La toma de Emcali

0
197
Desde tempranas horas de la mañana, el 26 de septiembre inició la asamblea permanente que terminó con la toma de la gerencia por parte de la junta directiva del sindicato. Foto cortesía

La dirección del sindicato tomó la gerencia de la empresa para hacer exigencias en defensa del patrimonio público. Ya hubo los primeros resultados

Redacción Laboral

“Fruto de la asamblea permanente que adelanta Sintraemcali en la Gerencia general de Emcali y por exigencia de la organización sindical, se han tomado las siguientes medidas: (exigir) la renuncia del gerente comercial, la renuncia del gerente de energía y la declaratoria de insubsistencia de la directora jurídica. Pero lo más importante, es la suspensión bilateral del contrato de medición de AMI Inteligente. Pero no es suficiente, porque todavía al interior de Empresas Municipales de Cali siguen enquistados mandos medios y hasta tanto no salgan esos mandos medios, Sintraemcali continúa en asamblea permanente”.

Así lo dijo el presidente del sindicato David Vargas, el 26 de septiembre, cuando luego de discutir en asamblea permanente, dirigentes del sindicato de Trabajadores de las Empresas Públicas de Cali, Sintraemcali, de manera pacífica se tomaron la gerencia de la empresa para exigir las renuncias de quienes consideran responsables de la corrupción.

Jhoni Alexander Trejos, vicepresidente del sindicato, le dijo a VOZ que la toma se derivó por corrupción en procesos de contratación de las Empresas Municipales de Cali, Emcali, que a su vez redundan en procesos de tercerización que han afectado gravemente a la entidad.

“Desde hace dos años, hemos venido denunciando las diversas modalidades con las que se han adelantado procesos de corrupción: pólizas falsas para beneficiar a determinados privados, el uso inadecuado de los convenios interadministrativos, el privilegio a empresas que hacen parte de procesos que han sido documentados por escándalos como el cartel de las energías renovables. Pero hasta la fecha no han habido actuaciones por parte de las entidades de control como la Contraloría, la Procuraduría, ni una decisión política por parte del alcalde Jorge Iván Ospina, que es el presidente de la junta directiva de la empresa”, explicó Trejos.

Algunos resultados

Los dirigentes sindicales presentan como resultados de la movilización y denuncias del sindicato, la salid del gerente general de la empresa y de gerentes del área de abastecimiento empresarial, encargada de la estructuración de los procesos contractuales. Además, del eco nacional que ha tenido la problemática en medios de comunicación.

Para el sindicato, la situación de corrupción en la empresa tocó fondo, lo que obligó a los trabajadores a la asamblea, y a la toma de la gerencia para hacer las exigencias, al punto que las entidades de control iniciaron con audiencias a tomar cartas en el asunto.

Al cierre de esta edición de VOZ, 27 de septiembre, la junta directiva del sindicato se encontraba en la gerencia de la empresa, a la espera de una audiencia de la Emcali en la que se conocerían nuevas decisiones.

Producto de la toma, Emcali inició los actos administrativos de renuncia del gerente comercial, Arturo Fernández; del gerente de abastecimiento empresarial, Jorge Saldarriaga; y de la directora jurídica Diana Paola Urrego.

Las denuncias del sindicato en relación con irregularidades y corrupción, han logrado echar abajo contratos por valor de 900 mil millones de pesos; el de las electrificadoras por valor de 1,8 billones de pesos, y otro por 215 mil millones. “Hemos evitado pérdidas de dineros públicos”, concluye Jhoni Alexander Trejos, quien agrega que buscan una reunión con el alcalde de Cali para que le dé la cara a los trabajadores, que junto con los usuarios terminan pagando los platos rotos por la corrupción y la tercerización.