Clavos calientes

0
311

Los desacuerdos

Los analistas del proceso de paz y algunos periodistas que le han hecho seguimiento a los diálogos de paz están preocupados por las “líneas rojas” o los temas en el congelador, que son los desacuerdos en los tres puntos parciales hasta ahora aprobados en La Habana. Como “nada está acordado hasta que todo esté acordado”, es necesario que las partes vayan definiendo qué hacer, porque cada vez se acerca el fin del debate sobre los seis puntos, aunque con evidentes desacuerdos en aspectos importantes. Entre ellos se comenta que el mejor escenario para definirlos es la asamblea nacional constituyente, porque la discusión bilateral se agota y no deja espacios para resolverlos.

50821

Fuero militar

No entienden en el exterior cómo es posible que el gobierno del presidente Santos insista en el fuero penal militar de impunidad a los crímenes de la Fuerza Pública, cuando se avanza en un proceso de paz con perspectivas de culminar en pocos meses en completo éxito. No es un guiño a la solución política. Gobiernos de la Unión Europea, el Parlamento Europeo y Naciones Unidas se oponen a semejante esperpento porque viola el Derecho Internacional Humanitario y pone en peligro el acuerdo final de paz. No es coherente la decisión de Santos, solo es explicable por la enorme presión de los altos mandos militares y las concesiones que el mandatario les hace a los militaristas.

Judas en Panamá

Miembros de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Legislativa de Panamá recibieron por segunda vez a un grupo de diputados de las Islas Malvinas, que los ingleses llaman Falkland, que están buscando apoyo al colonialismo británico con los países pro imperialistas gobernados por la derecha en América Latina. Son traidores a la causa bolivariana y a la solidaridad que debe tenerse entre los países hermanos latinoamericanos. No solo Judas está en Colombia, también en Panamá, entre unos pocos.

El ventilador del hacker

El hacker Andrés Felipe Sepúlveda resolvió prender el ventilador en la Fiscalía y está temblando la cúpula del uribista Centro Democrático. Está dando demasiadas evidencias que comprometen desde Álvaro Uribe Vélez y Óscar Iván Zuluaga, hasta Luis Alfonso Hoyos y el hijo del propio candidato presidencial. También salen a flote sus vínculos con la inteligencia militar y su participación en la llamada Operación Andrómeda bajo investigación de la Fiscalía en la actualidad. Uribe Vélez acude al sofisma de distracción de siempre de anunciar denuncias por calumnia e injuria. Es el viejo truco de quien sacó también del país a la conejita María del Pilar para silenciarla. Al hacker quieren silenciarlo también. ¡Están pillaos!