¿Fin de la economía política?

0

Manipulación ideológica

Nelson Fajardo

Con enorme preocupación estamos asistiendo a la implementación, práctica, de las políticas sugeridas por instituciones supraestatales, como el Banco Mundial (BM), con respecto a la educación. Se trata en esta ocasión de las ciencias económicas, sometidas a una reestructuración tal, que de los contenidos del pasado, altamente formativos, no queda absolutamente nada; pero del conjunto de ciencias componentes de ciencias económicas, lo más grave está en la eliminación de la economía política del pénsum formativo en economía.

Foto Libros de El Capital- economia

Esta implementación de una medida de política hecha por el BM tiene una carga ideológica muy fuerte, por cuanto actúa dentro de las presiones del modelo de acumulación neoliberal, al partir del “fin de la historia”, que hace superfluo el estudio de las formaciones socioeconómicas y sus modos de producción; igualmente, es desechado el estudio de la economía política clásica, por considerarla innecesaria en la formación del economista y queda reducida a un breve paseo por ellas.

Complementa toda esta acción destructiva del papel de la economía política, el énfasis en la economía convencional, normativa y cuantitativa. Destacan, entre ellas, la macroeconomía, la microeconomía, la ingeniería económica; entre una gama muy variada de disciplinas científicas, cuyo fortalecimiento tiene como trasfondo la necesidad de formar técnicos y tecnólogos de la economía, con una alta capacidad de elaborar modelos económicos, hacer ajustes al ritmo de los ciclos económicos del capital y proponer objetivos, políticas, programas e instrumentos, en función de las demandas del capital, y quizás la más importante es la relacionada con la creciente inestabilidad del sistema, principalmente en el plano económico.

Asunto de fondo

Pero si bien el problema parece ser un asunto meramente académico, no es así, porque se trata de una política destinada a desaparecer la verdadera columna vertebral de las ciencias económicas, cual es la economía política. Columna que está encargada de develar, descubrir y mostrar claramente la esencia del sistema o formación socioeconómica realmente existente, estudiando aspectos tan fundamentales como el carácter de la propiedad sobre los medios de producción y las formas de apropiación de la riqueza generada por el trabajo humano, el comportamiento del aparato de reproducción socioeconómico (producción-distribución-circulación-consumo/servicios), la posición que se tiene en el proceso de organización del trabajo y cómo se participa en la redistribución de la riqueza.

Estos aspectos fundamentales deben suprimirse del estudio de la economía porque apuntan a determinar la esencia de las relaciones sociales reales que existen en torno a la materialidad de la sociedad o la base material de la misma.

Es un intento por quitar de paso el carácter social de las ciencias económicas y llevarla por el laberinto de su conversión en las llamadas ciencias exactas, como cualquier física, química, ingenierías, entre otras. Vale la pena recordar que las ciencias sociales son más complejas en la medida que se mueven en una paradoja que todavía no logra soluciones, dicha paradoja consiste en el moverse entre la necesidad de asumir el método empírico analítico, como medio en los procesos investigativos; y por el otro lado, tener que recurrir al método de la relación abstracto-concreta-abstracto; situación que hace que dichas ciencias tengan que actuar entre la precisión de los datos y hechos que arroja la realidad objetiva e imprecisión que pueda desprenderse de la interpretación que se haga de dichos datos y hechos.

Conflicto en las ciencias sociales

Es un conflicto permanente que acompaña las ciencias sociales, y en su forma específica, las ciencias económicas. Conflicto que bien manipulado desde las instituciones supraestatales y las transnacionales apunta a dedicar todo el tiempo posible a la economía concreta o cosificada y borrar definitivamente el estudio de las condiciones políticas y sociales que generan determinadas realidades económicas.

En síntesis, se busca suprimir el estudio de las relaciones socioeconómicas realmente existentes, para transformarlas; y así abrir paso a una sociedad que no asume las transformaciones más allá de la reforma y en la que la posibilidad de la revolución es nula y la palabra está proscrita.

Frente a esta situación, el descontento de una franja creciente de jóvenes que estudian la economía, se expresa en organizar grupos de estudio sobre economía política, eventos alrededor de la economía política crítica marxista y la confrontación con las tendencias de derecha, encargadas de tener en estado de estancamiento y crisis a las ciencias económicas.

Es el momento para empezar el debate y quienes tengan que aportar, encontrarán un espacio propicio en el Comité impulsor de la Celebración de los 150 Años de aparición pública del primer tomo de El Capital de Carlos Marx a llevarse a cabo en 2017, obra que después de ser despreciada en pleno impulso del neoliberalismo mundial, es la más vendida en Europa. Se supone que los europeos están estudiando El Capital de Carlos Marx para encontrar explicación a su actual situación.