Otro paro por la educación

0
557
Luis Grubert, presidente de Fecode.

El 22 de abril se visualiza como un día importante para la lucha por la educación pública. Los maestros salen a la calles por la reivindicación de la profesión

Luis Grubert, presidente de Fecode.
Luis Grubert, presidente de Fecode.

“Hoy les decimos que la Federación toma la decisión de colocar como hora cero el día 22 de abril, cuando iniciaremos un paro de carácter nacional indefinido. Pero conminamos al presidente de la República, al ministro del Trabajo, al ministro de Hacienda y a la ministra de Educación para que busquen salidas prontas ciertas, creíbles y justas a nuestras peticiones”.

Con estas palabras el presidente de Fecode, Luis Grubert, respaldado por el comité ejecutivo, la ADE, otros sindicatos y la CUT, lanzó la hora cero del paro nacional del magisterio si el gobierno no da solución a las peticiones presentadas por Fecode el 26 de febrero.

Después de 44 días de reuniones, solo se ha escuchado una propuesta de nivelación salarial del 10%, no se ha modificado el Plan Nacional de Desarrollo en lo referente a la atención a la primera infancia para cumplir el preescolar de tres grados, ni se solucionan los ascensos del 1278, los estímulos para el 2277, la salud para el magisterio y sus familias, ni la jornada única con todas sus condiciones.

Por esa razón, Fecode realizó un plantón el lunes 13 de abril frente al Palacio de Nariño para exigirle al presidente de la República, Juan Manuel Santos, que asuma la negociación y no dilaten más el proceso. Los maestros se preparan para tomarse las calles como aulas para luchar por una educación pública con todos los elementos y una profesión docente valorada y bien pagada.

En las asambleas informativas se evidenció un positivismo y una confianza en lo que se puede lograr con la movilización. La concientización de la importancia de la lucha para alcanzar los puntos contenidos en el pliego.

Por otra parte, el reporte de los estatales destaca que en las negociaciones el gobierno no refleja la construcción de un país mejor, mientras habla de paz.

“Consideramos que la negociación colectiva con el gobierno se encuentra en un momento crítico, porque ya llevamos varias sesiones en las cuales hemos abordado el tema de las plantas de personal, carrera administrativa, el tema económico y salarial, y el Plan Nacional de Desarrollo. Encontramos que no hay una respuesta a las exigencias de las centrales obreras y las federaciones estatales”, comentó Alberto Vanegas, directivo de la CUT.

El viceministro del Trabajo, Enrique Borda, le ha dicho a las centrales y federaciones que la definición de lo presupuestal y lo salarial la hace el Ministerio de Hacienda. Así ha transcurrido todo, pasándose la responsabilidad de una dependencia a la otra, sin que nadie dé respuestas concretas.

“Por eso, el sector estatal, las centrales obreras, de salud, de la educación, la Federación de Trabajadores de la Educación, hemos definido que vamos a elevar una carta de protesta al gobierno de Santos; que vamos a desarrollar una jornada nacional estatal el jueves 16 de abril como preparación a un paro nacional estatal, en la medida en que no hay soluciones”, continuó Vanegas.

Al cierre de esta edición de VOZ los dirigentes sindicales esperaban propuestas del Gobierno que lograran evitar el cese de actividades. Sería un paro que se equipararía con el del resto de trabajadores estatales, el 22 de abril. Se avecina un conflicto laboral enorme.