La tormenta política en Santa Marta

0
315
Jorge Agudelo de Fuerza Ciudada y Carlos Pinedo, avalado por el Centro Democrático y Cambio Radical

Un mes después de las elecciones territoriales, la comisión escrutadora le ha dado la credencial como alcalde electo al derechista Carlos Pinedo. La decisión anula la votación obtenida por Jorge Agudelo de Fuerza Ciudadana, candidatura que ganó la contienda. ¿Qué pasó en la capital del Magdalena?

Simón Palacio
@Simonhablando

Una verdadera tormenta política ocurre en Santa Marta. Un mes después de celebradas las elecciones territoriales, la comisión escrutadora regional ha expedido la credencial de alcalde electo para la capital del Magdalena a Carlos Pinedo, la segunda votación del 29 de octubre.

La decisión para proclamar como victorioso a Pinedo, candidato avalado por Cambio Radical y el Centro Democrático, tuvo la mediación de una instancia judicial.

El jueves 23 de noviembre, el Tribunal de Santa Marta revocó en segunda instancia la acción de tutela que admitió la inscripción de Jorge Agudelo, candidato de Fuerza Ciudadana, para disputar la alcaldía. Esto permitió que la comisión escrutadora anulara la votación del ganador y así darle el triunfo a Pinedo.

La consecuencia inmediata no solo ha sido un ambiente de incertidumbre en la ciudadanía samaria, sino también un fuerte rechazo por parte del movimiento popular que acompañó la candidatura de Agudelo a la alcaldía.

El atrincheramiento de la derecha

Para analizar la situación es importante entender la reconfiguración de la derecha una vez perdió la elección presidencial en 2023. Según el líder social y excandidato al concejo por el Pacto Histórico, Luis Fernando Sánchez “Pica”, en esa ecuación Santa Marta era un punto de inflexión, dado que en los tres últimos periodos la capital del Magdalena fue gobernada por el partido político Fuerza Ciudadana.

“En los últimos años, Santa Marta ha sido el epicentro de un proceso popular con cambios positivos y resultados. Al quitarles el poder a las familias tradicionales y a los sectores políticos de la derecha, hubo un atrincheramiento con el propósito de ganar sí o sí en el departamento”, analiza ‘Pica’.

De igual forma, ‘Pica’ como candidato en las pasadas elecciones, es contundente al señalar los excesivos recursos económicos que movilizó la derecha para lograr sus objetivos. “No estuvieron en los barrios con la gente, simplemente se dedicaron a comprar votos”, dice el líder político del Pacto Histórico.

Persecución en contra de Fuerza Ciudadana

Esta tensión política se agudizó el 29 de septiembre una vez el Consejo Nacional Electoral, CNE, anuló la candidatura a la alcaldía de Carmen Patricia Caicedo. A un mes de celebrarse las elecciones territoriales, la polémica decisión se dio gracias a un concepto de la Procuraduría General de la Nación.

Sin embargo, la lectura que hace Fuerza Ciudadana es que todo se trata de una persecución política por parte del Establecimiento. Y para ello exponen una línea del tiempo que deja en evidencia la anterior afirmación.

En marzo se abrieron tres procesos con la clara intención de derrocar al gobernador del Magdalena Carlos Caicedo, principal dirigente de Fuerza Ciudadana. Además, en todo el año se ha intentado tumbar la personería jurídica de la colectividad naranja para evitar su participación política.

Con la anulación de la aspiración de Patricia Caicedo, la Registraduría tampoco permitió la inscripción de una nueva candidatura. Fue solo hasta el 10 de octubre, gracias a una acción de tutela, que Fuerza Ciudadana pudo presentar el nombre de Jorge Agudelo para disputar la alcaldía de Santa Marta.

Si bien el registrador nacional Alexander Vega se puso en contra y con una buena parte de los magistrados del CNE buscando una nueva revocatoria e impugnación para afectar las aspiraciones políticas de Fuerza Ciudadana, se desarrollaron 12 días intensos de campaña.

El resultado y los escrutinios

Así las cosas, el 29 de octubre la ciudadanía samaria se manifestó en las urnas y con 85.504 votos el ganador fue Jorge Agudelo, por encima de Carlos Pinedo que obtuvo 85.222 votos. El preconteo estableció una estrecha diferencia de 282 votos, que rápidamente pasaron a escrutinio electoral.

Desde el mismo 29 de octubre, la campaña perdedora construyó una narrativa que les faltaban votos. Con el avance de las comisiones escrutadoras y la confirmación de la victoria de Agudelo, el discurso cambió. “Ya no buscaban votos porque sabían que no los tenían. La nueva estrategia sería amplificar la idea que la inscripción fue ilegal y que debía anularse la votación de Fuerza Ciudadana”, le dijo a VOZ una persona que participó de la campaña pero que pide reserva de su nombre.

Quince días después, las actas E24 y E26 ratificaron la victoria de Jorge Agudelo como alcalde electo de Santa Marta. “Al verse derrotados, la comisión escrutadora municipal activó un ‘plan tortuga’ en los escrutinios departamentales, para así ralentizar la entrega de la credencial de Jorge Agudelo”, dice la fuente.

Mientras el propio CNE confirmó el 22 de noviembre que la inscripción de Jorge Agudelo fue legal amparado por el fallo de un juez constitucional, al siguiente día, el Tribunal Superior del Distrito de Santa Marta revocó la acción de tutela y en un fallo polémico tumbó la candidatura de Agudelo. “Lo indignante es que no notifica, ni vincula, ni mucho menos ordena alguna acción a la comisión escrutadora”, puntualiza el directivo de Fuerza Ciudadana.

Se desconoce la voluntad popular

Automáticamente, el 24 de noviembre la comisión escrutadora municipal expide el Auto de Tramite 003 que anula los 85.616 votos que logró finalmente Jorge Agudelo. Para Fuerza Ciudadana la decisión fue arbitraria, pues se basa en un fallo judicial que no está en firme porque sobre este cursa una solicitud de aclaración y nulidad.

“Al siguiente día, el 25 de noviembre y luego de esperar durante 27 días la entrega de credencial para nuestro candidato, la comisión escrutadora resuelve mágicamente las reclamaciones y apelaciones en trámite, para después proclamar como alcalde electo al candidato perdedor”, argumenta la fuente.

Al respecto de todo este enrarecido proceso, ‘Pica’ señala que hay incertidumbre en la ciudadanía samaria. “La gente siente que un día se acostó con un alcalde que eligió, pero al otro día se impuso otro nombre. Lo que uno identifica es que se desconoció la voluntad popular. Lo cierto es que los compañeros de Fuerza Ciudadana ya han interpuesto todos los recursos jurídicos posibles y hasta el presidente Gustavo Petro se ha manifestado invocando sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.

Para el dirigente político del Pacto Histórico, los únicos felices con la situación son los sectores de derecha que por más de tres periodos estuvieron relegados del poder: “La salida mediática de los gremios económicos respaldando a Pinedo es un mensaje contundente”.

A pesar que se tiene un escenario adverso, ‘Pica’ es optimista con lo logrado en los últimos años y con la respuesta de los sectores populares que han respaldado el proyecto alternativo y que hoy se sienten estafados: “En 2025 la ciudad cumplirá 500 años. Desde la alcaldía de Carlos Caicedo se construyó el Plan Maestro Quinto Centenario, con objetivos de sostenibilidad ambiental, solución al problema del agua y una nueva concepción del turismo. El proyecto popular en la ciudad es vigente y hay que defenderlo”, finaliza.