Poesía en la Universidad del Tolima por los Diálogos de La Habana

0
343
De izquierda a derecha: Édison Peralta González, Carlos Arturo Gamboa y Julio César Arciniegas Moscoso. Foto Nelosi

Nelson Lombana Silva

Anoche se realizó en el parque Ducuara de la Universidad de Tolima un recital en homenaje a la paz con justicia social y a los diálogos que se vienen desarrollando en la isla de la libertad, Cuba, entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP) y el gobierno nacional que preside el señor Juan Manuel Santos Calderón.

De izquierda a derecha: Édison Peralta González, Carlos Arturo Gamboa y Julio César Arciniegas Moscoso. Foto Nelosi
De izquierda a derecha: Édison Peralta González, Carlos Arturo Gamboa y Julio César Arciniegas Moscoso. Foto Nelosi

Participaron poetas de la talla de Julio César Arciniegas Moscoso, quien ha escrito hasta el momento seis libros, ha viajado por España, Argentina, Perú, la República Bolivariana de Venezuela, entre otros países. Además, se ha presentado en el encuentro mundial de poesía que se desarrolla en Medellín. Es premio nacional de poesía “Porfirio Barba Jacob”, poesía profundamente comprometida con la lucha de clases, como él mismo lo señaló anoche al comenzar el recital.

Alternando con este poeta natural del municipio Rovira (Tolima), se presentaron Carlos Arturo Gamboa, profesor universitario, ha publicado hasta ahora dos libros: “Sueño imperfecto” y “La rendija de los tiempos”. Es además, investigador de literatura. Édison Peralta González, sobreviviente de la cruda violencia de los 50, participante de Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC), autodidacta, partidario de la lucha obrera y campesina, y comunista revolucionario.

Cada uno de ellos tuvo tiempo para leer parte de su creación poética y así agradar el auditorio integrado principalmente por estudiantes universitarios, personalidades amantes de la poesía, el arte y los derechos humanos. El evento estuvo organizado por la Corporación Pueblos.

“El poeta tiene su material intrínseco en el dolor, en el hambre de su pueblo. Por lo tanto, es un portavoz que huye con su tiempo. En mi poesía van a encontrar inmersa la lucha de clases, es el trasfondo que agrede en dura lucha contra las palabras, contra lo establecido”, señaló el poeta Julio César Arciniegas Moscoso.

Sobre la campaña mundial por los diálogos de La Habana (Cuba), iniciativa del gobierno irlandés, el compañero Eduardo Arroyo señaló: “La campaña poética mundial por la paz de Colombia, que en un principio iba a desarrollarse durante los días del mes de mayo, coordinada por el movimiento poético mundial Mi Palabra en el Mundo, amplió sus posibilidades y se extendió hasta finales del mes de mayo y parte del mes de junio, celebrando a lo menos en 210 actividades en 120 ciudades de 63 países, para respaldar ante un amplio público la obligatoriedad de un acuerdo político que ponga fin a la dura guerra en Colombia entre el Estado y las guerrillas de las FARC”.

“Los delegados de las FARC en La Habana saludaron el 9 de mayo la acción poética mundial catalogándola como el compromiso de la humanidad progresista con los altos objetivos de una paz duradera para todos los pueblos del mundo”.

“La participación de cientos de poetas en todo el mundo, en un inmenso abrazo al pueblo colombiano, abraza el horizonte de la solidaridad mundial con los diálogos de paz”, dijo Eduardo Arroyo.

Por su parte, directivo de la Corporación Pueblos, Marco Aurelio Prieto Aristizábal, señaló que: “La guerra es originada en el hambre y las desigualdades. Sabemos que somos sencillos, pero no simples, tenemos la gran complejidad de la humanidad, que se piensa la humanidad. Sabemos que hay una debilidad fortísima, pero no es una poquedad, porque acá hay un ser y un espíritu y nuestro origen sigue siendo el universo”.

El respaldo a los diálogos de La Habana (Cuba) crece a pesar de la incomunicación y tergiversación de los medios masivos de comunicación. Los deseos de paz con justicia social son más poderosos en todo el territorio colombiano que las embestidas de la derecha contra el proceso de paz.