La victoria de una librería independiente

0
253
Portada del libro ‘Mi mayor victoria fue nunca firmar un contrato laboral’, ofertado en la librería Danielito Bang

La librería Danielito Bang está ubicada en la carrera 19 # 37-14 en Bogotá, es un punto de encuentro de la literatura joven de la capital. Ofrece un micrófono abierto a quien vence el miedo y lee por primera vez en público

Pablo Arciniegas

“Estudiantes enemigos del nadaísmo, poetas debutantes, periodistas de medios alternativos, feministas, editores, chiflados y gente aborrecible con el pelo engominado paseando sus perros de 12 millones de pesos. En Teusaquillo no había otra cosa. Todos siempre fueron bienvenidos en nuestra librería”.

Este es uno de los fragmentos más memorables de ‘Mi mayor victoria fue nunca firmar un contrato laboral’, novela del escritor bogotano Jacobo Santiago, que recientemente fue publicada por la editorial Escarabajo como parte de su colección narrativa ‘Tejedora de Coronas’.

Danielito Bang

La obra gira alrededor de la librería Danielito Bang, de la cual Jacobo en la vida real es uno de sus fundadores, así como en la novela, en donde además forma parte de una compleja etnografía de escritores independientes que pasea Bogotá viviendo del retaque, extrayendo libros maravillosos de los bazares del centro o simplemente haciendo nada.

A eso hay que agregar que la historia transcurre a partir de una ruptura: la de Juan Sin Miedo y Santiago, los dos protagonistas que de repente se encuentran inaugurando su propia librería, la Danielito Bang para más tarde cerrarla. Igual lo hacen asumiendo el riesgo de vender literatura en un país que por principio no lee mucho, en vez de entregarse al mercado laboral y a la aspiración de, en el mejor de los casos, firmar un contrato por prestación de servicios.

Suena burgués, pero luego vemos a los protagonistas peregrinar por el fracaso. Pasan de alquilar un apartamento hediondo en el que tienen garantizada por lo menos una comida a la mismísima indigencia y, más tarde, a encontrarse una invitación para que su librería ponga una mesa en la Feria del Libro de Bogotá. Invitación que, por cierto, rechazan con una misiva que prácticamente se burla de la misma FilBo.

En la vida real

En la vida ordinaria le ha ido mejor a la librería Danielito Bang. Ubicada en la carrera 19 # 37-14, es un punto de encuentro de la literatura joven e independiente de la capital, ofreciendo a los escritores del país ―que aún no despiertan el interés de la industria del tiraje― un micrófono abierto, cosa fundamental para quien vence el miedo y lee por primera vez en público o para el que ve en ello el espacio para manifestarse y gritar.

Este propósito se ha cristalizado en cosas más concretas como que, hoy, la librería Danielito Bang detenta un excelente récord de más de 100 mujeres invitadas a recitar en su escenario, sin mencionar que este año lanzó el Certamen Nacional de Poesía Sub 35 Amalia Lú Posso, dirigido exclusivamente a escritoras, con la intención de publicar una plaquette a la ganadora y reunir fondos para la creación de su propio sello editorial.

Volviendo a la novela de Jacobo Santiago, esta erupción de poetas, que aparecen hasta por debajo de las piedras y escriben cosas que poco se entienden pero que sí resuenan, le da a la historia un aire de estar retratando una generación. ¿Cuál? No está claro, pero seguramente puede ser una de las que más ha escrito en Colombia. Quizá no la que mejor lo ha hecho, pero sí la que más se ha expresado y la que cada vez se toma más canales que parecen haberle dejado de interesar al poder porque no son virales.

Estamos hablando concretamente de los libros; hoy producirlos y comercializarlos es mil veces más sencillo y económico que hace cincuenta años, en consecuencia, las editoriales y las librerías independientes pululan a ritmo exponencial en Colombia. Por suerte hoy, como nunca hubo antes, hay un brote de escritores nacionales como los que figuran en ‘Mi mayor victoria fue nunca firmar un contrato laboral’ dispuestos a publicar con ellas. Sin duda estamos en un momento muy especial de la historia del libro.