Paramilitarización y atentados en Casanare

0
156
Paramilitarismo en Casanare atenta contra integrantes del CPDH. Foto archivo

Redacción DDHH

Según denuncias del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, CPDH, en el departamento de Casanare hay un recopamiento paramilitar, lo que ha conllevado a varios hechos de violencia que ponen en riesgo a líderes y lideresas sociales, así como a quienes defienden los derechos humanos.  El día 12 de noviembre del 2022, a las 5:30 pm, Rubiela Benítez Enríquez, perteneciente a la junta nacional y coordinadora en el departamento del Casanare del CPDH; y Diego Flórez, también de la junta departamental, fueron víctimas de un atentado cuando arribaban a su hogar en la ciudad de Yopal, en el barrio Casimena. En el atentado propiciado por dos hombres que se movilizaban en una moto, dispararon y en el hecho hirieron al escolta Fredy Rojas, que hace parte del esquema de seguridad de Diego Flórez.

Las denuncias por paramilitarismo

El departamento del Casanare en los últimos años se ha presentado un fenómeno de repoblación paramilitar donde varios de los conflictos sociales y las denuncias de las comunidades son silenciadas, minimizadas o atemorizadas por este incremento. El CPDH, encabezado por Rubiela Benítez y Diego Flórez durante lo corrido del año ha adelantado diferentes denuncias y acompañado el proceso de movilización y organización de las comunidades en el departamento.

El día 7 de octubre del 2022 se realizó en la ciudad de Yopal el primer foro departamental de derechos humanos como escenario preparatorio al XIII Foro Nacional de Derechos Humanos, el cual se constituyó como un espacio para potenciar las denuncias que tiene la comunidad casanareña. Benítez y Flórez lideraron la delegación del Casanare a dicho Foro Nacional, realizado en la ciudad de Bogotá en octubre, en el cual visibilizaron las sistemáticas violaciones de derechos humanos en el departamento y la solicitud al gobierno nacional para que sea garante de la vida y la integridad de las y los dirigentes sociales y populares del territorio.

El llamado a la protección de los DDHH

Según el CPDH, pese a la existencia de diferentes Puestos de Mando Unificados en todo el territorio instalados por el gobierno nacional, aún persiste un plan de persecución a defensoras y defensores de derechos humanos y, por tanto, las medidas tomadas siguen siendo insuficientes para garantizar la vida de líderes y lideresas, firmantes del acuerdo de paz y liderazgos sociales y populares en los territorios.

Desde el CPDH, exigen al gobierno nacional encabezado por el presidente Gustavo Petro Urrego, a la vicepresidenta Francia Márquez, al gobernador del departamento del Casanare Salomón Andrés Sanabria, a tomar las medidas efectivas que garanticen el derecho a la vida y la integridad de las y los defensores de derechos humanos en los territorios, avanzar en el reconocimiento del repoblamiento paramilitar en la región y con ello avanzar de manera rápida en el proceso de desmonte del paramilitarismo alrededor de las medidas políticas y jurídicas que permitan blindar la vida como bien supremo.