Cuéntelo como lo cuente… pero cuéntelo

0
447

Nelson Guzmán Baena
Especial para VOZ

Como estaba previsto desde el año anterior cuando se celebró el V Encuentro Nacional de Escritores Luis Vidales, organizado por la Fundación Torre de Palabras, el VI Encuentro de 2013 fue más complejo, de consolidación como lo afirman algunos de sus gestores, pues el tema literatura, conflictos y memoria daba como cierto tufo de temeridad, en un país como el que habitamos donde poco se puede hablar con conciencia, porque son los de arriba o los de otros lares los que hablan y deciden y hay que tratar de preservar la existencia misma. William Ospina lo rescata en su conferencia: literatura, conflictos y memoria. No se ha relatado la historia nacional como lo ha sido ni mucho menos para cambiar la realidad. Un ejemplo de imitar es el Nobel Gabriel García Márquez.

encuentrodeescritores

En ciertas, no en todas las disertaciones, se da el quererse manejar el espacio cultural para contribuir a evolucionar o madurar la personalidad y pasar a una colectividad consecuente con nuestros hechos más connotados. La temática era de manera similar comprometedora: Conflictos y memoria histórica, el papel del intelectual; Diálogos para un nuevo país; El bandolerismo y los orígenes de la violencia; El periodismo narrativo como archivador de la memoria; El papel de los medios de comunicación; Reporteros de guerra, vicisitudes de la verdad; La violencia de la historia la ficción y lo predominante incluso reconocido por historiadores como Carlos Miguel Ortiz Sarmiento y Fernando Cruz Kronfly este ultimo aceptando que hasta crea los hechos en la investigación.

El santandereano Pedro Claver Téllez biógrafo de Efraín González, hace ver las angustias por las que atraviesa todo investigador social desde su tierra hasta llegar a otros lugares de la geografía nacional como Pijao, Quindío, detrás de las huellas del bandolero conservador González y Olga Behar autora del libro “las guerras de la paz” precisa que las investigaciones no son muy acogidas por los medios de comunicación y cuando se logra superar esta barrera se somete a la persecución, al exilio y hasta la muerte.

Sobre la metodología cada vez cambiante y ahí si cuéntelo como lo cuente… el todo es que lo cuente, lo divulgue y no arrepentirse como lo hace León Valencia en algunos de sus episodios vividos. Nuestro destino será confrontarlos, con lógica y eso si alejados del mercantilismo.

Calarcá, su paisaje geográfico, se vistió nuevamente de letras entre el 14 y el 17 de agosto y por lo que percibo, esta Fundación Torre de Palabras nos seguirá convocando teniendo en cuenta la firmeza conceptual y práctica de nuestro premio Lenin de la Paz, Luis Vidales