“La Universidad de Nariño quiere contribuir a la paz territorial”

0
301
Martha Sofía González Insuasti, rectora de la Universidad de Nariño

Durante el desarrollo del empalme en materia de educación superior, la Universidad de Nariño hizo presencia apostándole al fortalecimiento de la región. VOZ habló con la rectora de la institución, la doctora Martha Sofía González Insuasti

Sebastian Chingaté Sánchez
@CronopioRolo

La Universidad de Nariño es la única universidad pública y acreditada de alta calidad con la que cuenta el departamento, tiene alrededor de 16.600 estudiantes de los cuales 14 mil corresponden a programas de pregrado. De ellos 1.000 están en el municipio de Tumaco, 900 en Ipiales, unos 600 en el municipio de Túquerres y el resto se encuentran en la ciudad de Pasto. Dentro de las zonas de influencia de la universidad está la subregión de Obando, beneficiando a 13 municipios que tienen características comunes de vocación agraria, presencia étnica y su condición de frontera.

Ahora con la llegada del primero gobierno alternativo en la historia del país, las expectativas son altas de que la institución pueda influir significativamente en los cambios de la región. Así lo afirma Gerardo Mauricio Bravo, coordinador general de la sede regional Ipiales, quien hizo presencia en el empalme de gobierno en materia de educación superior.

Entre las necesidades que enfatiza Gerardo para el campus, recalca el hecho que “se garantice la inserción real en las dinámicas subregionales, ofrezca alternativas a los problemas que se viven y contribuya a la formación integral de las nuevas generaciones, fortaleciendo el diálogo Universidad-Región, mediante la consolidación de la ‘Política de Regionalización de la Universidad de Nariño’”.

Con motivo del empalme de gobierno y la importancia de la educación superior en la nueva visión de país que propone el presidente electo Gustavo Petro, VOZ habló con la rectora de la Universidad de Nariño, la doctora Martha Sofía González Insuasti, quien hizo presencia en el proceso de empalme con el Ministerio de Educación Nacional, para conocer los retos y perspectivas a nivel regional y nacional en esta nueva etapa del país desde la institución.

¿Qué retos supone un empalme en materia de educación superior?

-En materia de educación superior los retos del empalme están enfocados hacia las dificultades de carácter financiero de cómo queda realmente el ministerio, principalmente en el empalacamiento de la educación superior con respecto a toda la deuda historia que se tiene desde 1992. Estamos informándonos acerca de los recursos nuevos que se debieron haber incluido para la educación, igualmente sobre que pagos quedan pendientes. Por otra parte, también uno de los retos es conocer sobre los procesos de aseguramiento de la calidad, en qué estado se encuentran y por otro lado conocer como ha sido la cobertura en educación superior. Así mismo el tema de Icetex, como se ha transformado, como quedan las cuentas pendientes en cuanto a saldos y cuál ha sido el impacto de los programas Ser Pilo Paga y generación E.

¿Qué importancia tiene para la región de Nariño que la rectora de su universidad haga parte del empalme?

-Para la región es importante que se encuentre representada la Universidad de Nariño debido a que es la única universidad pública y acreditada en alta calidad con origen en el departamento y que elige democráticamente a sus autoridades académicas y administrativas. Aquí es importante que podamos expresar una versión de región, que podamos a futuro del próximo gobierno llegar a los sectores más apartados, y también mirar el tema de como aumentará el presupuesto para las universidades regionales con base en el compromiso que ha hecho el nuevo gobierno.

¿Ustedes como administración de la universidad que retos y ambiciones observan para el nuevo gobierno?

-Nuestra aspiración es incrementar los recursos financieros a base presupuestal para la universidad pública colombiana y particularmente para la Universidad de Nariño, enfocados principalmente a los temas de regionalización y muy particularmente para la creación de la seccional de la institución en el Pacifico que podrá cubrir tres grandes subregiones: Pacifico Sur, Sanquianga y Telembí.

¿En el período de empalme tienen pensado posicionar los intereses de la región en materia de educación superior?

-Tenemos en mente posicionar los intereses de la región en materia de educación superior, principalmente en la creación de la seccional Universidad de Nariño Pacifico y pensar a futuro en la creación de las otras dos seccionales que serían provincia de Obando y Sabana. También queremos posicionar a esta institución como una universidad de frontera, como una universidad que es la puerta de entrada de Colombia, con una institución que se enfoca al sector agrícola y pecuario y que pertenece a un departamento que, por tradición, ha sido un departamento olvidado y aislado y que merece ahora a través de la educación crecer y permitir el provecho y desarrollo del departamento.

¿Qué retos tiene la Universidad de Nariño en su región en materia de desarrollo territorial y la paz con la mirada del nuevo gobierno entrante?

-El reto de la Universidad de Nariño es llegar a los diferentes sectores del departamento, incluyendo las secciones más alejadas, ser una universidad diversa, un campus inclusivo, una universidad que se piensa directamente desde las regiones y que busca la solución de las diferentes problemáticas regionales. Igualmente es una institución que quiere contribuir a la paz, a la resolución de conflictos, a volver a integrar a las personas víctimas del conflicto a una vida normal, por esa razón queremos también aportar a la atención de carácter psicoemocional y con la implementación de programas enfocados hacia la paz.

El nuevo gobierno ha planteado la necesidad de mejorar las vías de comunicación y las Tecnologías de la información y la comunicación en las regiones del país ¿Cómo podría ayudar la Universidad de Nariño en su región a cumplir estos retos?

-Desde el departamento de Nariño y la universidad queremos contribuir el mejoramiento de las vías de comunicación y las Tecnologías de la información y la comunicación (TIC); en las regiones del país a través del concurso de nuestros docentes, en la presentación a convocatorias de carácter nacional y de carácter internacional, para que podamos obtener recursos que nos permitan apalancar este tipo de procesos, y por otra parte permitir la visibilidad de nuestra institución. Así mismo con las TIC es una responsabilidad nuestra poder conectar al país con Colombia y poder facilitar que nuestros estudiantes y los futuros estudiantes puedan tener acceso a la educación. De modo que si, seguiremos trabajando en temas de conectividad, en mejoramiento de los sistemas de información y también pensando a futuro en porque no, en que debemos tener programas en otros tipos de formación como es la formación virtual.

La senadora Aída Avella y el representante Gabriel Becerra se reúnen con la rectora de la universidad de Nariño,; con Gerardo Mauricio Bravo, coordinador general de la sede Ipiales; con Alejandro Rodríguez, coordinador general de la sede Túquerres; y con Sebastián Gracias, empalme en el sector juvenil.