La FDIM y el Acuerdo de Paz

0
405

Ana Elsa Rojas Rey

A casi siete años del Acuerdo de Paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farc, llega al país el próximo 20 de abril la delegación internacional de mujeres nucleadas en la Federación Democrática Internacional de Mujeres, FDIM, en cumplimiento de la VI Misión para verificar los avances y retrocesos en la implementación donde se insertó el componente de género en los cinco puntos de la agenda.

Después de una larga lucha, las mujeres colombianas ganaron en las calles el reconocimiento del movimiento social y, desde luego, de las combatientes para que su voz fuera el centro de la opinión tal como había sido en la guerra, para interpretar las lógicas de la paz. Esta VI misión no es menos importante que las anteriores, puesto que llega en un momento de convulsión, donde se discuten las grandes reformas que hoy impulsa el Gobierno del cambio.

La misión cuenta con representaciones de Cuba, México, El Salvador, Venezuela y otros cuatro países, quienes junto con el Instituto Kroc, la Embajada de Suecia y por supuesto la FDIM – Colombia, en esta oportunidad, verificarán 578 acciones observables, en la aplicación de la perspectiva de género con la finalidad que se traduzcan en verdaderas políticas públicas, que se traduzcan en bienestar para las excombatientes, quienes junto con la sociedad se ganaron un escalón para la consolidación de la paz total, en momentos que el Gobierno del cambio por la vida está siendo acosado por los grandes intereses del capitalismo, tanto nacional como extranjero, para desestabilizar la propuesta del Pacto Histórico.

La visita de la FDIM también tendrá la oportunidad de reunirse con mujeres campesinas en la región de Viotá, las cuales son verdaderos símbolos de las luchas agrarias, a quienes, en sus orígenes se les denominaba “Biutá”, que significaba muchas labranzas, lo que representaba la relación entre la madre tierra y quienes la trabajaban.

En un principio se encontraban en este territorio los indígenas Muiscas, siendo una tierra de frontera entre los nativos Panches y los Muiscas, sus rastros históricos permanecen hacia el pie de monte de la cordillera occidental, grabados en piedras con jeroglíficos y petroglifos (figuras humanas y animales), testimonios antropológicos que dan cuenta de la importancia de esta región. “La existencia del hombre Tequendama”, que habitó estas tierras hace aproximadamente mil años junto con otros pueblos aborígenes, fue importante en el proceso de resistencia contra España.

Luego del encuentro con campesinas en este importante municipio, que ha sido escenario de grandes jornadas de lucha y varias negociaciones de paz, la misión de la FDIM interlocutará con el Gobierno a través de la vicepresidenta Francia Márquez, la Consejería para la Mujer de la Presidencia, especialmente con la ministra del Trabajo Gloria Inés Ramírez, quien ha sido pionera de la defensa de los derechos de los y las trabajadoras, además fundante de los avances de los derechos de FDIM, representantes del Ministerio de la Cultura y desde luego, con las mujeres reincorporadas para tener una visión mucho mas integral en la implementación del Acuerdo de Paz con la perspectiva de género.

En ocasión del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, es necesario que esta importante jornada, pueda ser socializada nacional e internacionalmente con una nueva mirada hacia nuestro país en procura de que sea potencia mundial de la vida.