Eje Cafetero en alerta ante la minería

0
537
El paisaje cafetero, en riesgo de desaparecer por la minería a cielo abierto. Foto Léo Tisseau.

Nace Red de Municipios por el Agua. Agencia Nacional Minera abre puertas a las transnacionales y persigue a mineros artesanales

El paisaje cafetero, en riesgo de desaparecer por la minería a cielo abierto. Foto Léo Tisseau.
El paisaje cafetero, en riesgo de desaparecer por la minería a cielo abierto. Foto Léo Tisseau.

Entre el 19 y el 20 de mayo, se desarrolló en Salento (Quindío) el Tercer Encuentro de Responsabilidad Social con el Territorio. Asistieron autoridades de 20 municipios, cinco departamentos, senadores y representantes a la Cámara, instituciones públicas, organizaciones sociales e invitados de Cajamarca (Perú) que narraron la destrucción de su región a partir de la megaminería a cielo abierto y la lucha que han adelantado para frenarla.

Salento provee de agua al 68% del departamento. En su territorio queda el emblemático Valle de Cocora. Hace unas semanas salió la noticia de las solicitudes de explotación minera en el municipio.

La personera municipal Tatiana Herrera Giraldo aclara: “Hay 12 títulos mineros en los planos que envía la Agencia Nacional de Minería (ANM) y 14 solicitudes más. Ocho de los títulos son de la Anglogold Ashanti”.

Como lo menciona Jaime Arias, líder de la Mesa Ciudadana de Salento: “Los problemas que enfrenta nuestro territorio son de carácter regional. Cualquier acción que afecte a Salento impacta a casi todo el departamento del Quindío, a Pereira y a Ibagué, con las que el municipio limita también. El proyecto minero La Colosa en Cajamarca (Tolima) tendría efectos devastadores sobre nuestro territorio”.

En diciembre de 2015, la Mesa Ciudadana y otras organizaciones convocaron Encuentros de Responsabilidad Social con el Territorio. De ahí salió el Pacto de Toche que convocó a las autoridades de Ibagué (Tolima), Cajamarca (Tolima) y Salento (Quindío) y al gobernador de Quindío en torno a un acuerdo de voluntades estratégico de protección ambiental e impulso económico y social para la región.

La Red de Acción por el Agua permite el trabajo conjunto entre dichos municipios para frenar la explotación de recursos naturales de gran impacto, para darle mayor autonomía a los municipios en las decisiones sobre agua y recursos naturales, para pedir los presupuestos necesarios a la nación para la protección de este recurso, para el impulso de la participación ciudadana decisoria en el ordenamiento territorial y de consultas populares para decisiones directas sobre actividades que impliquen alto impacto ambiental y social.

Estos acuerdos siguen el camino ya emprendido en Piedras (Tolima), que hace dos años generó la consulta contra la minería, y en Ibagué donde el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo busca que se haga una consulta popular frente a actividades económicas que contaminan el suelo, las aguas y afectan la vocación agropecuaria y turística del municipio.

Tensión por minería a cielo abierto y cierre de socavones

Por otra parte, hay alarma en Quinchía por las pretensiones de dos multinacionales que quieren hacer minería a cielo abierto en este municipio risaraldense.

La denuncia la hizo el concejal y asesor de la Asociación Minera de Risaralda y Caldas, Jhony Garcés, quien reveló que en una sesión del Concejo Municipal el vocero de una de las empresas aceptó que ya están adelantando camino para iniciar la actividad minera a cielo abierto.

Según el concejal, esta actividad la están implementando en una zona densamente poblada, de vocación agrícola y proveedora de agua.

De acuerdo con lo expresado por el vocero de la multinacional, a los planes de trabajo aprobados por la ANM sólo les hacen falta las consultas previas con las comunidades indígenas y la licencia ambiental que está en trámite.

Mientras abre las puertas a la gran industria minera, la ANM ordenó el cierre de 70 socavones de explotación de oro artesanal ubicados sobre la margen del río Cauca, afectando el sustento de 300 familias en Risaralda.

“Estamos hablando que son más de 70 minas en la región que comprende desde Anserma (Caldas) hasta el departamento de Antioquia, zona que abarca aproximadamente seis municipios, donde la autoridad minera solo habla de cierres pero no ofrece alternativas”, dijo.