lunes, marzo 4, 2024
InicioPaísEl simplismo del plebiscito a Petro

El simplismo del plebiscito a Petro

Se pretende imponer una narrativa de derrota de los movimientos progresistas, que dista de la realidad. El Pacto Histórico y aliados tienen avances

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

Luego de los comicios departamentales y locales del 29 de octubre, hay un nuevo mapa político que tiene diversas interpretaciones acerca del devenir del país. Desde la campaña a la presidencia, a través de los medios corporativos de comunicación, el Establecimiento o los opositores al Gobierno nacional crearon matrices de opinión contra el proyecto progresista, encabezado por Gustavo Petro y el Pacto Histórico, que reforzaron e intensificaron en el primer año de gobierno.

En la campaña manejaron el discurso de que las elecciones expresarían el nivel de aceptación o rechazo del presidente de la República, o que serían un plebiscito a Petro, ideas que hicieron mella en los inconscientes colectivos.

El profesor universitario y analista político, Mauricio Jaramillo Jassir, cree que a los medios les conviene criticar a Petro y que hay un facilismo centralista, ya que no analizan lo que pasó en el Quindío, en Caldas, en Guaviare, Vaupés, Nariño o Magdalena: “Para ellos es fácil decir que toda Colombia castigó a Petro. En muchas partes la gente está votando porque apoyó un proyecto, porque se siente identificada, porque quiere apoyar a un concejal, etcétera. Lo que vemos es un simplismo en la idea de que todas las elecciones son a favor o en contra de Petro”.

Las elecciones regionales

Tradicionalmente, el comportamiento de los electores en las justas locales y regionales obedece a criterios muy distintos que a las nacionales. Es así que intentan fortalecer sus proyectos regionales, los candidatos son personas de mayor cercanía y los intereses son distintos, entre otros factores.

En ese sentido, se pronunció la representante a la Cámara por el Pacto Histórico, María Fernanda Carrascal, quien aseguró en la red social X: “Concebir el resultado de las elecciones de este domingo como un plebiscito contra Petro me parece una muestra de excesivo centralismo y de pereza analítica, pero les ha venido funcionando. 1. No es lo mismo una elección Local/Regional a una Nacional. Las dinámicas e intereses son distintas. 2. Los resultados son principalmente una respuesta a la gestión de los gobiernos locales. Petro llegó hace un año al poder, los gobiernos locales salientes están hace cuatro años, ¿éstos no tienen responsabilidad alguna?”.

Luego del proceso electoral, es notorio que se seguirá con la narrativa al punto que “en Bogotá hubo dos candidatos que salieron a decir que no aguantaban más improvisaciones, como si ellos fueran a hacerle control político al Gobierno nacional. Entonces, se ve falta de pedagogía, los medios no quieren explicar que la gente eligió a sus gobernantes y a sus corporaciones regionales. Insisto en que la gente no votó por castigar o por avalar a Petro”, comentó el profesor Jaramillo y agregó que donde ganó la izquierda no fue porque votaran por Petro, sino por Fuerza Ciudadana y el candidato del Pacto Histórico. No obstante, sí cree que hubo un voto castigo al Pacto, sobre todo, en Bogotá por la manera como se organizó de cara a las elecciones y porque inició tarde su campaña.

Algunos avances

“El favorecimiento y la simpatía de la alcaldesa por Carlos Fernando Galán fue evidente, el alineamiento del Establecimiento con Galán fue evidente, el aterrizaje de políticos como Alejandro Gaviria, el exministro de Salud Ruiz y buena parte de la clase política terminaron aterrizando en Galán y con todos los avales, con todas las redes de apoyo, estaba en ventaja. El voto castigo fue a una izquierda que pudo hacer una mejor campaña”, explicó el analista consultado por VOZ.

Ahora bien, al ver los resultados regionales y locales es evidente cómo en muchos departamentos los clanes políticos, gamonales, microempresas electorales y las mafias están vigentes y con mucho poder. Para el profesor Jaramillo: “Lo que hemos visto con el retorno de algunos de estos políticos en Barranquilla, Medellín y Cesar evidentemente es que hay grupos muy poderosos que en estas elecciones aprovecharon para reafirmar su poder”.

Sin embargo, el progresismo siendo una fuerza nueva en el panorama nacional, avanzó: “Las fuerzas políticas del Pacto Histórico mejoraron sus resultados con respecto a 2019; (…) En Bogotá pasamos de 29 ediles a 39 en 2023 y de 4 a 7 curules en el Concejo. En todo el país el Pacto Histórico cuenta con un presidente, 20 Curules en Senado, 22 Representantes a la Cámara, 2 Gobernaciones, 38 Diputados, 70 Alcaldías, 642 Concejales, sin contar los ediles en otros municipios. El crecimiento en el occidente del país fue notorio, particularmente en el Valle del Cauca, Cali, Nariño y Pasto”, comentó la parlamentaria Carrascal advirtiendo que las cifras se actualizarían.

Agendas nacional y regionales

De la misma manera, más allá del Pacto Histórico, Gustavo Petro expresó en la red social X: “No solo la coalición de gobierno ganó en nueve departamentos y se lucha el décimo, sino que, en el solo departamento de Nariño, por ejemplo, hemos ganado 21 alcaldías”. (…) “El 70% de las curules de ediles de toda la ciudad de Cali son del Pacto, ahora hay una bancada de 4 diputados en la asamblea, hoy no hay uno solo, y tres concejales en Cali. El avance de las fuerzas del gobierno en el occidente de Colombia es gigantesco. En solo Nariño y Cauca se ganan las dos gobernaciones y 40 alcaldías”.

Ahora bien, con el nuevo mapa político puede presentarse un conflicto entre las agendas nacionales y departamentales, no porque puedan ser complementarias, sino porque buscan hacer oposición y sabotear desde los gobiernos territoriales.

En ese sentido, en la alocución presidencial, luego de los sufragios y de felicitar a los electos, de manera propositiva Petro expresó: “Trabajaremos para articular sus propuestas de campaña y que podamos construir en común un país que combata la corrupción, la injusticia y le haga frente a la crisis del cambio climático. Nos reuniremos en los próximos días para articular planes locales electos con el plan del cambio, la Potencia Mundial de la Vida”.

Descentralización articulada

En palabras del profesor Jaramillo, tanto el Gobierno nacional como los departamentales y locales tienen el deber de articular: “Tienen que entender que el mapa político en algunas zonas cambió, tienen que entender que la gente votó por algunas prioridades del paro regional y tienen que ceder. Pero también tienen que entender que Petro fue elegido en circunscripción nacional y de eso se trata una descentralización, de que se articulen los intereses de lo regional, de lo territorial con lo nacional. Se habla mucho de que Petro tiene que oír, sí, pero ellos también tienen que oír porque el presidente sigue siendo Petro”.

Sobre el mismo particular se pronunció Jaime Caycedo, presidente del Partido Comunista, organización integrante del Pacto: “Para el Pacto Histórico la lección es ideario estratégico con las reformas sociales para la democracia al frente; avanzar en la ejecución del Plan Nacional de Desarrollo, PND, para vencer hambre y desempleo con las bases urbano-rurales; materializar revolución educativa pública, intelectual y moral por justicia y verdad”.

Es claro que temas como la Paz Total no se pueden materializar sin la participación de alcaldes y gobernadores, así como la implementación de una reforma a la salud en la que el Gobierno nacional propone darle más recursos a los entes territoriales. “Al margen de que sean del Partido de la U, Cambio Radical, Centro Democrático tienen que articularse sí o sí con el Gobierno Nacional”, concluye el analista Mauricio Jaramillo Jassir.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments