La frontera colombo-venezolana se vistió de poesía

0
143
Poetas de colombia en el puente internacional del lado Venezonalo

Los y las poetas, “la vanguardia sensible”, como lo dijo el ministro de la Cultura de Venezuela, inauguraron una nueva etapa de relaciones políticas entre ambos países. Con una agenda de trabajo colectivo, pretenden derribar las barreras del odio impuesto y fortalecer la solidaridad y la unidad

Carolina Tejada

La frontera colombo venezolana se vistió de poesía. El sábado 17 de septiembre, bajo el sol ardiente de la mañana, diez poetas de la República Bolivariana de Venezuela, junto al ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información y Vicepresidente Sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo Freddy Ñáñez, y el ministro de la Cultura Ernesto Villegas, caminaban de extremo a extremo el puente internacional Simón Bolívar, para dirigirse a Cúcuta, al portón de la frontera, y junto a diez poetas de varias regiones de Colombia y seis de Norte de Santander, de la mano de la ministra de Cultura de Colombia, Patricia Ariza, la senadora Gloria Flórez y el alcalde de la ciudad Jairo Yáñez, dar inicio al gran encuentro binacional de poesía ¡la paz nos une!

En la foto la senadora Gloria Florez, el poeta Fernando Rendón, La ministra de cultura en Colombia Patricia Ariza, el Ministro de la Cultura Ernesto Villegas, El alcalde de Cúcuta Jairo Yañez y el Ministro de Comunicación e Información y Vicepresidente Sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo Freddy ÑaÑez

Este hecho histórico se da en medio de la decisión política de los mandatarios, Gustavo Petro y Nicolás Maduro, de restablecer las relaciones políticas entre ambas naciones. Decisión que coge vuelo, y da muestra de un nuevo tiempo para los dos países hermanos, pues es la primera vez en años, que un funcionario de la talla de los ministros toca suelo colombiano. A modo de detalle, por decisión del gobierno de Iván Duque y olvidando sus compromisos con la Unesco, en el marco de una reunión de ministros de Cultura de la comunidad iberoamericana, el ex presidente le impidiera el ingreso al país a la representación venezolana. Pero como dirían los mismos poetas, eso es ya “polvo póstumo”.

Esta idea de hacer un encuentro binacional con poetas de ambos países, fue iniciativa del poeta comunista y director del Festival Internacional de Poesía de Medellín, Fernando Rendón. Comenta Fernando que la propuesta de “este encuentro surgió de un diálogo persistente que he tenido con Freddy Ñáñez, vicepresidente ejecutivo de las áreas de Comunicaciones, Cultura y Turismo de Venezuela”, también poeta y con quien han trabajado por el mundo de la poesía durante años, y se extendió a un diálogo colectivo vía zoom, en el que participaron Ernesto Villegas, ministro de Cultura de Venezuela, y Patricia Ariza la ministra de Cultura de Colombia. Después de múltiples propuestas acuerdan que se haga el encuentro en las dos ciudades fronterizas, Cúcuta y San Cristóbal.

Este encuentro, expresa el poeta Fernando, “se erige en una instancia de reflexión, sobre la profundización, después del restablecimiento de las relaciones políticas, de las relaciones culturales y artísticas, la acción constante como una tarea derivada de este encuentro, de los artistas y poetas fronterizos a través de una frontera de más de 2.200 kilómetros, y otros aspectos que son comunes a la agenda de ambas naciones como lo son, la paz y el cuidado del planeta”.

No hay cerco que la poesía no rompa

Velada Central en la Biblioteca Pública Julio Perez Ferrero de Cúcuta. Foto: Carolina Tejada

En medio de los 37 grados de temperatura ambiente, con un almuerzo cálido en el centro de la ciudad, se inauguró el evento. Fernando Rendón abrió con un saludo a las diferentes delegaciones y sentando los objetivos del espacio les dio la palabra a los ministros venezolanos y la ministra de Colombia, quienes expresaron su complacencia por el espacio y, como muestra de la identidad binacional que les une, compartieron «una arepa pelada venezolana con nata del Estado de Falcón» detalle del ministro de la cultura de Venezuela a su homóloga colombiana.

Mientras transitaba una rueda de prensa la poesía se desplazó a la ciudad. Lugares como la Biblioteca Cristo Rey, conocido lugar por ser un mirador de un barrio popular de la ciudad, la Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero, la Biblioteca Pública Nuestra Señora de Belén, la Sala de Lectura Mercedes Abrego, entre otros, fueron el epicentro del intercambio literario entre poetas de ambos países.

Caída la tarde y bajo la noche a media luna, una gala central, abierta al público de la ciudad, la poesía nuevamente se hizo presente, los discursos políticos fueron simplemente el asomo del intercambio y la hermandad que se vivió, los ministros venezolanos, la ministra colombiana y cada una de las intervenciones centrales, fueron sacando sus mejores versos para la ocasión. “Yo soy indio, yo soy blanco, yo soy negro. Yo soy un tipo de síntesis de la unidad humana universal (…) yo soy América” rompiendo el hielo, el ministro Ernesto Villegas leyó los primeros versos, era un poema escrito por su padre, un poeta y albañil venezolano.

El poeta y ministro de comunicaciones Ñáñez, dijo: “esto que pasa y nos bendice es el sol de otras tierras. Que en todos los pueblos tiene un altar y se detienen a la misma hora, en cada hombre a espantar la distancia a empujar la cosecha (…) esto que pasa y al pasar alumbra tu ciudad como si solo ella existiera y que te mira como se mira un dios, es el sol de otras tierras, la única, la nuestra”.

Patricia Ariza, Ministra de Cultura interviene en el encuentro binacional de poetas

Por su parte, la dramaturga, poeta y hoy ministra de la Cultura, las Artes y los Saberes, Patricia Ariza, además de expresar públicamente su emoción por compartir en ese encuentro binacional, camino a la apertura de las fronteras, reconociendo que “somos diversos pero parecidos y no podemos alejarnos por mucho tiempo. Por eso nos juntamos los y las poetas desde las dos orillas de la poesía, para lanzar un grito de unidad y darnos un abrazo”. Haciendo énfasis en la voluntad frente a este proceso desde el nuevo gobierno del cambio, expresó: “Estamos inaugurando una nueva era de la paz y de la poesía, donde sea necesario el arte como el pan. Estamos escribiendo el nuevo relato de América Latina”.

Y, haciendo un homenaje a Manuelita Sáez, leyó: “Somos invencibles Manuela, porque escribimos cartas, regresa Manuela. Yo te acompañaré a la hacienda de San Pedro Alejandrino, cerca del mar para que nos encontremos con él, con nuestro Simón, (…) Préstame la pluma y la casaca y déjame el sable para defenderme de cualquiera que quiera acabar este poema”. Los poetas de cada país, entre los que se encuentran; Gabriel Jaime Franco (Colombia), Ana María Oviedo Palomares (Venezuela), Mónica Lucía Suárez (Colombia), Antonio Trujillo (Venezuela), Saúl Gómez Mantilla (Colombia), Elí Caicedo (Venezuela), Eugenia Sánchez Nieto (Colombia) le recitaron a la vida, a la paz, a la unidad hasta acabar la velada.

¡Somos un mismo pueblo!

El domingo 18, luego de un encuentro entre poetas para construir una agenda común, las delegaciones se trasladaron al otro lado de la frontera, esta vez el recorrido por el puente nacional Simón Bolívar estaba acompañado de la delegación colombiana. La ciudad que les recibió fue San Cristóbal, allí en el Ateneo, a casa llena, compartieron una jornada que fue acompañada por el gobernador del Táchira, Freddy Bernal, artistas y personalidades locales del gobierno venezolano, y el grupo de poetas de cada país.

Poeta Luis Alberto Crespo, premio nacional de literatura de Venezuela. Foto: Carolina Tejada

Para el poeta Luis Alberto Crespo, premio nacional de literatura de Venezuela, el encuentro es producto de esa relación colectiva que existe entre los dos países, “esto significa el acercamiento de la poesía venezolana y colombiana, que siempre ha existido. Pero hoy es especial, se trata de romper un cerco indigno, a nosotros nos amarraron no solamente los labios sino el corazón, la vida misma de lo que significa ser latinoamericano y sobre todo ser bolivariano en el sentido de la herencia bolivariana en la integración de los pueblos”. Crespo, es de los más reconocidos poetas del vecino país.

Por su parte, y con la emoción del momento, el ministro de Cultura,  Ernesto Villegas, comenta que es de una gran significación que el primer espacio de intercambio binacional en suelo colombiano, se haga a través de la poesía; “porque permite que la poesía no solo sea la emoción, la confidencia en el otro, sino que rompe muros, romper ignominia, nos hemos arrancado de la boca la mordaza que nos oprimía, que haya asido que, en un momento histórico, político, como este que tiene Colombia, todo es más importante porque no es solo la poesía, sino que nosotros necesitamos estar juntos. Nosotros somos un solo pueblo, las fronteras políticas apenas son las fronteras políticas, son los mismos árboles, los mismos pájaros, la misma gente. La ternura es la misma, la manera de reír es la misma, refiere el ministro de la Cultura, para ratificar, ¡somos un mismo pueblo!”.

Y enfatizó en la importancia de la cultura en esta nueva etapa de voluntades políticas; “es tremendamente significativo que todo haya comenzado por la cultura. Que hayan sido los poetas la vanguardia sensible que inauguró esta nueva etapa entre nuestros países. Y que nuestros presidentes, Gustavo Petro y Nicolás Maduro Moros, hayan coincidido en esta necesidad no es más que la coincidencia de las mentes racionales que existen entre nuestros pueblos, y que expresa un sentimiento que va más allá incluso de la ideología. A mí me ha dado mucha satisfacción ver al alcalde de Cúcuta emocionado como cualquiera de nosotros en estas nuevas circunstancias, a pesar de las diferencias ideológicas que muy seguramente existirán, pero expresa esa coincidencia una realidad. Somos primos, hermanos, vecinos, etc.”.

La poesía abrió una agenda fronteriza

Poeta Saúl Gomez Mantilla de Colombia y el Ministro de comunicaciones de la República Bolivariana de Venezuela Freddy Ñañez

Fernando Rendón, además, contó que en medio del intercambio entre los ministerios de ambos países y del colectivo de poetas de cada nación, se construyeron unas agendas comunes. “Estamos muy contentos porque de aquí surge un comité permanente de trabajo para integrar a los poetas y los artistas de ambos países en función de desarrollar el trabajo de interrelacionamiento, de interacción del sector cultural y artístico en función de un restablecimiento profundo y una cooperación mutua en varios campos entre las naciones hermanas”.

En la declaración del evento se lee el compromiso decidido de constituirse como equipo promotor para producir el proyecto cultural «Fronteras de paz, fronteras de vida» que tribute, “desde la experiencia poética, a la integración del pueblo colombo-venezolano, que haga seguimiento a los acuerdos y se articule con los planes de los ministerios de Cultura de ambos países”. Además, de proyectar una vigorosa propuesta para promover la paz y la convivencia, “desde la interculturalidad, la memoria local y los imaginarios binacionales presentes en los territorios, por medio de la creación poética (escrita y oral), la promoción del libro y la lectura, la formación, la publicación y difusión, la investigación, los encuentros poéticos y literarios, y los espacios de comunicación, de cara a esta nueva etapa de integración binacional”.

Para el colectivo de poetas, este es el camino para fortalecer los espacios de diálogo que amplíen la perspectiva de unidad entre los dos pueblos, y se ha logrado gracias al arte y a la poesía comprometida. Como afirmó el poeta Crespo, “antes de que se debatan las fronteras con la presencia de los políticos, nosotros nos adelantamos, la poesía se adelantó para abrir los muros. Este es un momento histórico, no sé si se han dado cuenta nuestros amigos poetas, pero estamos fundando una historia”. El próximo 26 de septiembre, en el puente Internacional Simón Bolívar, las fronteras de ambos países se abrirán definitivamente en medio de un acto protocolario en donde la poesía también tendrá su lugar.