Confesiones religiosas también quieren la paz

0
561
Padre Mario R. Toro. Foto SC.

En Colombia existe un gran número de católicos, no obstante existen y van en crecimiento otras religiones y confesiones religiosas, tales como el judaísmo, el islamismo, budismo y muchas ramas del protestantismo.

VOZ habló con voceros de algunas de estas congregaciones religiosas sobre sus deseos frente las conversaciones en La Habana.

Loyda Sardiñas, presbítera de la Iglesia Colombiana Metodista

Presbítera L. Sardiñas. Foto SC.
Presbítera L. Sardiñas. Foto SC.

“La paz es el sueño del Evangelio. Es el sentido de misericordia e inclusión. No habrá paz en el mundo obviamente si no la hay entre las diferentes confesiones religiosas. Este es el sueño de toda Colombia, que los diálogos de La Habana sigan adelante y que verdaderamente podamos ver realizado este sueño de todos los colombianos. Este es el ideal evangélico. Es el sentido mismo de la fe y de la esperanza, el vivir como hermanos. Para ello debemos vivir dignamente, todos los humanos deben vivir con dignidad, así será más fácil alcanzar la paz”.

Sheikh Lyes Marzougui, director pedagógico del Centro de Estudios Islámicos de Colombia “Al Qurtubi”

Sheikh Lyes Marzougui. Foto SC.
Sheikh Lyes Marzougui. Foto SC.

“Nosotros somos de países que viven la guerra. Todavía estamos en estos espacios de conflicto por muchos asuntos, políticos y económicos, y nuestro consejo de una forma muy humilde (porque cada contexto tiene su especificidad) es que lo más importante es conocer al otro, es el primer paso, y después discutir y dialogar, luego encontrar los fundamentos que pueden unir más que dividir. En el Islam lo que hizo nuestro profeta Muhammad fue unir las tribus judías, cristianas, politeístas y musulmanas de la península de Arabia y logró hacer la primera constitución de un Estado que es la Medina. Todas estas vertientes convivieron en paz”.

“Tenemos en la tradición islámica, aunque en Colombia son otras problemáticas (no queremos dar lecciones a nadie), pero se puede lograr mucho escuchando al otro. Como decía un político francés: no hay que venir con sus respuestas, cuando uno viene con sus preguntas, sino venir todos con sus inquietudes para lograr avanzar más en los procesos de paz o cualquier otro proceso que sea bueno para la unidad”.

Rabino Richard Gamboa del Instituto Sheguel de la rama Judía Liberal

Rabino R. Gamboa. Foto SC.
Rabino R. Gamboa. Foto SC.

“Primero tenemos que aprender a conocernos unos a otros. El conflicto en Colombia se da por el desconocimiento del otro. En segundo lugar tenemos que trabajar por minimizar, por lo menos, los índices de violencia intrafamiliar. Estamos convencidos de que la familia es donde sucede todo lo que va a suceder en la sociedad”.

“Una familia que viva en paz, en amor, en convivencia, que aprenda a coexistir en la diversidad, eso ayuda muchísimo a que tengamos una sociedad que aprenda a convivir en la diversidad. En eso tenemos que trabajar fuerte. Y todos, tanto religiones como instituciones y sectores de la sociedad tenemos que presionar al Estado colombiano para que se creen políticas de inclusión, convivencia, minimización de los focos de violencia y que la paz sea de verdad una política de Estado”.

Pastor Eduardo Martínez, de la Iglesia Evangélica Luterana de Colombia

Pastor E. Martínez. Foto SC.
Pastor E. Martínez. Foto SC.

“Construimos paz en lo cotidiano. Encontrarnos, conocernos y reconocernos. Hay que reconocer la diversidad de creencia, ideológica, étnica y cultural. Aprender a convivir en esta diferencia, valorándola y respetándola, eso es hacer paz. Pero también tenemos iniciativas como acompañamiento a las comunidades vulnerables por el asunto de restitución de tierras. También estamos en la Mesa Ecuménica por la Paz, el Foro de las Religiones por la Paz e iniciativas de las iglesias, encontrándose alrededor del momento histórico que estamos viviendo”.

Padre Mario Rafael Toro, director del Departamento de Promoción de Unidad y Diálogo de la Conferencia Episcopal de Colombia

Padre Mario R. Toro. Foto SC.
Padre Mario R. Toro. Foto SC.

“Me encanta poder hacer esta entrevista con el periódico VOZ, que es la voz de la gente pobre, de los movimientos populares y de los que no tenemos voz muchas veces para decir nuestras inconformidades con el sistema.

Ojalá estos diálogos que están haciéndose entre el gobierno y un grupo armado como las FARC, lleguen a una buena conclusión porque puede ser un primer pasito para la paz. Si eso se hace, ciertamente va a ser muy beneficioso para nosotros, pero todavía no sería el final, ya que la paz requiere de muchas otras cosas como arreglos estructurales, como ustedes lo dicen permanentemente en su periódico, y esos arreglos requieren la participación de muchos otros actores de la sociedad”.