domingo, junio 23, 2024
InicioEconomíaPerspectivas económicas para el cierre de 2023

Perspectivas económicas para el cierre de 2023

Los logros macroeconómicos del último año son el equilibrio en la balanza de pagos, la reducción del déficit fiscal y la contención de la inflación. El empleo sigue a la baja, aun en condiciones de decrecimiento. Todo apunta a que el crecimiento del PIB será de dos puntos porcentuales

Carolina Castro
@carolinacaxtro

Durante el primer año de gobierno del presidente Gustavo Petro se han evidenciado avances en términos de recuperación económica. Para el primer trimestre del 2023 la economía creció 3%; el peso logró estabilizarse y se fortaleció frente al dólar; aumentó el precio del petróleo lo cual produce utilidades a Ecopetrol y regalías al país, entre otros.

El fortalecimiento del peso frente al dólar trae como efecto una mayor rentabilidad de las exportaciones y abarata las importaciones, teniendo así un impacto sobre la balanza comercial colombiana, de tal forma que en agosto de 2023 se registró un déficit de 1.061,2 millones de dólares frente a agosto de 2022 donde hubo un déficit de 2.361,7 millones de dólares, presentándose una notable mejoría de este indicador con respecto al año anterior.

Indicadores

En cuanto a la inflación, para septiembre del 2023 se situó en 0,54%, inferior en 0,39% a la registrada el mismo mes en 2022 (0,93%), a causa principalmente a la desaceleración del aumento del precio de la canasta alimentaria, teniendo en cuenta que los alimentos constituyen el renglón que más pesa en los gastos de los hogares colombianos.

El mercado laboral para el mes de agosto de 2023 presenta mejoras también con respecto al año anterior, la tasa de desocupación del total nacional fue 9,3%, disminuyendo 1,4% respecto al mismo mes de 2022 (10,6%).

Tasa global de participación, ocupación y desocupación Total nacional Agosto (2015 – 2023). Fuente Dane, Geih

La tasa global de participación se ubicó en 64,4%, lo que significó un aumento de 1,0% frente a agosto de 2022 (63,5%) y la tasa de ocupación fue 58,5% aumentando 1,7% respecto al mismo mes de 2022 (56,7%), en la cual se ubica un total de 23.161.000 personas ocupadas de las cuales 3.931.000 se desarrollan actividades de comercio y reparación de vehículos, 3.313.000 personas están en actividades de agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca y 2.953.000 en administración pública y defensa, educación y atención de la salud humana, entre otras (Gráfico 1).

En cuanto a las brechas de género, es importante resaltar que estas aún persisten y se continúa trabajando para cerrarlas, es así que para el trimestre móvil comprendido entre junio – agosto 2023 la tasa de desocupación para las mujeres a nivel nacional fue de 11,7% y para los hombres de 7,7%, lo que representa aun una brecha del 4%.

En lo relacionado con la producción industrial, en agosto de 2023 se registró una variación negativa del 4.6% frente a agosto de 2022. Principalmente la industria manufacturera presentó un cambio a la baja de 8,6% y en contraste, los sectores que presentaron números alentadores fueron: explotación de minas y canteras de 3,1%; suministro de electricidad y gas de 3,6% y captación; tratamiento y distribución de agua de 3,7%.

El problema de los combustibles

Sobre el ajuste del precio de la gasolina que el Gobierno nacional ha venido implementando de manera gradual un aumento de 600 pesos mensuales, resolviendo el déficit en el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles, Fepc, que venía produciendo multimillonarias pérdidas para las finanzas públicas, en especial para Ecopetrol.

También se corrige una dinámica económica negativa, porque este subsidio a los combustibles sale del Presupuesto General de la Nación captando recursos que bien podrían destinarse a la inversión social (salud, educación, vías terciarias, etc.).

Esta situación ha derivado en malestar, críticas y controversia, siendo el caballito de batalla de la oposición, insinuando que esta medida fue arbitraria por parte del Gobierno, pretendiendo que el Estado asuma recursos que anteriores administraciones no incluyeron en las respectivas vigencias, lo cual   puso en riesgo la capacidad de hacer inversiones para explorar y refinar petróleo.

En ese sentido, vale la pena mencionar que desde tiempo atrás Colombia importa gasolina desde Estados Unidos, por causa de no haber hecho las inversiones necesarias para ampliar la capacidad de las refinerías de Cartagena y Barrancabermeja.

En general, pese al estable y en algunos casos buen comportamiento económico durante el 2023, hay que decir que este impulso y mejoramiento de la economía sufrirá un estancamiento inevitable a final de año.

En efecto, el crecimiento del segundo trimestre fue de solo 0,3%, presentándose ya una significativa contracción en ramas de la producción como la industria con -4%; la construcción con -3,7%; el comercio con -3,2%, y la agricultura con -1,4%. Los sectores que presentaron buen comportamiento fueron el financiero que creció 12,7%, y la minería 3,8%.

Una de las medidas que pueden contribuir a impulsar el crecimiento es el recién aprobado Presupuesto de 2023 y la segunda, ampliar aún más el gasto público que creció 4,5% en el segundo semestre de este año, pero aún insuficiente para subsanar la baja actividad económica del sector privado, para que surta un efecto contundente en la producción, es decir, que impacte en el crecimiento económico.

Tasas de interés

Otra medida importante para recuperar el crecimiento es la necesaria reducción de las tasas de interés por parte Banco de la República para que el sector financiero oferte créditos de más fácil cumplimiento acorde a la capacidad de pago de la ciudadanía colombiana. Pero también para que la pequeña y mediana empresa se vean incentivadas a ampliar la mano de obra ocupada, para poder así, adquirir materia prima, insumos, etc., de tal forma que surte un efecto positivo en cadena.

Las perspectivas del crecimiento para el cierre de 2023 son bastante bajas, pues entre otros, aún se requiere de una mayor reducción de la inflación y las tasas de interés que afectan directamente el consumo de las y los colombianos.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula