sábado, junio 22, 2024
InicioPortada¿Lucha de clases en la cocina?

¿Lucha de clases en la cocina?

El reciente estreno en Netflix, Hambre (2023) no es una película sobre la alta cocina, sino un filme acerca de la dependencia que tiene la comida gourmet con la cultura culinaria popular

Zabier Hernández Buelvas

Es una película que literalmente se puede oler y saborear. Imágenes con zoom de alta resolución, con una técnica de sonido y precisión, que privilegia el detalle del emplatado, potenciadas por una banda sonora que sube y baja al ritmo de las tensiones en la cocina y entre chefs.

Estreno de Netflix en abril de 2023, Hambre (Hunger, titulo en inglés), vuelve sobre temas recurrentes del cine en el siglo XXI: la cocina, los chefs, los sabores y el poder. Un drama de lucha por escalar económicamente en la sociedad, los excesos del poder de los ricos, las ambiciones y el arribismo sucumben finalmente ante la sencillez, el respeto por las relaciones familiares, la humildad y el poder de hacer las cosas con amor. Por esa vía la película se convierte en una sátira del poder, de la etiqueta y de las esferas de la alta cocina.

Oda a lo inexplicable

A diferencia de lo que ya varios críticos han afirmado, Hambre no es una película sobre la alta cocina, es mas bien un filme sobre la dependencia que tiene la comida gourmet de la cultura culinaria popular; la imposibilidad de desligarse de los sabores de la casa, de los platos creados sencillamente por las abuelas, las mamás y los papás.

La película es una oda a cosas inexplicables, como el recuerdo y la memoria que se convierte en imposibilidad de olvidar unos fideos salteados, cuyo olor y sabor nos perseguirán toda la vida.

Hambre es la colocación estratégica de la mirada del director a través de los lentes en el corazón de las modestas relaciones humanas alrededor de una cocina o un establecimiento de comida popular. Pero el cine y en especial el que produce Netflix, exige tensión, drama, muerte, oscuridades y política del poder, para que sea un thriller. Para ello está entonces la alta cocina, como antítesis de la producción histórica y popular de las comidas con que ha subsistido la humanidad, representada en esta por la cultura popular tailandesa.

Un campo de sabores

Pero en el mundo de la alta cocina gourmet como el de la cocina popular surgen relaciones humanas, tensiones psicológicas, presiones de un jefe, (Paul). La película balbucea una teoría del poder a través de uno de sus protagonistas quien afirma en una escena: “No hay democracia en la cocina, es una dictadura”.

En este palabreo político, el clasismo del cine del sudeste asiático sale a relucir en Hambre, la lucha entre pobres y ricos: “Los pobres comen para saciar su hambre –analiza el chef Paul–. Pero cuando tenés mucho más que suficiente para comer, el hambre nunca termina”. Esta frase establece una relación de subordinación de los comensales ante el poder del jefe de cocina. Nuevamente, los ganchos del cine comercial y efectivista de Netflix, “poder, pasión, control y ambición”, buscando facturar.

Me quedo con la imagen de una joven protagonista cocinera (Aoy), estableciendo relaciones horizontales con los comensales sirviendo un tazón de pasta, dialogando con sus pares en la cocina y que al final no se deja seducir por el poder del saber hacer. El restaurante “Hunger” es la selva donde el más fuerte se impone. El local de fideos es un campo de sabores, de trabajo solidario y colaborativo donde el hambre es un pretexto para reconocerse.

Ficha técnica de Hambre

Título original: Hunger
Año: 2023

País de origen: Tailandia
Idioma: tailandés
Género: Drama y suspenso
Dirección: Sitisiri Mongkolsiri
Guion: Kongdej Jaturanrasamee
Productores: Soros Sukhum y Kongdej Jaturanrasamee
Duración: Dos horas, 26 minutos

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula