lunes, abril 15, 2024
InicioPaísJuventud¡La secundaria al pizarrón!

¡La secundaria al pizarrón!

La Asociación Nacional de Estudiantes de Secundaria, Andes, sienta su posición sobre las discusiones que han surgido con la presentación del proyecto de reforma a la educación

Secretaria técnica nacional – Andes

La sociedad colombiana atraviesa hoy un momento político e ideológico de alta conflictividad. Los rezagos de la vieja sociedad se sacuden con fuerza con el objetivo de no permitir el avance de las fuerzas democráticas en el campo de lo social.

Hoy la lucha de clases en lo parlamentario refleja la disputa entre una derecha reaccionaria y la izquierda como fuerza viva y propositiva, que continúa su disputa histórica en la defensa de las clases más desfavorecidas del pueblo.

No exento de ello, estas tensiones se configuran también al interior del sector educativo, precisamente en la disputa de las características de una nueva educación que se configure como herramienta para la transformación del país que soñamos.

Sin lugar a dudas la entrada del neoliberalismo a la nación ha significado un retroceso sin precedente en el bienestar del grueso de las capas populares del país. Esto, para el entorno educativo, se ha traducido en una sistemática desfinanciación del derecho a la educación, que propicia evidentes fallas estructurales y que, a su vez, cercenan la posibilidad de repensar el proyecto educativo colombiano en relación al avance de un proyecto colectivo y articulado de país.

El papel de los jóvenes estudiantes 

El Gobierno del cambio tiene un panorama complejo por delante. La correlación de fuerzas al interior del Congreso se convierte hoy en uno de los mayores saboteadores del proyecto democrático. Ya que por esta institución deberán pasar todas y cada una de las reformas sociales que se pretendan impulsar, añadiendo la configuración de los gobiernos territoriales electos en el mes de octubre que deberán garantizar el desarrollo del PND en concordancia con las determinaciones que hemos tomado.

Sin embargo, a pesar de este panorama, los jóvenes estudiantes hemos tomado el papel que nos corresponde en la conducción del país y entendemos que es necesario redoblar esfuerzos en la defensa del proyecto de cambio que hemos elegido, garantizando la ampliación de la democracia y la profundización de la misma, en lógica de lograr desarrollar las disputas históricas; esta vez con la voluntad del ejecutivo nacional.

La amplia gama de posibilidades de lograr nuestras disputas de vieja data, que hoy se viene abriendo en el panorama, no tienen antecedente cercano posible. Pues hoy, precisamente en lógica de la ampliación de la democracia nos encontramos en un escenario en el que una multiplicidad de leyes, decretos, políticas públicas, propuestas, etc., se encuentran en discusión. Allí tenemos el papel de insertarnos garantizando que sea la voz de los jóvenes estudiantes la que logre aportar y construir elementos de cara a lo que siempre hemos soñado.

De la misma forma, juega un papel fundamental la articulación sectorial que podamos generar con el magisterio y el movimiento social de cara a una cohesión mucho mayor que nos favorezca en los avances programáticos y que de manera cohesionada pueda impulsar y robustecer el escenario de movilización.

La reforma y la reacción

El Ministerio de Educación ha presentado el borrador de proyecto de ley que aspira a reformar el sistema educativo en su totalidad. Este ambicioso proyecto significará un avance importante en la garantía de la educación como derecho fundamental permitiendo atacar las brechas de desigualdad, acceso, cobertura, entre otras.

Allí nuestro papel será defender con mayor ahínco la consecución de una reforma que aleje el sistema educativo de las nociones neoliberales y economicistas.

Sin embargo, cursa en el parlamento el Proyecto de Ley de Bonos Escolares impulsado por la senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia. Esta propuesta que vuelve a entrar en el debate público, construida por los “genios” de la derecha, busca otorgar bonos educativos a los padres de familia para que puedan inscribir sus hijos estudiantes en colegios privados.

Lo anterior significa un enorme golpe a la educación pública y todo su aparato. Implica la desfinanciación del sistema estatal, pero, sobre todo, significa la destinación del recurso público a las arcas de privados y que, contrario a cualquier argumento de la derecha alrededor de la integración social entre clases, significa el sostenimiento de instituciones educativas que forman para la exclusión social de las clases populares por las enormes brechas educativas que generan y las intencionalidades de esta educación.

Acá es necesario sostener y reforzar el sistema estatal en lógica de sistema y como parte motora del proyecto colectivo de país.

Acuerdo colectivo Fecode-MEN

La Federación Colombiana de Educadores, Fecode, y el Ministerio de Educación han firmado en pasados meses el acuerdo colectivo que pacta puntos, tiempos y solicitudes entre las dos partes de cara al que hacer en el sector.

Este acuerdo contiene elementos trascendentales para los secundaristas del país alrededor de la financiación con acciones frente al Sistema General De Participaciones, SGP, su reforma y aumento progresivo de la destinación presupuestal.

Por otro lado, la extensión de la jornada única que requerirá ampliar con nociones estudiantiles el tipo de educación y las características que tendría esta jornada. Así mismo, el fortalecimiento de los gobiernos escolares y los mecanismos de participación municipal y departamental.

Y por último, como puntos centrales para los secundaristas, la reforma curricular y educativa presente en el acuerdo nos posibilita la construcción de currículos donde prime un modelo pedagógico que plantee una nueva forma de educar y nos permita construir escuelas para la democracia como territorios de paz, con ambientes seguros en clave socioemocional y libres de Violencias Basadas en Género.

Servicio Social para la Paz

La ley de Paz Total ha avanzado en la materialización de la propuesta del Servicio Social para la Paz como alternativa al servicio militar obligatorio, abriendo el camino hacia la construcción de generaciones de jóvenes para la paz, con una perspectiva antimilitarista y enfocado en la reconciliación de la sociedad colombiana.

A pesar de que existe un primer borrador de decreto que reglamentará el SSP por parte de la función pública, es necesario entender el documento como un articulado en disputa aún, por lo que requerirá mayor respaldo con el fin de que las limitaciones técnicas y jurídicas del aparato estatal no reduzcan esta aspiración colectiva de los jóvenes colombianos.

La Andes y su papel

A un mes de cumplir 29 años de presencia nacional, la Asociación Nacional de Estudiantes de Secundaria, Andes, viene impulsando la reagrupación del movimiento secundaristas con la consigna de ‘Juntando rebeldías por una nueva escuela’.

La Andes está enfocando su trabajo en la más amplia cualificación alrededor de los debates que el momento político apertura, con la intencionalidad de ampliar los márgenes de acción y la presencia nacional con núcleos locales más fuertes a lo largo del país que logren profundizar y respaldar las reformas, inmiscuyéndose en la conducción, elaboración y socialización de las mismas, que para nosotros son garantía del avance a una nueva sociedad, pero que no serán el techo de lo que soñamos.

andescol@gmail.com

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments