La nueva Constitución chilena: apologistas y críticos

0
161
Boric exhibe el texto de la Nueva Constitución Foto El Siglo Chile

Las encuestas muestran que más del 50 por ciento de los chilenos rechazarían la nueva Constitución

José Ramón Llanos

Por su contenido, la Constitución elaborada por la Convención Constitucional, es la más democrática, paritaria en derechos de las mujeres y hombres e incluyente de los pueblos originarios y sus culturas. Es la que mejor define y defiende la propiedad estatal de las minas, la fauna y la flora. Pero, aunque la mitad de la población no la conoce ya afloran los apologistas y los críticos.

La critica también es consecuencia del origen de esta Constitución. Como se sabe es consecuencia del gran movimiento social iniciado el 18 de octubre 2019. Las movilizaciones crecieron hasta tal punto que los cuarteles fueron atacados por el pueblo. Se destruyeron muchas estaciones del Metro. Ante la represión, los heridos y muertos, los disparos a la cara de los estudiantes a muchos de los cuales los privaron de su visión, el pueblo no cesó en sus reclamos.

La academia y los dirigentes políticos mediaron para buscar una salida a esta crisis social. Los debates en el Parlamento culminaron en un acuerdo para cambiar la institucionalidad fundada en la Constitución redactada en 1980 bajo la dictadura de Augusto Pinochet. Así nació la Convención Constitucional con la tares de discutir, diseñar, y aprobar una nueva Carta Magna.

El funcionamiento de la Convención Constitucional

El acuerdo de los políticos para reemplazar la Constitución chilena debió ser sometida a la aprobación del pueblo, mediante un plebiscito que se llevó a cabo el 25 de octubre del 2020. El resultado demostró que el pueblo estaba plenamente de acuerdo con el cambio de la Constitución el 78 por ciento aprobó el cambio constitucional. Además, un 79 por ciento decidió que una Convención Constitucional redactará la nueva Constitución. En esta forma los chilenos expresaron su rechazo a que fuera el Congreso el redactor de ese texto.

En mayo del año pasado los chilenos votaron para elegir a los 155 convencionales, 17 de los cuales debían ser miembros de los pueblos originarios. El resultado fue sorprendente porque fueron elegidos muchos convencionales que no tenían militancia en los partidos políticos tradicionales. La derecha solo eligió a 17, la mayor parte de los elegidos fueron militantes de izquierda y algunos apologistas de la ecología, de los derechos paritarios de las mujeres, representantes de los LGBTI En esa forma la derecha quedó en minoría.

La Convención Constitucional así integrada se instaló el 4 de julio del 2021. Eligió como primera presidenta a la mapuche Elisa Loncón. Durante nueve meses con posibilidades de ampliar hasta un año debían redactar la propuesta de Constitución. El 4 de julio del presente año finalmente fue presentada la nueva Constitución.

El contenido relevante del texto

La nueva Constitución tiene 388 artículos – una de las Constituciones más extensas del mundo-, tiene 11 capítulos, el preámbulo de esta Constitución no invoca a Dios como la actual. Dice: “Nosotras y nosotros el pueblo de Chile conformado por diversas naciones nos otorgamos libremente esta Constitución acordada en un proceso participativo, paritario y democrático”.

El artículo primero del Capítulo primero dispone: “Chile es un Estado Social y democrático de derecho, es plurinacional, intercultural, regional y ecológico”.

El artículo 5 “1. Chile reconoce la coexistencia de diversos pueblos y naciones en el marco del Estado”

Artículo 6. “1, El Estado promueve una sociedad donde mujeres, hombres, diversidades y disidencias sexuales y de genero participen en condiciones de igualdad sustantiva, reconociendo que su representación efectiva es un principio y condición mínima para el ejercicio pleno y sustantivo de la democracia y la ciudadanía”

Como se ve es la única Constitución en América que reconoce igualdad de derechos a las mujeres y a las disidencias sexuales y de género.

La entrega de la Nueva Constitución

En el salón de Honor del Congreso Nacional, en Santiago la directiva de la Convención Constitucional, María Elisa Quinteros y el vicepresidente, Gaspar Domínguez, entregaron al presidente Gabriel Boric el texto de la Constitución que deberá ser aprobado por el pueblo el día 4 de septiembre del presente año.

El Siglo anota que “Por primera vez una Constitución en Chile fue elaborada por una instancia ciudadana elegida democráticamente”. Al momento de recibir el documento Gabriel Boric declaró: “Hoy empezamos una nueva etapa. Se trata, ahora, de leer, estudiar y debatir la propuesta constitucional que hoy entregan al país”, según informan los diarios El Mercurio y La Tercera

Gaspar Domínguez, vicepresidente de la Convención anotó: “Pase lo que pase el 4 de septiembre Chile ya cambió. Esta propuesta no es una varita mágica que va a solucionar nuestros problemas, pero si es una mejor caja de herramientas para avanzar en estas soluciones. Esta propuesta es fruto de un trabajo colectivo… En el proceso nos dimos cuenta que tenemos muchas diferencias, pero hay algo que nos une, que es el amor a nuestro país, a nuestro pueblo, a Chile”, según informa El Siglo.

Las críticas

Como es de suponer, aunque el texto de la nueva Constitución recibiría críticas de algunos políticos de centro y de la derecha, la prensa progresista se ha sorprendido por el contenido de las críticas de algunos políticos supuestamente de centro. El Mercurio recoge las declaraciones del Vicepresidente adjunto de la Convención Hernán Larraín Matte del Partido Evópoli, quién dijo: “Es un día triste. Entramos con la esperanza de trabajar en un texto para todas y todos los chilenos y lamentablemente lo que vamos a tener es un texto que no une; más bien divide. El 4 de septiembre va a ser un día polarizado”. Otro convencionista Agustín Squella, quien según el mismo diario expreso: “Aporté todo lo posible pero poco. Mi influencia en la Convención fue más bien escasa, lo atribuyo a mis ideas políticas, ya que tengo ideas políticas muy raras para este país”.

El Siglo recoge las críticas que el exministro de Hacienda Eduardo Aninat quién afirma: “¿Chile necesita hoy una nueva Constitución? Si. Yo fui uno de los que votó el Apruebo en el plebiscito de entrada, el país necesita cambios, pero no cualquier cambio y no de una manera anárquica. Esta nueva Constitución fue escrita con muchos sesgos y muchas objeciones”.

Los apologistas

El medio comunista es el mayor vocero de los defensores de la propuesta constitucional, Primeramente, reproduce el llamamiento de Gabriel Boric: “Solicito la buena fe y la colaboración de todas las autoridades del país, de los medios de comunicación, de los partidos, de las organizaciones sociales y de cada uno de los habitantes de nuestra Patria. Los invito a que debatamos intensamente sobre los alcances del texto propuesto, más no sobre falsedades, distorsiones o interpretaciones catastrofistas ajenas a la realidad”.

Daniel Jadue del Partido Comunista: “Me la voy a jugar por el apruebo. Luego de 30 años de estar luchando porque se cambie la Constitución de Pinochet. Hoy que tenemos la primera oportunidad de hacerlo, vaya a tener una posición distinta”.

Un periodista de El Siglo le preguntó a la alcaldesa de Claudia Pizarro, Demócrata Cristiana, que si votaría en el Plebiscito. Ella respondió: “Tenía 14 años cuando mis padres me llevaron al Caupolicanazo en 1980 para hacerle frente al dictador. Voté NO en 1988 y Apruebo en 2020. Hoy siento que no puedo ni debo hacer otra cosa que estar al lado de los cambios que mi patria necesita. Con toda la fuerza, Yo apruebo”.

En próximo artículo analizaremos el texto de la Constitución y los resultados de las encuestas.