miércoles, mayo 29, 2024
InicioPaísJuventud¿En qué va la reforma al Estatuto de Ciudadanía Juvenil?

¿En qué va la reforma al Estatuto de Ciudadanía Juvenil?

Las juventudes proponen una nueva reforma a la Ley 1622 de 2013 con un carácter popular, diverso, anti patriarcal e inclusivo que aporte a las necesarias transformaciones que demanda el país

Redacción Juvenil

El pasado 20 de junio, se hundió en el Congreso de la República el Proyecto de Ley Estatutaria 331 de 2022 presentado en la Cámara de Representantes, con el cual se pretendía hacer una nueva modificación a la Ley 1622 de 2013, mejor conocida como el Estatuto de Ciudadanía Juvenil.

Esa iniciativa, impulsada principalmente por el partido Alianza Verde, no siguió su curso al final de la legislatura que culminó, suspendiéndose así una reforma que generaba preocupaciones mayúsculas en la juventud colombiana.

Discusión insuficiente y excluyente

Las inquietudes con el documento presentado tienen que ver con varias situaciones. Para comenzar, con la carencia de un proceso de discusión abierto y amplio del Proyecto de Ley que permitiera una extensa reunión del movimiento juvenil alrededor de tan necesaria reforma.  A pesar de llevar un año en trámite, los espacios de discusión no solo fueron insuficientes sino también excluyentes, porque no vinculó a actores claves del movimiento juvenil y del subsistema de participación.

En el subsistema de participación, además de las Consejerías de Juventud, se encuentran los procesos y practicas organizativas, las plataformas locales, distritales y municipales de juventud y estos no fueron convocados a discutir la propuesta. Tampoco se tuvo en cuenta los múltiples aportes que hicieron llegar a través de cartas, medios digitales, entre otros.

Lo anterior, nos permite afirmar sin cortapisas ni vacilaciones, que la reforma presentada al Congreso tuvo muchas limitaciones, porque estuvo privada de la riqueza y creatividad de los aportes que pueden emanar del mundo juvenil. La elaboración de una reforma verdaderamente democrática requiere de una extensa interlocución con el subsistema de participación y la juventud en general. No debe ser una herramienta proselitista del partido promotor, sino un poderoso instrumento para mejorar las condiciones de vida de las juventudes colombianas.

Propuesta responsable

En cuanto a su contenido, la nueva reforma debe fortalecer un enfoque diferencial que no se quede solo en enunciaciones, procurando así una participación integral de las mujeres, de las personas sexo genero diversas, de las poblaciones con diversidad funcional y víctimas del conflicto social y armado en Colombia.

Un ejemplo claro del reto que debemos asumir en esta materia, es asegurarnos que las garantías de derecho para las poblaciones con diversidad funcional se extiendan aparte de lo educativo y contemple lo laboral. Otro ejemplo, es la necesidad en elaborar acciones para la participación de las mujeres y víctimas del conflicto social y armado más allá de cuotas de participación en los escenarios contemplados en el subsistema.

La nueva reforma también debe precisar con sobriedad los estímulos para las personas que hacen parte de los Consejos de Juventud, con la precaución de no burocratizar los escenarios de participación juvenil. Algunas de las propuestas que se tramitaron en el Proyecto de Ley prometían demagógicamente remuneraciones a las personas en las Consejerías sin asegurarse que los recursos estén realmente disponibles.

Una propuesta que es posible trabajar para la nueva reforma es la creación de fondos de estímulos para los y las consejeras, en alianza con instituciones publicas y privadas, que contemple elementos educativos y culturales.

Festival de la juventud

Es en este contexto, que la misión de las juventudes en Colombia es comenzar a construir una nueva reforma del Estatuto de Ciudadanía Juvenil con un carácter popular, diverso, anti patriarcal e inclusivo, con la capacidad de enaltecer en múltiples niveles nuestra participación y convertirnos en sujetos y sujetas activas de las necesarias transformaciones que demanda el país.

La Reforma del Estatuto de Ciudadanía Juvenil debe estar a la altura del momento de reformas que atraviesa Colombia, es por esto, que debemos ubicar un proceso que permita una discusión amplia y democrática. Proponemos la convocatoria de encuentros, reuniones y asambleas que puedan desembocar en el Festival Nacional de la Juventud, como el máximo escenario para consolidar un nuevo Proyecto de Ley que la juventud en Colombia defienda masivamente.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments