobre tres pilares: movilización popular, organización social y popular y poder constituyente. La propuesta no surge de un ejercicio academicista ni traída de los cabellos, sino que tiene fundamento en la actual realidad del país, de un momento histórico donde el pueblo ha tomado la decisión política de impulsar un cambio y unas reformas, ha profundizado su capacidad de lucha y no está dispuesto a arrodillarse ante los poderes que lo han excluido durante siglos.

Más allá del debate sobre las posibilidades constitucionales y legales para una nueva constituyente, más allá de la controversia sobre mayorías en el Congreso, de correlación de fuerzas y de consensos entre poderes, el discurso pronunciado en Cali fue una acción comunicativa, un llamado que convoca a elevar el poder político de las y los ciudadanos, a la reafirmación de un Pacto entre el gobernante y el poder constituyente, es decir, el pueblo para cambiar las realidades que lo afectan.

¿De qué se trata entonces? Las organizaciones sociales y los sectores que están comprometidos con el cambio han entendido muy bien la propuesta. Se trata de activar y profundizar un proceso constituyente, de acción y movilización de masas y de organización social y popular, lograr el máximo nivel de lucha, explorando nuevas dimensiones del poder popular como sustancia de una democracia avanzada.

El poder constituyente se hace incidente y capaz de transformar cuando se expresa en la acción y la movilización de masas, cuando se articula y orienta hacia una perspectiva de acción política y social. Las fuerzas de izquierda, el progresismo y los sectores de pensamiento avanzado, tienen una oportunidad de alimentar y potenciar este poder constituyente en perspectiva del 9 de abril y el primero de mayo, escenarios en los que se expresará la contundencia transformadora de este poder.

Poner en acción un poder popular y constituyente, supera cualquier constitucionalismo, cualquier formalidad de ley. Es el poder desde abajo actuando como constituyente primario y soberano, actuando como sustancia real del cambio y las reformas. No es la constituyente formal la que crea las condiciones para el cambio, es el pueblo que crea las condiciones para que su poder constituyente se despliegue y produzca cambios.

Si el Congreso no permite las reformas, el afectado es el pueblo; Petro será obligado a gobernar con las masas movilizadas en las calles y organizadas en coordinadoras municipales de fuerzas populares. El objetivo es garantizar la vida, la paz y los derechos.

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments