jueves, junio 20, 2024
InicioPaísPolíticaBloqueo legislativo, el caldo de cultivo para la constituyente

Bloqueo legislativo, el caldo de cultivo para la constituyente

Yarley García
@yayisanaliza

Alberto Benavides Mora, hoy senador del Pacto Histórico por el Polo Democrático Alternativo, ha recorrido por más de 25 años la geografía nacional, trabajando con cientos de comunidades y pensando junto a ellas un modelo de país desde la descentralización, la preservación de sus ecosistemas, formas de vida, economías populares y el modo en que ellos, desde sus experiencias articulan el poder.

Llegó al senado para ocupar la curul que dejó Gustavo Bolívar. Desde entonces, su presencia en el senado ha sido estratégica para el pacto histórico y el Gobierno del Cambio por su habilidad para tender puentes de diálogo con distintos sectores y sacar adelante el Plan Nacional de Desarrollo como ponente. Allí expuso ampliamente la necesidad de poner el agua en el centro de la discusión, como bien común y un necesario ordenador del territorio.

Con la salida de Alexander López del senado para ser el director de Planeación Nacional, Benavides llegó a la Comisión Primera, una de las más importantes del senado, a dar discusiones constitucionales, de ordenamiento territorial, políticas de paz y asuntos éticos.

¿En su opinión, qué impide que el Gobierno delibere las reformas?

No creo que haya sido así todo el tiempo. Hemos logrado tramitar reformas claves como el Tratado de Escazú, el reconocimiento de la vida campesina en el artículo 64, la reforma tributaria, el Plan Nacional de Desarrollo y varias otras propuestas legislativas.

Ha ocurrido algo con las reformas de salud, laboral y pensional basado en dos aspectos:  el primero es que el Gobierno tardó mucho tiempo en tener una propuesta que lograra una sintonía de diálogo nacional. Prácticamente la tuvo hasta mayo o junio del año pasado. Esos cuatro o cinco meses generaron un momento de relajación. Lo vimos en la dinámica que se tuvo el año pasado y este primer semestre. En segundo lugar, la oposición ha utilizado una serie de estrategias de dilatación contrarias a lo que le dicen a la opinión pública sobre fomentar el debate. Evitan la argumentación y la deliberación. Sorpresivamente esta práctica se ha extendido más allá de los partidos de extrema derecha.

¿Cómo se pueden destrabar estas discusiones?

Lo primero es poner en evidencia el hecho que mencioné anteriormente. Es necesario que haya una mayor movilización ciudadana en defensa de las reformas.  Yo creo que se ha ido construyendo, pero hay que hacerlo con mayor insistencia. Además, necesitamos que a quienes les corresponde la tarea política del Gobierno, la hagan con más diligencia.

¿Usted cree que va a ser posible un acuerdo entre bancadas?

Sí. Yo creo que será posible. Soy optimista frente a los acuerdos, pero soy pesimista en los tiempos. Estas reformas necesitan hacer tránsito en las comisiones y plenarias tanto de Senado como de Cámara. Este hecho sumado a las estrategas de evitar el quorum para votar los impedimentos con dilaciones como hacer plenarias de participación que realmente no corresponden a este momento, hacen que se nos vaya acortando el tiempo, sobre todo en reformas como la pensional.

¿El llamado del presidente a la movilización popular se puede interpretar como una esperanza o como una amenaza?

Nosotros hemos llamado a la movilización popular todo el tiempo. Nuestro programa es un llamado a la movilización popular. En la campaña que hicimos, una de las promesas programáticas fue que estaríamos constantemente convocando a la movilización popular. Lo que está haciendo el presidente Petro es ser consecuente con el programa que le presentó a los colombianos. Un Gobierno del Cambio tiene que estar basado en lo que hemos denominado democracia en movimiento.

¿Qué es la democracia en movimiento?

Es que la participación y voz de la gente desde cada uno de los rincones de Colombia sea tenida en cuenta para las dinámicas de transformación del país. Los Gobiernos Territoriales tienen que ver con desarrollar esa capacidad de escucha y territorialización del Gobierno. En Colombia no solo tenemos constitucionalmente una democracia representativa, también tenemos una participativa que constituye esa democracia en movimiento.

¿El bloqueo a las reformas nos llevará a una constituyente?

La constituyente es un horizonte. Las reformas son darle a Colombia la posibilidad de restaurar el Estado social de derecho, que hace unos 30 años fuimos perdiendo.

Derechos como la salud, la vivienda y el trabajo fueron vulnerados y en lugar de ellos, se empezó a tratar a los ciudadanos como clientes de las universidades y las EPS. Además, se fue imponiendo una lógica de mercado oligopólica. Hay quienes dicen que nosotros estamos en contra del mercado. No es verdad, estamos en contra del oligopolio y de lo que reduce las posibilidades del flujo del mercado, pero también de lo que reduce algo que el Estado debe garantizar que son los derechos.

Hemos tenido décadas de un régimen político que ha lidiado mafias y oligarquías y que ha reducido los espacios de vida en Colombia; un modelo económico que vulneró nuestras capacidades productivas, que erosionó nuestros territorios, que afectó de forma drástica nuestra capacidad de vida y nuestros ecosistemas estratégicos a través de dinámicas extractivistas.

Tener un ordenamiento territorial acorde a las dinámicas poblacionales que se han dado en este siglo, nos obliga a pensar que hay que plantearse nuevos contenidos en la constitución, sin que ello Implique que no vamos a tener como base el elemento progresivo de las garantías de derecho y el acceso a estos que contempló la constitución del 91. Entonces yo veo a la Asamblea Nacional Constituyente como una invitación justamente a que esa democracia en movimiento active nuestro poder constituyente

¿Hay un cerco mediático?

 Nosotros hemos tenido un ataque mediático y político: el régimen comunicativo en Colombia, que es de vieja data, impuso unas formas de mediación controladas por los oligopolios que son dueños de los medios de comunicación. Esas mediaciones se generan en la forma como se relacionan el medio y el mensaje que están controladas por ese régimen comunicativo. Hay un cerco mediático en ese sentido. También hay una displicencia democrática en el congreso porque la oposición no quiere debatir, no quiere deliberar y no quiere votar.

¿Qué le dice usted a quienes opinan que en el Gobierno del cambio no ha pasado nada?

Si los colombianos y las colombianas supieran la inversión que se ha hecho en el Pacífico, las inversiones que se han hecho en el sur occidente, en la Amazonía, entenderían cómo todos los ministerios han ido generando las bases de la inversión y de la ejecución presupuestal

Este es el primer año que vamos a tener la posibilidad de tener un Plan Nacional de Desarrollo y un presupuesto diseñado para esa ahoja de ruta.  Este es un año de ejecución.

Transformar la arquitectura institucional de Colombia es muy difícil, porque no nos están dejando transformarla en derechos tan claves como la salud, lo laboral y lo pensional. Aunque esta transformación será lenta, se han construido todos los dispositivos en la estructura del Estado para poder ejecutar siguiendo la orientación programática que nos llevó a ganar las elecciones.

Como lo comprobaremos este año, nuestra capacidad de ejecución va a bajar las brechas de desigualdad. Ese es el objetivo fundamental de este Gobierno

RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments

Rodrigo Carvajal en Elefantes blancos en Coyaima
Rodrigo Carvajal en No Más Olé
Rodrigo Carvajal en ¡A hundir el acelerador!
Rodrigo Carvajal en Semana contra el fascismo
Rodrigo Carvajal en Ucrania, ¿Otro Vietnam?
Rodrigo Carvajal en ¿Quién es Claudia Sheinbaum?
Rodrigo Carvajal en Odio y desinformación
Rodrigo Carvajal en La inflación y sus demonios
Rodrigo Carvajal en No cesa la brutalidad sionista
Rodrigo Carvajal en Putin gobernará hasta el 2030
Rodrigo Carvajal en De Bolsonaro a Lula