lunes, junio 24, 2024
InicioPaísMujeresMujeres llaneras, ejemplo de dignidad

Mujeres llaneras, ejemplo de dignidad

El Meta es considerado como un departamento pujante, donde han confluido muchas culturas y tradiciones, pero también donde la memoria de la violencia parece escribir un capítulo de horror

María Elvira Naranjo Botero

Con el propósito de conocer personalmente a las protagonistas de las luchas sociales en el departamento del Meta, el viernes 31 de marzo del presente año, viajamos a Villavicencio con el profesor Miguel Ángel Beltrán y 70 estudiantes de Sociología, en tres buses de la Universidad Nacional de Colombia.

Visitamos el Parque de la Memoria Histórica, el Monumento a las Víctimas del genocidio contra la Unión Patriótica, el Auditorio de la alcaldía municipal, el Parque Fundadores y el emblemático barrio Las Américas fundado en los años ochenta del Siglo XX, por familias comunistas afiliadas a la Central Nacional Provivienda, CENAPROV, que mediante un proceso de compra comunera construyeron sus viviendas con autogestión comunitaria.

Ciudad de parques y monumentos de la memoria popular

El Parque de la Memoria Histórica es un espacio para honrar a las 288 mil víctimas del conflicto armado en el Meta, el cual cuenta con un gran espacio arborizado, zonas verdes y un imponente memorial de cronología de los últimos 75 años que registra los hechos de guerra y paz considerados de mayor importancia para el Meta y para Colombia. El Parque Fundadores resalta la cultura llanera y es un bello espacio para caminar. En el Parque Los Libertadores, comparten sitio de honor, uno junto al otro Bolívar y Santander.

El Parque del Hacha, es tal vez, de los más antiguos de la ciudad ya que fue construido hace alrededor de 50 años, con el propósito de preservar la memoria de las gestas colonizadoras de la Orinoquia narradas por José Eustasio Rivera, porque los Llanos Orientales se han configurado históricamente como una región pujante, donde han confluido paulatinamente muchas culturas y tradiciones; aunque, también donde la memoria de la violencia parece escribir un capítulo de horror generación tras generación.

El monumento Luceros de Paz, evoca la resistencia y la vida de las víctimas del genocidio contra la Unión Patriótica. Es un monolito de luz, una escultura de metal y cerámica que mide 2.40 metros de alto por dos metros de diámetro, que según James Barrero: “es una luz para seguir el camino de la paz y la reconciliación y un llamado a hacer del espacio público un hábitat para la memoria”.

Monumento Luceros de Paz, homenaje a las victimas del genocidio político contra el Partido Comunista y la Unión Patriótica en el Meta. Foto archivo

Las mujeres de la Unión Patriótica

Betty Camacho de Rangel fue abogada, alcaldesa de Villavicencio y dirigente liberal que hizo parte de la Unión Patriótica, siendo elegida como parlamentaria junto a Pedro Nel Jiménez. Acompañó a Jaime Pardo Leal en sus manifestaciones políticas, exigiendo agua potable para el Meta y defendiendo el derecho a la vida para los opositores políticos. Murió asesinada por sicarios el domingo 26 de julio de 1998. El monumento a su memoria estuvo ubicado en el centro de la ciudad, fue restaurado y se encuentra actualmente en la urbanización Betty Camacho.

Nuestra querida María Mercedes Méndez fue maestra, dirigente del Partido Comunista y de la UP, gestora de Provivienda, esposa de José Rodrigo García— también asesinado— madre de cuatro hijas y alcaldesa de El Castillo. Su gestión se distinguió por ser una administración de puertas abiertas atenta a dar solución a cada una de las peticiones de los ciudadanos de su municipio. Fue asesinada el 31 de mayo de 1992. En su honor está el monumento Parque de la Memoria Histórica de El Castillo.

Recordamos también a Odilia León sobreviviente de un atentado, a Rosa Peña, Tránsito Ibagué, Luz Mila Torres, a las 26 mujeres viviendistas de la UP en el Meta que murieron asesinadas y a los dirigentes del Meta que ya no están con nosotras porque fueron víctimas del genocidio: Gabriel Alfredo Briceño, James Ricardo Barrero, Humberto Morales, Carlos Kovacs, Samuel Serrano y Rubén Lasso. El número total de víctimas en el departamento del Meta asciende a 1.166, todos miembros de la Unión Patriótica.

Las fundadoras sobrevivientes.

La camarada Vilma Gutiérrez integrante del Movimiento de Víctimas de Estado, MOVICE, nos invitó al barrio Las Américas para conocer a las fundadoras sobrevivientes Rosa Álvarez Vergara, María Inés Ángel Gutiérrez y Lucia, con quienes realizamos un conversatorio sobre sus experiencias de vida como luchadoras sociales por la vivienda popular, guardianas y defensoras de sus familias.

En particular, fue muy emotivo el relato sobre Amanda Molina, compañera de Rubén Lasso Mazuera militante comunista, dirigente de Provivienda, asesinado en su casa de Las Américas. Amanda se enfrentó a bala con los sicarios para protegerlo intentando salvarle la vida.

Lucía nos precisó la importancia de la participación de las mujeres en la fundación y consolidación de los barrios. Las mujeres viviendistas del barrio Las Américas, como Amanda, cuidadoras y protectoras de sus hijos y de sus compañeros, participaban también en los trabajos colectivos y solidarios de autoconstrucción de las viviendas. También nos explicó cómo debieron soportar durante muchos años acciones estigmatizantes realizadas por agentes anticomunistas. Incluso con la creación al interior del barrio de una Junta de Acción Comunal, auspiciada por políticos clientelistas de los partidos tradicionales que perseguían de manera sistemática a los dirigentes de Provivienda.

Rosa nos narró su experiencia cuando ingresó como afiliada al Centro de Provivienda y recibió una formación política sobre cómo en Colombia existe una concentración de la propiedad territorial en unas cuantas familias que acaparan también el poder político y excluyen a la mayoría de la población de las oportunidades para superar la pobreza. Esto le permitió a Rosa comprender en qué país vive y porqué es justa la lucha por la vivienda y la motivó a ser parte de la organización.

María Inés nos compartió que ella como madre de cuatro hijos, vivió en condiciones de extrema pobreza hasta que logró afiliarse a Provivienda; allí encontró solidaridad, apoyo mutuo y logró hacer posible el sueño de tener, en Las Américas, una casa propia para su familia, en la cual continúa viviendo desde hace más de 40 años.

Fue muy grato conocer y compartir con estas fundadoras sobrevivientes. Ellas, en el actual gobierno del cambio y del Pacto Histórico, sueñan con una nueva Provivienda que rescate su legado histórico y acompañe a los nuevos pobladores destechados para hacer realidad el sueño de ser propietarios de una vivienda digna.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula