Caballería ligera: Heroína de papel verde

0
143

José Ramón Llanos

Como se sabe, hay títeres de materiales variados, desde papel maché hasta los de tela o trapos viejos. Por supuesto, también los hay con la propia encarnadura humana. Estos generalmente son los más costosos y perversos. Desde la época de la guerra fría los más traviesos y a su vez los más sumisos ante sus consuetas y patrocinadores, más exactamente sus amos, son los de papel verde, verde dolárico.

yoani-Made_in_USA

Hoy la CIA, a través de su red de periódicos, televisión y blogueros, está empeñada en crear la última heroína de papel, el material para diseñarla lo ponen los Estados Unidos: los dólares con los cuales compran su cerebro y su pluma mercenaria. Su nombre es precisamente el que ya identificó el lector: Yoani Sánchez.

Ya le financiaron los tiquetes y hoteles, para exhibirla ante el mundo como la adquisición más virulenta en su propaganda contra Cuba. La tienen aleccionada para que magnifique cualquier pequeño lunar que haya en la política y la acción del gobierno de la Isla de la Libertad. O si acontece un accidente de tránsito en que muere un gusano infiltrado en Cuba, ella se encarga de construir una versión truculenta para convertir la muerte accidental en un complot gubernamental para asesinar a su colega en la brega de traicionar y difamar contra su patria.

Como diría José Martí, en vez de reconocer los significativos beneficios de la luz solar, únicamente escribe sobre las pequeñas manchas del astro rey.

Su intuición y visión periodística es rígidamente proimperialista y de un alto nivel de miopía. Por esa enfermedad ocular aún no ha visto los genocidios estadounidenses cometidos en Irak, Afganistán y Pakistán. Tampoco ha visto los drones asesinos de Obama, su cohorte de generales y técnicos. Yoani Sánchez, ni siquiera hoy cuando hasta los republicanos le cuestionan el uso frecuente de los drones para asesinar hipotéticos enemigos de su país, incluso nacionales norteamericanos, se percata de las acciones violatorias del derecho internacional humanitario de su patrón gringo.

Los dólares que recibe por su trabajo sucio contra su país la obnubilan tanto que ni siquiera ha visto que una agencia privada yanqui proporciona elementos para entrenar militares para que disparen “No more hesitación”, sin más vacilaciones, contra mujeres embarazadas, ancianos y niños.

Yoani Sánchez, incluso has malbaratado hasta la gran oportunidad de lavar tu imagen de bloguera digitadora al servicio del mayor enemigo del pueblo cubano y recuperar parcialmente tu dignidad, aprovechando tu tránsito por los Estados Unidos, para unirte al coro mundial que exige justicia y libertad para los Cinco Héroes de tu país, castigados por la riesgosa labor de hacer actividades preventivas para evitar ataques contra el suelo de Máximo Gómez. Te la perdiste, heroína de papel dolárico.