No más persecuciones contra el PC y la UP

0
119
Juan Pablo Tovar, dirigente amenazado en Neiva

Continúan las amenazas de muerte contra dirigentes del Partido Comunista Colombiano y de la Unión Patriótica, en esta ocasión, en Neiva por el grupo paramilitar Bloque Sur de las Águilas Negras. Autoridades locales desestiman la situación

Carolina Tejada

El día 14 de octubre, vía panfleto, llegó una primera amenaza dirigida a Juan Pablo Tovar, presidente de la Unión Patriótica, UP y, contra Alfonso López y Francisco Barreto del Partido Comunista Colombiano, PCC. Posterior a los panfletos los dirigentes recibieron llamadas y mensajes de textos el 26 y 27 de octubre. El pasado viernes 11 de noviembre encontraron grafitis en las paredes aledañas a sus viviendas con mensajes amenazantes y el 12 de noviembre mensajes de texto. Todas estas amenazas han sido bajo la autoría del Bloque Sur de las Águilas Negras.

Los dirigentes amenazados son Alfonso López del Partido Comunista, PCC, vocero del PCC ante el Pacto Histórico, líder comunal y excandidato al Concejo de Neiva en 2019. Por otro lado, Francisco Barreto, histórico dirigente del PCC, exconcejal de Pitalito y quien estuvo acompañando las giras de la campaña presidencial por el departamento del Huila, y Juan Pablo Tovar Paredes, presidente de la Unión Patriótica y directivo de la Central Unitaria de Trabajadores del Huila, además hace parte de la dirección del Pacto Histórico y también estuvo impulsando la campaña presidencial, Senado y Cámara en el departamento y apoyando el Paro Nacional del 2019 y 2021.

Paramilitares y coyuntura política

Mensajes de texto con amenazas a dirigentes
políticos en Neiva

VOZ, dialogó con Juan Pablo Tovar, y según comenta, “la primera amenaza llegó el 14 de octubre, día en que se expidió el calendario electoral de 2023, ese mismo día estábamos en reunión del Pacto Histórico preparando nuestra participación en el diálogo regional vinculante en el Huila”. Para el dirigente estas amenazas tienen motivación política en el marco del proceso electoral que se avecina, y señala que “muy seguramente de sectores retardatarios del departamento que buscan asegurar a costa de lo que sea su victoria”.

Las otras amenazas llegaron hace menos de una semana. El 11 de noviembre, comenta el líder, él y otro compañero se percataron de nuevas intimidaciones y amenazas cuando salían a trabajar, “me di cuenta de un escrito en la pared en la esquina de la cuadra en la que vivo, a una casa de la mía que dice: “Águila Negra Muerte hp – UP PC”. A las 5:30 am, del mismo día, alcanzaron a escribir en el portón de la casa del compañero Alfonso López: “Águila…”. Estas amenazas en las zonas de las residencias de los dos dirigentes de la Unión Patriótica y el Partido Comunista, están siendo reiteradas por medio de las llamadas y mensajes de texto.

Es así como luego de estos hechos, el pasado sábado 12 de noviembre a las 8:40 am, Tovar comenta que “me marcaron de un número desconocido y no respondí. Casi al instante me enviaron un mensaje de texto del mismo número diciendo: “le estamos llegando a su casa… sabemos con quién vive, con quién trabaja. Vamos a acabar con todos ph UP PC”, identificándose como Bloque Sur de las Águilas Negras”.  Tan pronto se presentaron las amenazas se realizaron las respectivas denuncias ante la Fiscalía y Defensoría del Pueblo. 

Autoridades desestiman las amenazas 

Sin embargo, menciona Tovar que aún la Fiscalía no ha reportado avances sobre la investigación que se adelanta. Muy por el contrario de recibir el apoyo de las autoridades locales para atender con mayor disposición la situación, sobre todo teniendo como presente el genocidio político del que han sido víctimas tanto la UP como el PCC, afirma Tovar que “hay comentarios de una funcionaria aquí en el Huila que insinúa que las amenazas no son reales. Los pronunciamientos de las autoridades de Policía y desde la Secretaría de Gobierno del Neiva fueron muy desafortunados ya que en medios de comunicación dieron a entender que la amenaza no era veraz, luego nos ofrecieron disculpas internamente, pero no hay pronunciamientos oficiales que hablen de las investigaciones”.

Afirma el dirigente que, por lo tanto, las organizaciones reforzaran sus mecanismos de seguridad. “Seguiremos haciendo las denuncias judiciales y políticas respectivas y tomando medidas de autoprotección” y llaman a los gobiernos locales y nacional a no desestimar las presentes agresiones que se dan en medio de una disputa por el poder local ante el avance del gobierno del cambio.