Grito de miles de venezolanos: “¡Chávez somos todos!”

0
406
Venezuela está con Chávez. Fotografía Prensa Miraflores.

En la fecha prevista legalmente para la posesión presidencial, millones de venezolanos en simbólico acto, prestaron juramento de lealtad a la Constitución Bolivariana y al Programa de Gobierno del mandatario que, convaleciente en un hospital de La Habana, no hizo presencia física en el acto

Venezuela está con Chávez. Fotografía Prensa Miraflores.
Venezuela está con Chávez. Fotografía Prensa Miraflores.

En presencia de jefes de estado, de gobierno, primeros ministros y delegaciones de 22 países de América Latina, millones de venezolanos prestaron juramento, simbólicamente, el pasado 10 de enero, en reemplazo de su presidente, quien se encuentra convaleciente, para decirle a la burguesía de ese país que respalda plenamente a su líder, que los venezolanos juran salvaguardar la Constitución Bolivariana, el programa socialista de Gobierno y a su presidente, que puede permanecer tranquilo en su lecho de enfermo hasta que se encuentre plenamente recuperado.

La derecha neoliberal venezolana, que en las últimas semanas armó una tempestad en un vaso de agua alrededor de la enfermedad de Chávez, y que le apostó a la teoría del ‘vacío de poder’, una figura política que en Venezuela no se da hoy bajo ninguna circunstancia, pero que ellos quisieron crear artificialmente para apartar a Chávez del poder y crear una situación de facto, recibió una nueva derrota política.

Primero, recibieron un golpe contundente con la soberana derrota electoral durante las elecciones presidenciales del 7 de octubre, cuando Chávez se impuso holgadamente con más de ocho millones de votos. Más tarde, con las elecciones del 16 de diciembre para elegir gobernadores, donde el chavismo se alzó con 20 de las 23 gobernaciones y la casi totalidad de las asambleas departamentales, y ahora, con la decisión del Tribunal Supremo de Justicia, en el sentido de que el mandatario puede tomarse el tiempo necesario para su convalecencia y cuando esté plenamente recuperado proceda a la ceremonia de posesión para su nuevo mandato.

Lealtad absoluta

“Juro, frente a esta Constitución de la República Bolivariana de Venezuela -fueron coreando miles de gargantas en concentración ante el Palacio de Miraflores-, absoluta lealtad a los valores de la patria, absoluta lealtad al liderazgo del comandante Hugo Chávez. Juro que defenderé esta Constitución, nuestra democracia popular, nuestra independencia y el derecho a construir el socialismo en nuestra patria”.

El vicepresidente Nicolás Maduro, que condujo la emblemática toma de juramento, dijo ante la multitud: “Aquí en Caracas, hoy 10 de enero, le decimos al comandante Chávez: recupérese, que este pueblo ha jurado y va a cumplir lealtad absoluta”.

Con el multitudinario acto de acompañamiento al presidente Chávez, a su programa de Gobierno, a su proyecto de reformas sociales, el pueblo venezolano envió un mensaje contundente a las fuerzas de derecha, dentro y fuera del país, en el sentido de que no habrá marcha atrás en la revolución bolivariana.

Intentona golpista

“Esta revolución tiene sus motores prendidos, nuestro pueblo está más unido que nunca, la Fuerza Armada está unida con el socialismo y la revolución”, declaró Maduro previo a la concentración del 10 de enero ante diversos medios de prensa y notificó a los detractores del proceso que “Venezuela tiene un solo presidente y se llama Hugo Chávez. Tenemos un solo comandante… todos somos Chávez”.

El vicepresidente venezolano no desaprovechó oportunidad para denunciar, en repetidas ocasiones, que la enfermedad de Chávez fue tomada como pretexto por las fuerzas enemigas de la revolución, tanto dentro como fuera del país, para armar una intentona golpista que pretendía, en primer lugar, apartar al mandatario legítimamente elegido, inventarse el cuento del ‘vacío de poder’ y proclamar un engañoso gobierno provisional de Diosdado Cabello, con el fin de forzar la convocatoria a elecciones presidenciales y dar el golpe de gracia al proceso.

En una postura de doble moral, aparentando favorecer la Constitución, la misma que se llevaron de plano en el año 2000 en un fallido intento de golpe de estado contra Chávez, estos sectores, de la noche a la mañana se volvieron defensores de la legalidad socialista, y junto al Departamento de Estado de los Estados Unidos reclamaron “una transición democrática”.

Solidarios con Venezuela

“Aquí la única transición es hacia el socialismo”, les replicó en forma contundente Nicolás Maduro.

El masivo acto de respaldo a la gestión de Chávez fue respaldado por los gobernantes de la mayoría de países de América Latina.

El presidente del Ecuador, Rafael Correa, en una declaración advirtió a los “enemigos de la democracia, la Constitución, la paz y el desarrollo de Venezuela” que “nuestra América y los pueblos del mundo, permaneceremos solidarios con Venezuela”. Valoró los procesos políticos del continente y aseguró que “juntos seguiremos trabajando por la integración de América Latina”.

El ex presidente paraguayo, Fernando Lugo, dijo en el acto de Caracas: “El presidente venezolano, Hugo Chávez Frías, es patrimonio vivo de toda América Latina y el Caribe, debido al gran cariño y solidaridad que le expresan estos países”.

Manejo morboso de la enfermedad

José Mujica, presidente de Uruguay, dijo por su parte, en el acto del Palacio de Miraflores: “hay un hombre que está dando la batalla por la vida, y está en el corazón de ustedes; eso es lo que tiene sentido. Pero si mañana no está: unidad, paz y trabajo, queridos compañeros”.

En numerosas ciudades del mundo, tanto en el continente americano como en Europa y otras latitudes, el 10 de enero se realizaron actos simultáneos de respaldo a la gestión revolucionaria del presidente venezolano. Vale la pena destacar el que se realizó en La Habana, donde intervino el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canal.

“El imperialismo y sus aliados pretenden regresar a un pasado de despojo y explotación –dijo Díaz-Canal. Manipulan, mienten y arremeten con ira incontenible contra el proyecto bolivariano y sus principales líderes. No respetan el dolor de los pueblos y utilizan de manera morbosa la enfermedad del presidente, en su afán por destruir la inmensa obra revolucionaria.

“Estas presiones se estrellarán una vez más ante la firmeza y unidad de los hijos de Bolívar. América Latina y el Caribe no permitirán nuevos intentos desestabilizadores en la región”, puntualizó el líder cubano.

Aspecto del acto realizado en Caracas en respaldo a la gestión del presidente Chávez. Foto Prensa Miraflores.
Aspecto del acto realizado en Caracas en respaldo a la gestión del presidente Chávez. Foto Prensa Miraflores.