Negocian acuerdo entre el Estado y sus trabajadores

0
380
Movilización de trabajadores del Estado. Foto J.C.H.

Avances y limitaciones de un arreglo que beneficiará a más de un millón de funcionarios de instituciones oficiales

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

Cuando vencían los términos de una prórroga pactada entre el Gobierno Nacional, las tres centrales obreras y varias federaciones de trabajadores estatales para culminar la negociación de un petitorio que afectará a más de un millón de trabajadores, se logró un acuerdo.

Las negociaciones no fueron fáciles: el Gobierno aprovechó la debilidad sindical en este sector para pactar acuerdos que poco favorecen a los trabajadores, si se tienen en cuenta las grandes deficiencias salariales y de estabilidad que aquejan a miles de ellos. Aunque hubo algunas manifestaciones de protesta y algunos entraron en cese de actividades, faltó contundencia para dignificar el ejercicio de estas funciones.

Para conocer algunos acuerdos, VOZ se entrevistó con Alberto Vanegas del ejecutivo nacional de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y negociador del pliego, quien hizo salvamento de voto por los puntos de incremento salarial y vigencia de la convención con los siguientes argumentos:

“La petición de los trabajadores en el pliego partía de solicitar no sólo el ajuste del IPC sino un incremento salarial del nueve por ciento en la medida que los ingresos de los trabajadores han perdido su poder adquisitivo en una cifra superior al 10% en los últimos años”.

“El movimiento sindical, los trabajadores y sectores de la academia consideramos que las cifras que entrega el DANE no miden la realidad del costo de vida porque se ha convertido en un organismo que ha perdido su independencia frente al gobierno de turno y, en la mayoría de las ocasiones, el mismo Gobierno decreta o permite el alza desproporcionada en muchos bienes y servicios de la canasta familiar”.

“En sólo cuatro meses del año 2015, de enero a abril, el IPC ha subido al 2,95%. Igual situación ocurre con la inflación anualizada de mayo de 2014 a abril de 2015 que según el DANE, se encuentra en 4,64%”.

Limitaciones

–¿Cómo califica el acuerdo?

–En medio de las condiciones el acta de acuerdos tiene avances, pero también una serie de limitaciones; y en esto el primer aspecto es la actitud intransigente del Gobierno de Santos, en desarrollo de sus políticas neoliberales y de ajuste fiscal, de descargar la crisis sobre los trabajadores. Por eso en los temas económicos es donde observamos las mayores limitaciones.

–¿Qué hay de positivo en el acuerdo?

–Hay en la parte de plantas temporales y carrera administrativa, que era el objetivo fundamental. Porque se puede decir que por décadas la planta del Estado ha estado en manos de máquinas clientelares en detrimento de la estabilidad laboral. El trabajo estatal es precario, violador de todos los derechos y garantías laborales, y con ese mecanismo de poner en indefensión a los trabajadores, el Gobierno ha venido no solamente manipulando el empleo estatal sino precarizando los salarios, no solo de los maestros sino del resto de los trabajadores públicos y en general de todos los trabajadores colombianos.

–¿Cuáles fueron las limitaciones que hubo en la negociación?

–Los aspectos en que se avanza quedan dependiendo de discusiones en comisiones, de que el Gobierno las establezca o reglamente decretos en circulares. No hubo respuestas en el caso de carrera administrativa y plantas temporales; no hubo compromiso para hacer una ampliación general de las plantas, en proscribir las plantas temporales, sino que se va a hacer un proceso gradual que va a exigir que el movimiento sindical presione.

En el tema de seguridad social y de pensiones también el Gobierno guardó silencio y no resolvió estas peticiones. Consideramos que un aspecto también delicado es que se impone la costumbre de tratar el tema del incremento salarial a través del IPC que determina el DANE. Y eso no refleja el costo de vida ni el costo de la canasta familiar. El Gobierno logra imponer a la mayoría de las posiciones de las centrales obreras, aspecto en que nosotros los sectores clasistas también nos distanciamos.

–¿Cuál era la posición de la CUT frente a salarios?

–Nosotros internamente definimos pedir IPC más nueve puntos, esa era la petición del pliego. El Gobierno con el tema de la crisis fiscal y el precio del petróleo dijo que el aumento era simplemente del IPC. En el pulso, el Gobierno lo que hace es volvernos a imponer el aumento del acuerdo anterior que es IPC más un punto. Nosotros los habíamos criticado porque no cubría la pérdida del poder adquisitivo, no aceptamos, dijimos que debería ser superior al cinco por ciento.

Algunos avances

–¿Qué avances hubo?

–Se inicia un proceso de desmonte de nóminas paralelas con la participación del movimiento sindical, donde se van a formalizar puestos de trabajo, en el Ministerio del Trabajo y en otras entidades. Van a entrar a término indefinido a partir de seis meses, va a ser un desmonte continuo, progresivo, que depende de la presión sindical. Se creará la carrera administrativa para las contralorías territoriales, la salud y el sector de la ciencia y tecnología.

Se acordó modificar la ley 909, que tiene que ver con plantas y carreras; modificar el decreto 160 porque no da garantía de plena vigencia de la negociación colectiva a los servidores públicos, por lo tanto el movimiento sindical debe presentar una propuesta de modificación.

Se logró incluir en el Plan Nacional de Desarrollo unos temas en el aspecto de educación, la gratuidad de la educación, la corresponsabilidad de la nación en al pago de las deudas que tienen los territorios, los municipios con los educadores y la eliminación de un artículo del sector salud, de los hospitales, donde se planteaba que estos recursos podrían ser utilizados para liquidar hospitales.

Se extendió el pago de una bonificación por servicios prestados a los empleados de los municipios, departamentos y distritos, así: 50% de la asignación básica a quienes ganan menos de dos salarios mínimos y 35 a quienes ganan más de dos a partir del año 2016, y es factor salarial. Cubre a 180 mil trabajadores públicos.

–Quedan pendientes unos sectores en la negociación. ¿Cuáles son?

–El sector justicia no tuvo ningún acuerdo en temas laborales ni de nivelación. Está el tema de profesores universitarios donde de 12 puntos solamente se acordó uno, quedaron en principios de acuerdo dos, y nueve quedaron sin acuerdo. Por la presión y solidaridad de los estatales, de las organizaciones de los trabajadores, se obligó a que el Ministerio del Trabajo convoque en un lapso de 10 días continuar en una mesa en la comisión del sector público de la comisión de concertación de políticas salariales y laborales para que se entre a continuar la negociación.