sábado, mayo 18, 2024
InicioNueva ColombiaEntrevista de la semana“Hablamos con la verdad, que es tan verde como la selva Amazónica”

“Hablamos con la verdad, que es tan verde como la selva Amazónica”

Germán Olarte Palomino, candidato de la Unión Patriótica y el Pacto Histórico a Gobernación, explica su propuesta para el territorio

Redacción Política

¿Cómo es el Guaviare?

-El Guaviare es un departamento amazónico, otra parte pertenece a la Orinoquía y por el centro al Escudo guayanés. Tenemos el Parque Natural de Chiribiquete con más de cuatro millones de hectáreas y pertenece a esas formaciones rocosas del escudo. Su gente es trabajadora y amante de la paz. El verde amazónico, el agua, su oxígeno y su gente es la gran riqueza que tenemos.

El Guaviare ha tenido varias oleadas de colonización. Cuando llegaron los españoles entraron a buscar la quina para la cura de la malaria, luego empezaron con la bonanza del caucho y la sarrapia. Estas economías atrajeron mucha gente al territorio y se convirtió en un epicentro económico, donde los indígenas eran esclavizados en las fábricas de caucho.

La UP gobierna

¿Cuál es la importancia del Guaviare para el país y la región de la Amazonía?

-Su importancia es la mega fábrica de oxígeno, la riqueza hídrica y servicios ambientales. El agua que llega aquí viene de los páramos de Sumapaz, de Cruz Verde y Chingaza. En el Guaviare son cinco millones y medio de hectáreas de las cuales hay un millón quinientas mil intervenidas, pero quedan más o menos cuatro millones y medio de hectáreas de selva estratégica para Colombia y la Amazonía. Esa selva produce oxígeno, es un gran banco de thermoplasma, es una farmacia constante y viva, produce agua dulce y es muy importante para los pueblos indígenas, para su cosmovisión.

¿Cómo sería un gobierno alternativo del Pacto Histórico y de la Unión patriótica para el territorio?

-En 1998 nos tocó la tarea de gobernar el municipio de Calamar a nombre de la Unión Patriótica junto a Roberto Castro, quien se ganó un premio por su gran gestión administrativa porque fue el primer pueblo que tuvo alcantarillado en el Guaviare. En esa época, diseñamos una proclama ambiental de cobro de servicios ambientales que decía: Calamar Guaviare conserva y patrocina 1.425.000 hectáreas productoras de oxígeno, agua dulce y thermoplasma para la paz. Establecimos la cultura de respetar los caños, los cuerpos de agua limpia, tanto, que nos dieron tres premios ambientales. Fue la época en que era personero comisarial Luis Eduardo Betancourth, un compañero curtido, pionero y fundador de la Unión Patriótica. Constituimos la zona de reserva campesina, compramos tierras con título del Incora, dejamos un parque de tierra, fundamos la emisora Chiribiquete Estéreo. Calamar fue modelo en recaudación e inversión de los recursos de impuestos de los contribuyentes. Como upecistas siempre respetamos el dinero público, vivíamos y viviremos de nuestros sueldos, no de coimas, nunca cobramos una coima y eso es lo que abre hoy la posibilidad de ganar la gobernación del Guaviare.

Progreso y naturaleza

¿Cuál es la propuesta para el Guaviare de hoy?

-La propuesta de hoy para el Guaviare es “Progreso y armonía” porque sabemos y entendemos que en la armonía entra la paz con justicia social y por eso estamos convocando a todos los partidos, sean de derecha, de centro o de izquierda, a una gran convergencia para poder sacar al Guaviare de las garras de la corrupción, porque aquí la plata de Ocad-Paz se la han robado. También, exigimos resultados en las investigaciones sobre las tierras tomadas forzosamente por el senador conservador Juan Samy Merheg. Desde la economía regional, nuestra propuesta es la agroindustria, impulsar la manufactura y procesamiento de materias primas, la microempresa familiar, productos elaborados por manos jóvenes, basados en la sabiduría popular y de los ancianos, en la creatividad y capacidad de las mujeres y el asesoramiento de la academia.

Desde la teoría crítica, el progreso siempre ha sido enemigo de la naturaleza. ¿Cómo resuelve esa relación contradictoria?

-Nuestro departamento hoy lo habitan nietos de los colonos que llegaron hace 50, 60 o 70 años atrás, están allí, son guardianes de la selva y no pueden sacarlos. La minería es un peligro para la selva, esta rompe la armonía del territorio. Lo que queremos potenciar son las zonas de reserva campesina. Con los ganaderos tenemos que hacer un pacto dialogado, para que desarrollen la ganadería, pero con compromisos de reforestar las cuencas micropónicas, recuperen los cuerpos de agua que algunos han devastado, fortalecer la ganadería silvopastoril y la huerta rotacional. Esto es parte del progreso armónico que propongo.

Usted es candidato único del Pacto Histórico en el Guaviare, ¿cuál es el papel de la convergencia de Gobierno hoy en la recuperación del territorio?

-Desarrollamos un proceso con mucho debate para escoger el candidato único del Pacto Histórico con los compañeros Federico Riaño, Julio Roberto y yo. Para mí fue un honor competir con ellos, luego de las entrevistas y el método de escogencia, tuve el honor de haber sido elegido, contando con el valioso apoyo de mis compañeros de competencia.

El gobernador ambientalista

¿Cómo se define Germán Olarte personalmente?

Yo me defino como una persona defensora de los derechos humanos, humanista, defensor ambiental, soy botánico e historiador autodidacta y lo que estudié, lo estudié en la Academia Ferroviaria, en los ferrocarriles nacionales donde fui maquinista. Tuve de maestros a Luis Eduardo Betancourth y Secundino Parmenio, de quien aprendí a apreciar el valor de la palabra empeñada y cumplirle a las comunidades. Hoy somos una opción real para el pueblo del Guaviare. La gente nos escucha con atención y respeto, saben que German Olarte, los respeta y luchará por hacer realidad sus sueños, saben que vamos a respetar el presupuesto y que impulsaremos la agroindustria, valorizaremos los servicios ambientales. Somos la opción del Pacto histórico que actuamos en coherencia con el Gobierno nacional de Gustavo Petro y Francia Márquez.

¿O sea que, si usted gana, sería el gobernador maquinista?

-No, si yo gano seré el gobernador ambientalista. Vengo de la izquierda, pero tengo algunos amigos en la derecha conservadora y liberal que han expresado su apoyo. También tengo buena relación con los religiosos que predican la palabra. Hablamos con la verdad que es tan verde como la selva Amazonía y somos transparentes como el agua de las fuentes que nacen aquí.

El Guaviare es un departamento joven tanto en su historia como en su actual composición poblacional. ¿Cuál es la propuesta para los jóvenes del territorio?

-La propuesta para los jóvenes es apoyar la Universidad del Amazonas y generar empleo. Para ello fortaleceremos el turismo ecológico, científico y recreativo. Los jóvenes con su energía y dinamismo tienen todo para salir adelante y para conservar, porque conservar 5.500.000 hectáreas no es fácil. Los productos que salgan del Guaviare deben salir empacados, en las artesanías de nuestros indígenas y nuestras campesinas. El Guaviare debe tener un frigorífico y convertir esto en una agroindustria, porque todos esos excedentes van a quedar ahí como un valor agregado, dar empleo a los jóvenes que ha venido preparando el SENA y algunas universidades. En todos estos procesos la juventud es clave.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments