“La cultura es el motor transformador de la historia”: Patricia Ariza

0
215
México y Colombia firmaron una carta de entendimiento para enriquecer su agenda de cooperación y de intercambio cultural en patrimonio cultural material e inmaterial. Foto Mincultura

Cuarenta años después de la primera Conferencia Mundial sobre Políticas Culturales y Desarrollo Sostenible, el espacio se reunió en México por iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco. VOZ reproduce el discurso pronunciado por la ministra de Cultura en representación del Gobierno colombiano

Patricia Ariza Flórez

Vengo hablar desde otro discurso. Vengo hablar desde América Latina, en particular desde Colombia, un país que aunque tenga nombre de paloma no está todavía en paz.

Estamos transformando la cultura, porque queremos pasar de un país condenado por la guerra, el narcotráfico y la exclusión para hablar de un país que quiere ser, como dice nuestro presidente Gustavo Petro, una potencia mundial de la vida. La cultura no es una mercancía, no es un adorno.

Vengo a decir que estamos en una crisis dramática que se manifiesta en el mundo con un profundo malestar en la cultura. Ese malestar nace con el vivir en un solo relato, porque a los países neocoloniales les impusieron una exclusiva narración. Y son estos países los que están extrayéndoles las entrañas a la tierra.

La vida, la paz y la creatividad

Crisis quiere decir oportunidad. Vengo a hablar de las oportunidades para el mundo y para mi país, Colombia. Esta no es una oportunidad. Quizás sea la única oportunidad para la cultura. Vengo a invitarles a que enderecemos el discurso. A que volvamos a pensar la cultura desde su capacidad transformadora y no desde su lugar de compra-venta.

Quisiéramos que nuestras culturas se colocaran en el alma de las naciones y de las personas. Queremos que las culturas estén en el corazón de los pueblos. Existe otra manera de habitar la tierra y si bien estamos a tiempo, este corre veloz. Una manera es que el verde vuelva a ser de todos los colores, donde la cultura, las artes y los saberes vuelvan a tener un lugar transformador.

En Mondiacult 2022 participaron más de 160 ministros y ministras de cultura en todo el mundo. Foto Mincultura

No estamos en contra de las industrias culturales o creativas. No estamos en contra de las empresas. Pero si destruimos el clima, si se nos vienen las sequías y las inundaciones no habrá empresas, no habrá capital, ni economías creativas ni nada. Quizás sobreviva la cultura. A eso nos referimos, a construir otro relato de la cultura donde lo principal sea la vida humana, la paz en el mundo y la creatividad de los pueblos.

Tenemos que volver a la noción de cultura como motor transformador de la historia. O mejor, volver la mirada a las culturas, los saberes y las artes. Una cultura donde quepan los saberes de los pueblos originarios, afrodescendientes, indígenas y campesinos. Esto es posible. Y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, tiene una responsabilidad histórica en que esto suceda.

Renace la esperanza

No somos un mundo solo de bienes y servicios. Somos muchísimo más que eso. Servimos para pensar y crear sociedades del conocimiento, sociedades de la creación.

Yo soy artista y ministra. Vengo aquí a ocupar este lugar en nombre del arte, pero sobre todo en nombre de la paz para mi país. Queremos que renazca la vida. Pero vivir no es solo respirar o acumular. Vivir es la capacidad de llorar frente a una obra de arte. Frente a un árbol. Es la capacidad de cantar en las noches y conversar.

Amigos y amigas de la Unesco. Necesitamos construir un nuevo discurso. Hemos vivido en la guerra, por eso tenemos la autoridad de construir en la paz. Queremos prometerle a Gabriel García Márquez, nuestro gran Nobel de Literatura, que Macondo vivirá y que no tenemos por qué estar condenados a otros cien años de soledad. Que estamos luchando por tener una segunda oportunidad sobre la tierra. Una segunda oportunidad para el arte y la vida.

Traemos un mensaje de nuestro presidente Gustavo Petro. Les prometemos que Colombia será una potencia de la vida y de la cultura.