martes, junio 25, 2024
InicioInternacional¿Cómo analiza el Partido Comunista de Chile la derrota del 7 de...

¿Cómo analiza el Partido Comunista de Chile la derrota del 7 de mayo?

Se exploran opciones que le permitan empoderar el movimiento popular para evitar la aprobación de una Constitución más antidemocrática que la actual

José del Río

Los resultados electorales arrojaron una victoria incontrovertible de la extrema derecha. No obstante, el Partido Comunista Chileno, PCCh, obtuvo la mayor votación entre todos los partidos de izquierda. Pero es un buen resultado con sabor amargo ya que se empoderó en tal forma el Partido Republicano que tiene los votos necesarios para imponer el contenido de la nueva Constitución. Los partidos del centro también fueron derrotados y algunos partidos de izquierda sacaron cero votos o una cantidad de votos insignificantes.

El análisis de la nueva situación

Los comunistas Hugo Guzmán, el presidente del partido Guillermo Teillier, Lautaro Carmona y Karen Araya hicieron un análisis sobre lo que en el lenguaje chileno han llamado “El nuevo mapeo político”.

El presidente del partido Guillermo Teillier escribió un análisis que tituló Hay un riesgo para el futuro democrático del país. Allí expresó: “Nuestros consejeros tendrán que hacer todo de su parte, será una batalla dura. Estaremos muy atentos a cómo se da la situación para ir tomando determinaciones en el transcurso del proceso”.

En relación con la victoria obtenida por el PCCh, Teillier consideró que el Partido tiene “el propósito de contribuir con el Gobierno en esta hora difícil y aportar al máximo a salvar el programa que la derecha pretende hundir definitivamente”.

Una cuestión analizada por Teillier fue el elevado número de votos nulos, dos millones de votos. El consideró que esos sufragios no son de izquierda, pero acusa algo grave es que los partidos de izquierda y de centro no explicaron eficazmente al electorado como sería el proceso. Frente a las exigencias de “algunos desorientados que exigen congelar el Programa oficial”, él considera que Gabriel Boric debe seguir gobernando y desarrollando el programa con el cual fue elegido.

Teillier opina que la votación del Partido Republicano pone en riesgo el rumbo con que Boric ha dirigido su gobierno. Pero lógicamente, toda la izquierda y aún sectores de centro honesto tendrán que apoyar al Gobierno y en la Constituyente para evitar que la extrema derecha mantenga el contenido de la actual Constitución de la dictadura o algo peor que trate de hacerla más antidemocrática.

En este análisis hubo un gran aporte de la mujer chilena en las contribuciones de Carmen Araya, quien obtuvo la segunda mayoría de la región metropolitana. Ella es dirigente del magisterio y obtuvo el 12.51 por ciento de la votación. Ella considera que se requieren “nuevas agendas, nuevas respuestas y nuevos relatos y que el país necesita y le debemos a los chilenos y chilenas una nueva Constitución. Que el contenido de esta debe garantizar seguridad y buen vivir”. Culmina diciendo: “Como Partido Comunista jamás nos vamos a restar de ningún espacio, aunque seamos minoría. Nunca vamos a dejar de luchar por las demandas del pueblo”.

Certezas e incertidumbres del nuevo mapeo político

En el lenguaje chileno el mapeo político se refiere a la nueva situación política del país, consecuencia del triunfo del Partido Republicano constituido por extremistas de derecha. No hay duda que hubo un crecimiento del electorado de la extrema derecha, con el agravante que tienen la correlación de fuerzas para imponer el nuevo texto de la Constitución.

El otro elemento definitorio de la nueva coyuntura política es que las fuerzas de izquierda son la mayoría en el oficialismo y forman la base electoral y social en el Gobierno. Sin embargo, el nuevo panorama político implica un derrotero político que consolida la extrema derecha un tránsito radical de una política orientada mayoritariamente por la izquierda hacia una política hegemonizada por la extrema derecha.

Según el comunista Hugo Guzmán, el gran interrogante que debe responder la izquierda y debe guiar toda su táctica y estrategia para redactar la nueva Constitución, es si el Partido Republicano al tener la mayoría en el Consejo Constitucional y la mayoría para el veto si tratará de imponer a rajatabla sus tesis ordinarias o buscará consensos para llegar a acuerdos y superar el contenido de la actual Constitución de la dictadura.

La otra cuestión que constituye un reto para la izquierda y el Gobierno es si es posible alinear a la derecha tradicional para llegar a acuerdo con la representación progresistas, social demócratas y de izquierda. Si se lograran los acuerdos, este bloque se constituiría en un contrapeso de las pretensiones de los republicanos de imponer, en algunos puntos, una Constitución más regresiva que la actual.

¿Qué hacer?

La dirección del Partido, el presidente Teillier y el secretario general del PCCh Lautaro Carmona consideran que en el nuevo ciclo político del país la izquierda y otros sectores progresistas deben tratar de concretar “nuevas agendas, nuevas propuestas y nuevas formas de trabajo hacia la ciudadanía”. Lógicamente, esto requiere que el gobierno deba entender que de hecho las elecciones se constituyeron en una especie de plebiscito para evaluar la gestión de Gabriel Boric.

Esa es la razón por la cual el Gobierno debe cerrar filas en torno a los grupos de izquierda, de extrema izquierda y los socialdemócratas para tratar de sacar adelante sus propuestas progresistas. Solo así, se podrá neutralizar la propuesta de la “derecha política, económica y medial” que exige reformular el plan gubernamental de reformas en previsión, salud y pensional.

Ya los medios de la derecha empiezan a difundir que el Gobierno de Boric no puede agenciar ninguno de esos cambios. Los comunistas, sectores de izquierda y los socialdemócratas consideran que Boric enfrenta “un cuadro políticamente complicado”.

Este panorama complejo exige acciones audaces, bien estructuradas y mejor ejecutadas. Tales son las propuestas del camarada Lautaro Carmona quien ha planteado al Partido y a la izquierda que hay que trabajar más para construir “un plan político que permita que el movimiento popular recupere iniciativas con protagonismo del mundo sindical, juvenil, poblacional y de los partidos políticos”.

Los retos del presente y del futuro para la izquierda

Frente al plan de la derecha de exigir que el presidente Boric deje de ejecutar el programa que el pueblo eligió, la respuesta de los sectores de izquierda debe ser apoyar al presidente Boric para que siga ejecutando lo que se le prometió al pueblo en la campaña electoral.

“Hay algunos que quieran asociar, afirma Lautaro Carmona, esta elección a un plebiscito al gobierno. No se eligió gobierno, no se eligió parlamento, se eligió el Consejo Constitucional recogiendo una enseñanza. Vemos en un porcentaje no menor en el voto que gana la derecha, un juicio crítico a políticas no totalmente precisas de nuestro Gobierno. No podemos en esas condiciones, creer que se deben relativizar los compromisos contraídos”.

En efecto el programa con el cual fue elegido Boric contiene una reforma a las pensiones, políticas de seguridad para garantizar paz en las comunidades, políticas de vivienda, reforma a la salud, una política nacionalista para explotar el litio, soberanía económica para construir un plan de desarrollo y ejecutarlo soberanamente.

En el análisis también se hace énfasis en que la izquierda debe cualificar un plan político que permita que el movimiento popular dinamice sus iniciativas, clarifique sus objetivos para potenciar el movimiento popular.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula