Clavos calientes

0
719
Julio César Turbay, en una portada de Alternativa (1975)

Cien años de Turbay

Con artículos en homenaje al expresidente Julio César Turbay Ayala la “gran prensa” celebró el centenario del nacimiento de este político liberal, fallecido en 2002. Algunos lo califican con demasiado entusiasmo como “patricio liberal que contribuyó a fortalecer la democracia”. La verdadera historia dice lo contrario. Es célebre la portada de la revista Alternativa, durante el gobierno de Turbay Ayala (1978-1982), en que publicaron una fotografía suya como el padrino de la política colombiana debido a sus oscuras relaciones. En la realidad, Julio César Turbay Ayala fue uno de los promotores del llamado manzanillismo en la política colombiana y su gobierno, bajo los rigores del Estatuto de Seguridad”, heredero de la Ley de los Caballos de finales del siglo XIX y antecedente de la “seguridad democrática” uribista, ha sido uno de los más predadores de los derechos humanos y de las libertades públicas. Es la historia contada al revés, como no se debe hacer.

Julio César Turbay, en una portada de Alternativa (1975)
Julio César Turbay, en una portada de Alternativa (1975)

Sociedad ultraderechista

En la revista Semana en circulación, Daniel Coronel revela que en 1982 el ahora procurador Alejandro Ordóñez, acompañado de varios de sus inmediatos colaboradores en la Procuraduría, crearon en Bucaramanga la Sociedad Tradicionalista Colombiana de corte confesional y fascistoide diríamos nosotros. Los integrantes, incrustados en la dependencia que tiene por finalidad defender los derechos de los colombianos de los abusos de los servidores públicos, se ha dedicado a defender a sus amigos y delincuentes de cuello blanco y a perseguir a la izquierda. Ordóñez, prevalido de su poder, se ha dedicado a conspirar contra la paz y contra toda medida moderna que ampare los derechos de los colombianos y las colombianas. Es un peligro para la democracia y la libertad. Son los que defienden al magistrado Pretelt, a los uribistas prófugos de la justicia y a Ernesto Yamhure. De esta cofradía hace parte José Miguel Narváez, ex director del DAS, que regentó una cátedra en las escuelas de los paramilitares con el nombre de “matar comunistas no es delito”.

Santos y sus embarradas

Inclusive amigos del gobierno de Santos han dicho que la declaración del Presidente en Medellín durante el Foro Económico Mundial, en donde dijo que “las FARC estaban preparadas para volver a la guerra y en especial a la guerra urbana…”, fue una metida de patas. Semejante afirmación llamó la atención porque según informan ambas partes desde La Habana, está cerca el Acuerdo Final que abre el camino para la paz estable y duradera. En contraste, a la misma hora, Timoleón Jiménez intervenía por vía virtual ante presos políticos de La Picota y les decía que el proceso iba bastante adelantado porque es evidente la voluntad del presidente Santos y de las propias FARC. Curiosa la reciprocidad del mandatario.

Triunfo de Venezuela

Como un triunfo de la República Bolivariana de Venezuela fue considerado el logro en la Asamblea General de la OEA de obtener el respaldo de 15 países miembros en favor del diálogo político, además de la posición firme y digna de la canciller Delcy Rodríguez ante la postura injerencista de Luis Almagro, Secretario General de la OEA y títere de Washington.