Petro: “Cuba no es un país terrorista”

0
219
Los acercamientos entre los cancilleres de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla (izquierda) y de Colombia, Álvaro Leyva Durán, muestran un buen momento en las relaciones entre los dos países

“Vemos con preocupación que un país que ha sido garante de los acuerdos de paz en Colombia durante años, haya sido denominado país patrocinador del terrorismo por el Gobierno de los Estados Unidos”, dice a su vez un grupo de parlamentarios colombianos

El presidente colombiano Gustavo Petro hizo una declaración el pasado 23 de septiembre, indicando claramente que el gobierno cubano no es ni ha sido auspiciador del terrorismo, acusación que le hicieron el gobierno anterior de Iván Duque y la administración de Donald Trump, a raíz de la acogida que brindó a una delegación del ELN en su papel de mediador en las conversaciones de paz con esa organización insurgente. Petro señaló que “lo único que hizo Cuba fue ofrecer un espacio para que hubiera finiquitado un proceso de paz”.

El mandatario colombiano pidió en consecuencia al gobierno de Estados Unidos que retire a Cuba de la lista de países auspiciadores del terrorismo mientras calificó la inclusión como “una injusticia internacional”.

El mandatario denunció que la nación antillana fue incluida en la lista tras la manipulación del gobierno de Iván Duque por el ofrecimiento de La Habana de acoger el diálogo entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las autoridades colombianas.

Entrampamiento de Duque y Trump

En este sentido, Petro afirmó que “cuando el gobierno de Duque decidió sabotear el proceso de paz hecho por Santos, en tiempos del gobierno de Donald Trump, le cobraron a Cuba el hecho de que se hubiera ofrecido para ser sede de las negociaciones y lo metieron en ese listado”. El gobernante colombiano pidió a la Casa Blanca que “cese esa injusticia cometida entre el gobierno de Duque y Trump, porque lo único que hizo Cuba fue ofrecer un espacio para que hubiera finiquitado un proceso de paz”.

Las declaraciones de Petro se produjeron a propósito de una carta que 80 parlamentarios colombianos, en su mayoría del Pacto Histórico habían dirigido a la vicepresidenta Kamala Harris, a la presidenta de las Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y al presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Csaba Korösi, donde se solicita al gobierno de Joe Biden que retire a Cuba de la lista de países auspiciadores del terrorismo.

La sanción atenta contra la Paz Total

Dice la carta de los congresistas colombianos: “América Latina y el Caribe constituyen para Colombia el espacio natural de integración económica y política, tenemos unos lazos históricos en común, una pertenencia geográfica, una comunidad étnica y cultural que nos identifican. Es fundamental aprovechar todos los espacios y mecanismos para la cooperación con el fin de alcanzar una inserción a la comunidad internacional con condiciones como bloque unido, en función del progreso y la paz para la región.

“Uno de los pilares de gobierno del presidente Gustavo Petro es la consolidación de la Paz Total para Colombia. En este sentido, vemos con preocupación que un país que ha sido garante de los acuerdos de paz en Colombia durante años, haya sido denominado país patrocinador del terrorismo por el Gobierno de los Estados Unidos. Los argumentos que se usaron para tal designación, no se sostienen y así lo ha reiterado el actual Gobierno de Colombia.

“La inclusión de Cuba en la «lista de países patrocinadores del terrorismo internacional       -dice el documento-, ha derivado en la clausura de cualquier posibilidad de financiamiento en el mercado mundial, acrecentando las carencias y dificultades de acceso de la sociedad cubana a recursos básicos. Este injusto señalamiento no solo atenta contra los derechos humanos del pueblo cubano, sino que amenaza al mismo tiempo las aspiraciones de Paz Total de nuestro país”.