Honores a la mujer valiente

0
366
Piedad Córdoba. Foto Poder Ciudadano

Claudia Flórez Sepúlveda*
@ClaudiaFlorezPC

Nuestra Senadora, la Negra Piedad Esneda Córdoba Ruíz, falleció tempranamente a sus 68 años. Era hija de doña Lía Ruiz y de Zabulón Córdoba, ambos docentes de secundaria. Su madre era una mujer blanca que había retado a las elites paisas al casarse con un negro chocoano, quien además defendió el derecho al trabajo para las mujeres, cuando las elites les adjudicaban como única práctica los “oficios del hogar” y el cuidado de los hijos, lógica que se convirtió en una barrera para el acceso a la profesionalización laboral femenina. Esta rebeldía se convertiría en ejemplo constante para Piedad.

Diego Luis Córdoba, hermano de don Zabulón, fue congresista por el Partido Liberal en las décadas de los 50 y 60. Se declaró tempranamente socialista y seguidor de Jorge Eliecer Gaitán, trabajó incansablemente por los derechos de igualdad de oportunidades para las comunidades afrocolombianas y fue ponente del proyecto que llevaría al reconocimiento del departamento del Chocó. El tío de Piedad influyó en las bases de la práctica política de la Negra Piedad, para la defensa de la identidad afrocolombiana.

Su vinculación en la política inició bajo las toldas del Partido Liberal. Su primer cargo de elección fue en 1988 como edil de Medellín, proyectándose después como concejal en 1992, cuando llegó a la Cámara de Representantes por Antioquía y en 1994 comienza su trabajo como Senadora de la República.

La Negra tuvo que lidiar al interior del Partido Liberal con persecuciones y acusaciones por las alianzas que realizaba con sectores de la izquierda. Por ejemplo, el apoyo a Lucho Garzón para la alcaldía de Bogotá, por la defensa a las reformas encaminadas a los derechos de la comunidad LGBTIQ y el señalamiento de colaboradora de las antiguas FARC-EP, lo que la condujo a alejarse del Partido Liberal y continuar su ejercicio político con el movimiento Poder Ciudadano, el cual fundó y proyectó como un instrumento para la lucha de los derechos de las comunidades afrocolombianas, las mujeres y la juventud.

Fue una importante aliada en la búsqueda incansable de la paz para el país, con la premisa siempre de una Colombia más justa. Con este reto estuvo comprometida inmensa y profundamente; lo que implicó arriesgar su vida en varias ocasiones. Además, los señalamientos y los montajes judiciales por la llamada “farpolítica”, procesos donde también implicaron a los camaradas Gloria Inés Ramírez, Wilson Borja y Carlos Lozano.

Es difícil olvidar el dinámico delirio del procurador Ordoñez que imperó en su periodo de funcionario, al que le perturbaba que el país pensara en otra salida a la guerra, y cuyas acciones se fijaron en afectar el camino de la salida negociada, abriendo procesos, destituyendo y sancionando a Piedad para ocupar cargos públicos.

Sus últimos caminos en la vida política los hizo bajo la bandera de la Unión Patriótica, donde se destacó ampliamente con sus aportes, dando fuerza a la defensa de las negritudes y la juventud, entre otros. Impulsó la necesaria reforma al sistema de comunicación. Era polémica porque no callaba la crítica a las deficiencias del proceso unitario del Gobierno de convergencia y a ciertas decisiones gubernamentales. Era leal y franca. Sus opositores siempre contaron con su respeto, no siendo siempre correspondida a su altura de pensadora política.

Agradecemos a la inmensa solidaridad de la Negra, a ese corazón grande, que pudo soportar tantas batallas, que acogió en varios momentos al semanario VOZ, a veces sin pedírselo.

El motor secreto era su familia, su movimiento, a toda esa gran familia que la sentimos nuestra, todo nuestro cariño y fraternidad, seguiremos su ejemplo. Avanzar en una Colombia justa es la mejor manera de reivindicar a nuestra Negra.

Adenda: Ha sido una semana de noticias tristes. Falleció nuestro camarada secretario General del Partido Comunista de Argentina, Víctor Kot, después de una penosa enfermedad. Recordamos y reconocemos su papel en la solidaridad internacionalista, particularmente ante las persecuciones de las dictaduras latinoamericanas a los procesos revolucionarios. ¡Hasta la victoria siempre, camarada Víctor!

*Secretaria General del Partido Comunista Colombiano