miércoles, mayo 22, 2024
InicioPaís“La lucha por la verdad es permanente”

“La lucha por la verdad es permanente”

Palabras de la senadora Aída Avella en la sesión solemne de reconocimiento y ofrecimiento de perdón por el genocidio político contra la Unión Patriótica en el Congreso de la República

“La paz es un derecho y un deber derecho de obligatorio cumplimiento”. Artículo 22 de la Constitución Política de la República de Colombia

Los genocidios no son expontáneos, son planificados, son crímenes de lesa humanidad, por lo tanto, son imprescriptibles. El ataque generalizado y sistemático contra la Unión Patriótica no se limitó a su realización material, también atacaron ideológica y simbólicamente. Intentaron acabar con todo tipo de relaciones sociales y políticas empleando el terror.

Los nombres, las fotografías, los rostros, los lugares arrasados, entre ellos, las sedes del Partido, encarnan vidas y realidades particulares.  Han quedado en la memoria de América Latina como parte de nuestra historia.

Los genocidios son derrotas que la humanidad se propinó a sí misma, según los especialistas en el tema. El desafío es asumir una memoria digna, elaborada por las víctimas, sus familias, sus amigos y su gente.

Esta sentencia de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos recoge el valor de quienes durante tres decenios luchamos para no desaparecer de la historia.

Es un ejercicio de la memoria colectiva y al mismo tiempo una responsabilidad de vida para contribuir al desarrollo de los seres humanos comprometidos con los derechos fundamentales, vulnerados sin límites en Colombia en hechos que lastiman la dignidad nacional y universal.

Nos han enseñado las víctimas de otros países que el ejercicio de la memoria no es una fijación en algo que ya pasó, sino un compromiso con el presente y el futuro, sobre todo porque seguimos pidiendo justicia, que inicia con la reclamación pero que no termina con este fallo en el Sistema Interamericano de los Derechos Humanos.

Convencidas estamos en que la lucha por la verdad, la memoria y la justicia es permanente, y no sólo es la lucha contra el olvido, sino también un trabajo cotidiano contra las realidades deformadas del pasado que buscan perpetuar situaciones similares. Hay que mirar la historia de nuestra nación y los motivos que llevaron a la planificación del exterminio. No fueron solamente los asesinatos, las desapariciones, las torturas ni la represión sistemática.  También fue la supresión de la posibilidad de elaborar el duelo propio de todos los exterminios. El de la UP también afecta a todo el conjunto social. Es un crimen contra el conjunto de los ciudadanos y no contra unos individuos. Es toda la comunidad la que sufre este crimen y sus consecuencias. Así también, esta sentencia es para todos ellos.

Nos preguntamos, ¿por qué asesinaron candidatos presidenciales, diputados, alcaldes, concejales, sindicalistas, amas de casa, militantes y simpatizantes de la UP? Porque éramos una opción de poder. Los principales responsables, una élite incapaz de comprender los cambios necesarios.

Esperamos que este proceso que inició con nuestro presidente Gustavo Petro y la vicepresidenta Francia Márquez sea respetado y pueda cumplirse el artículo de la Constitución Nacional que mencioné al inicio.

Queremos recordar al italiano Primo Levi. Tras su liberación de un campo de concentración, dedicó parte de su vida a transmitir lo sucedido para que la humanidad recordara y reflexionara sobre lo que aconteció.  En su obra Si esto es un hombre, introdujo una serie de interrogantes para que las generaciones venideras se comprometan con los valores del respeto, la solidaridad, la integración, la no indiferencia y el sustento de la memoria.

“Si esto es un hombre

Ustedes que viven seguros

En sus cálidos hogares

Ustedes que al volver a casa

Encuentran la comida caliente

Y rostros amigos

Pregúntense si es un hombre

El que trabaja en el lodo

El que no conoce la paz

El que lucha por medio pan

El que muere por un sí o un no

Pregúntense si es una mujer

La que no tiene cabello ni nombre

Ni fuerza para recordarlo

Y sí la mirada vacía y el regazo frío

Como una rana en invierno

Piensen que esto ocurrió»

RELATED ARTICLES

SOS Cauca

Inmortal Kurosawa

Most Popular

Recent Comments