Partido Comunista plantea voto en blanco en Cartagena

0
315

Libardo Muñoz

El Partido Comunista de Cartagena produjo hoy una declaración en la que propone el voto en blanco para las elecciones atípicas de alcaldía de esta ciudad, previstas para el 14 de julio próximo, y además denuncia que detrás de los candidatos ya inscritos está metida la corrupción y la clase política culpable del desastre económico, social y cultural de esta capital.

voto_blanco_pcc

El comunicado completo es el siguiente:

El Partido Comunista Colombiano Zonal Bolívar, integrante del Movimiento Social y Político Marcha Patriótica, en días pasados propuso a Dionisio Miranda como candidato a la Alcaldía Distrital de Cartagena en las elecciones atípicas que están previstas para los próximos días, candidatura que con todo y el clamor de sectores populares, y su caracterización como independiente de los sectores de poder tradicional y garantizada por su reconocida trayectoria como luchador popular, fue imposible inscribir.

Como resultado de lo anterior, la ciudad quedó sin una propuesta seria y comprometida con los anhelos e interés de la gran mayoría de los cartageneros, quienes una vez más son excluidos de toda posibilidad de poder ser partícipes de la construcción de unas propuestas de gobierno donde estén verdaderamente representados, evidenciando de esta manera que la convocatoria a las elecciones del 14 de julio de 2013 para elegir alcalde de Cartagena se enmarcan en un contexto perverso, plagado por la descomposición, la ausencia de principios y la existencia de intereses voraces por el presupuesto distrital, con figuras de la basura política tradicional, que responden al testaferrato, al crimen y la corrupción en todos los niveles de la administración pública.

Los candidatos en esta ocasión para la alcaldía de Cartagena tienen compromisos adquiridos a espaldas de la comunidad para seguir enriqueciendo a las élites de la ciudad, que mediante la figura de las concesiones se apoderaron del puerto marítimo, de la salud pública, del corredor de carga, de los peajes urbanos, de la explotación de los atractivos turísticos como islas, balnearios y playas privatizadas, de la minería regional y del mercado inmobiliario sobre las mejores tierras del Norte, urbanizadas para los mafiosos nacionales y extranjeros.

En esta lógica por alcanzar la alcaldía de Cartagena, unos sectores que se hacen llamar «alternativos», exponen la idea de recurrir a empresas como Bavaria para financiar sus campañas, situación que desdice de los principios que debemos enarbolar quienes encarnamos la justicia y defendemos la dignidad humana. El fin jamás justificara los medios.

A grandes rasgos, ese es el triste panorama político de hoy, en una ciudad que como Cartagena es escenario de la más nefasta y ofensiva desigualdad social, con unos índices que superan el 70% de la línea media de pobreza y con más de un 30% de pobreza extrema, que ofende la dignidad humana, derivada de las prácticas corruptas y del modelo económico neoliberal.

Consideramos que es el momento propicio para crear un gran frente amplio y popular, que fortalezca la creación de un proyecto de ciudad, con opción de poder para entrar a producir los cambios sociales que reclama el pueblo en salud, empleo digno, educación pública y de calidad, alimentación y erradicación de la pobreza.

Por todo lo anterior, en el marco de esta coyuntura de calvario socioeconómico que padecen nuestras comunidades, hacemos un llamado a la ciudadanía a expresarnos mediante el voto en blanco, como una manera de hacer sentir nuestro inconformismo y plantear una conversión global y profunda que instaure transformaciones democráticas e incluyentes que posibiliten nuevas relaciones sociales entre todos los cartageneros.

Por la paz, la democracia y la soberanía, juntemos nuestras rebeldías.