Clavos calientes

0
350

Posición inexplicable

Nadie entendió por qué el Polo Democrático Alternativo se opuso al proyecto de ley para favorecer a las “minorías”, que realmente es un proyecto para garantizar un espacio político en el país favorable a mayor participación democrática y por fuera del bipartidismo tradicional. Algunos creen que el Polo es consecuente con su posición arrogante de creerse la única oposición al régimen, pero no se da cuenta que pierna arriba está peligrando que logre el umbral de casi medio millón de votos en las próximas elecciones. En la izquierda nadie se puede creer el ombligo del planeta.

gustavo_triana

Protestas en el FSP

Mientras se reunían los partidos que integran el Foro de Sao Paulo y sus invitados, en esta populosa ciudad brasileña, a comienzos de agosto, en la puerta del sitio donde se realizó la reunión, un grupo de jóvenes protestó contra Lula, presente en el recinto, Dilma Rousseff y el Partido de los Trabajadores. Todos tres están muy bajos en las encuestas después de las movilizaciones y las protestas en las principales ciudades de Brasil. El país está en una profunda crisis social y los trabajadores y los jóvenes demandan soluciones prontas y estructurales.

Por acoso sexual

Tomás Concha, quien se desempeñara en la administración de Álvaro Uribe Vélez en la Oficina de Derechos Humanos de la Vicepresidencia de la República, fue llamado a juicio por la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá por el delito de acoso sexual, según denuncia interpuesta por la periodista Lina Castro. Según la comunicadora, Concha se dedicó a perseguirla y con intenciones sexuales, cuando trabajaban juntos. El ex funcionario fue exonerado por un juez, pero el Tribunal consideró que debe responder ante la Justicia.

Las “policarpas”

En el programa de TV La Barbería, Francisco Santos Calderón, precandidato presidencial de la extrema derecha, contó que las hermanas Calderón, casadas con Enrique y Hernando Santos Castillo, padres de los Santos Calderón, entre ellos el propio Pachito y Juan Manuel, el presidente, hacían parte de las “policarpas”, damas de la oligarquía que ayudaban a las guerrillas liberales en lucha contra la dictadura conservadora. Hasta armas les llevaban.

De esta historia es protagonista también una tía política del director de VOZ, Carlos Lozano, Pepita Calderón de Lozano, familiar de las anteriores y esposa de Alfredo Lozano Agudelo, ex gobernador del Tolima y ex diplomático fallecido, quien fue juzgado en un consejo de guerra porque, con otros dirigentes liberales, tenía una emisora clandestina contra la dictadura de la godarria de la época. En la lógica de Pacho Santos y de su jefe Álvaro Uribe, las encopetadas señoras y el tío de Lozano tendrían que ser juzgados hoy como terroristas.