sábado, junio 15, 2024
InicioPaísLaboral“Necesitamos petróleo y gas para la autosuficiencia”, César Loza presidente de la...

“Necesitamos petróleo y gas para la autosuficiencia”, César Loza presidente de la USO

El presidente de la USO César Loza habla de producción energética, proyectos de inversión social, incremento salarial y estabilidad laboral para los trabajadores de Ecopetrol y sus empresas contratistas

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

La semana pasada, la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, reveló que las reservas de petróleo del país alcanzan para 7.5 años y las de gas, para 7.2. El informe, construido con datos a corte 31 de diciembre de 2022 y con información de 474 campos, evidencia que las reservas probadas de crudo fueron de 2.074 millones de barriles, lo que significa un aumento en 35 millones con respecto a 2021.

La producción de petróleo fue de 275 millones de barriles, que refleja un incremento en seis millones en relación con el año anterior a la medición. “Lo que nos lleva a una relación de reservas/producción de 7.5 años”, explicó Clara Liliana Guatame, presidenta de la ANH.

Acerca de las reservas probadas de gas, al mismo corte, 2022, había 2.82 terapiés cúbicos, es decir, hay una diferencia de -0.32 terapiés cúbicos con respecto a 2021. Y la producción de gas comercializado fue de 0.39 terapiés cúbicos, o sea, una relación reservas/producción de 7.2 años. Los terapiés cúbicos son los trillones de pies cúbicos de gas, cuando son reservas.

La información “requiere una lectura técnica y mesurada, es un insumo para todos los actores del sector e instrumento de política pública para el Gobierno nacional”, comentó Clara Liliana Guatame.

Las cifras adquieren mayor importancia en momentos en que el Gobierno nacional le está apostando a una transición energética, que deje de lado la utilización de combustibles fósiles y se inicie la de energías limpias, como la eólica y la solar. Las reservas ayudan en la determinación de los tiempos de la transición, en la medida que, aunque parezca paradójico, sus recursos son clave en este proceso.

Más exploración y explotación

Hay que tener en cuenta que los trabajadores del sector de los hidrocarburos son fundamentales en esta transformación. Desde un inicio han hecho propuestas para que la transición energética vaya de la mano de una transición socioeconómica.

Ante las cifras de la ANH, el presidente de la Unión Sindical Obrera, USO, César Loza le expresó a VOZ: “El país tiene que hacer dos cosas: en primer lugar, los campos que están produciendo con tecnología, con inversión, con recursos tienen que mejorar su factor de recobro para producir más; y, en segundo lugar, desarrollar la provincia gasífera del Mar Caribe que es donde están las mayores reservas de gas. Pero adicionalmente se debe contemplar la posibilidad de hacer nuevos contratos de exploración y explotación de hidrocarburos. Necesitamos petróleo y gas para garantizar la soberanía y autosuficiencia energética”.

Al hablar de la transición socioeconómica, se hace referencia a las nuevas condiciones laborales en la producción de energías limpias, pues, por ejemplo, al montar una megagranja para la producción de energía mediante paneles solares, habrá empleo mientras se hace el montaje de la planta, sin embargo, posteriormente la mano de obra que genera para su operación es muy poca. “Un equipo de perforación puede generar 90 empleos y un proyecto de energía solar, una vez implementado, no produce más de 20”, señala César Loza.

Mayor discusión

César Loza

El dirigente sindical, que acaba de ser uno de los negociadores de una nueva convención colectiva con Ecopetrol, en representación de miles de obreros, agregó que en el país se produce el 100% del diésel y entre el 75 y el 80% de la gasolina que consumen los colombianos. Solo se importa un 25%.

“Pero nosotros necesitamos los recursos para movilizar el parque automotor en Colombia, necesitamos producir el gas para que cocinen 10 y medio millones de hogares, tres y medio con gas de cilindro y el 70% de la industria requiere el gas, es decir, el país no se puede quedar quieto en esta materia porque al cabo de algunos años lo lamentaríamos. Continuar con la explotación de petróleo y gas no es excluyente con la transición energética”, argumentó Loza.

La negociación también logró que se acordara la financiación por parte de Ecopetrol de foros sobre transición energética en los que deben participar empresarios, el Gobierno nacional, representantes de la estatal petrolera, de los gobiernos departamentales y del Gobierno nacional. “La idea es ver cómo es la transición energética en Colombia, la sustitución de los combustibles fósiles, sin dejar de lado a la industria tradicional. Hay que ir haciéndolo paulatinamente, pero teniendo en cuenta que esto involucra una transición socioeconómica. Las actividades y las fuentes alternas de empleo que tienen que generar las nuevas energías renovables”

Salarios

Por otra parte, Loza calificó como una de las mejores la convención que firmaron con la estatal petrolera. Destacó varios aspectos: “Movilidad salarial, que es un principio fundamental del derecho del trabajo; se dieron incrementos para cada uno de los cuatro años de vigencia de la convención. Para el primer año el IPC más 1.5, y para los años siguientes el IPC más 1.6”.

El acuerdo impacta a 10 mil trabajadores de Ecopetrol y a 75 mil contratistas de empresas al servicio de la empresa; 20 mil de régimen convencional y el resto de las actividades legales: “En Ecopetrol hay dos poblaciones de tercerizados que constituyen el 75% del total de las personas que laboran directa o indirectamente. Aproximadamente 20 mil trabajadores se van a ver impactados con este incremento”, explicó el presidente de la USO.

De igual manera, para los trabajadores del régimen legal no convencional se logró un incremento adicional de 4%, que se suma al incremento que obtuvieron a comienzos del año.

En la negociación, el sindicato logró la vinculación de 600 nuevos funcionarios en el periodo de los próximos años y se vincularán a término indefinido a 200 temporales para ocupar vacantes. En total 800 vinculaciones.

Menor jornada laboral

Otra conquista de la USO fue que a partir de julio de 2024 la jornada laboral en Ecopetrol será de 42 horas, para los trabajadores directos. “Lo que permite generar más empleo de calidad y por eso en la negociación tuvimos en cuenta el fortalecimiento de la nómina. Además, es necesario ganar nómina directa para generar mayor confiabilidad en las operaciones que adelanta la empresa, en actividades estratégicas”, explicó Loza.

Por otra parte, y más allá de las relaciones obrero-patronales, la USO hizo énfasis en la necesidad de buscar recursos para generar proyectos de inversión social en los territorios donde se adelanta explotación petrolera. Consiguieron 21 mil millones de pesos.

“Vamos a ver con la empresa la posibilidad de desarrollar estos proyectos. Adicionalmente, se consiguieron recursos para adelantar programas de formación para la transición socioeconómica. Hoy se habla en el país de la transición energética, pero consideramos que en los territorios donde se adelanta el desarrollo de la industria es necesario que se formen personas, técnicos de las comunidades en economías para el trabajo alternativas, de acuerdo con la potencialidad y la vocación económica de los territorios, porque todo el empleo no puede girar en torno a la industria del petróleo. Entonces, de los mismos recursos de la industria debe haber aportes para estos programas de formación con el Sena”, concluye el presidente de la USO César Loza.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula