Avianca: Irregularidades en aire y tierra

0
671
Sintrava busca que los trabajadores encargados de las tareas en tierra también sean vinculados directamente a la empresa. Foto J.C.H.

Desde pilotos hasta despachadores y mecánicos están cohibidos para ejercer el derecho a sindicalizarse

Juan Carlos Hurtado Fonseca
@aurelianolatino

“Cuando Avianca hace una nueva contratación le dice al trabajador que laborará con la condición de que firme un documento en blanco y se comprometa a no ingresar a ninguna de las organizaciones sindicales existentes. A cambio, la empresa le ofrece un plan voluntario de servicios”, denunció Gustavo Jaimes, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de Avianca (Sintrava), que agrupa a 350 trabajadores, desde pilotos, mecánicos de aviación y auxiliares de vuelo hasta personal administrativo.

El dirigente dice que les ha sido imposible conseguir una prueba de este procedimiento, que sólo cuentan con las versiones de los trabajadores.

Esta acción fue atacada por la Corte Constitucional en su sentencia T 069 de 2015, en la que exige la regulación de las condiciones laborales de los trabajadores: “Prevenir a la compañía Aerovías del Continente Americano (Avianca) para que en adelante, y al celebrar pactos y convenciones colectivas, que regulen las condiciones laborales, tanto para los trabajadores no sindicalizados firmantes de dichos pactos como para los trabajadores sindicalizados, se abstenga de fijar condiciones de trabajo en dichos acuerdos que impliquen discriminación contra los trabajadores sindicalizados, y de adoptar políticas tendientes a desestimular el ingreso o permanencia de trabajadores al sindicato”.

Tercerizados

Pero no es la primera vez que la aerolínea ha sido advertida por instituciones estatales. Según Gustavo Jaimes, el reciente fallo se suma a uno del Consejo de Estado del año 2000 en el que se multó y se le dijo que no podía existir un plan voluntario de servicios. Es una empresa que “se ufana de ser la única en Colombia capaz de mantener a tantos trabajadores de manera tercerizada. Esto precariza el trabajo”.

También se presenta persecución en las empresas contratistas, con las que Avianca es permisiva. En 2014 Sinditra, sindicato de industria, logró en Barranquilla la afiliación de 40 trabajadores tercerizados que laboraban en el área de cargue y descargue de aviones a través de la firma Espinosa y Compañía. Se organizaron, presentaron el petitorio y dos meses después quedaron solo cinco afiliados:

“El dueño de la firma les dijo que se acababa la contratación con la aerolínea y que no les prolongaba el contrato. Eso también nos pasó en Medellín con la empresa Lacsa, que presta servicios a Avianca en Rionegro, a quien le presentamos un pliego y de 35 trabajadores actualmente quedan ocho. En Avianca no se respeta el derecho de asociación”, explica Gustavo Jaimes.

Acuerdos

“En 2013, la empresa, para quitarse una multa de 2.300 millones de pesos por contratación por cooperativas y terceros, acordó con el Ministerio de Trabajo un documento denominado Acuerdo de Formalización Laboral, que dejó en stand by la sanción. En este, Avianca prometió la contratación a término fijo de 1.200 trabajadores que estaban por cooperativas. La mayoría fueron ubicados en el edificio nuevo de Avianca en Bogotá. Estos se sumarían al número que debe tener según reglamentación de la Aeronáutica Civil”, anota el dirigente sindical de Sintrava.

Aun así, quedaron por fuera los trabajadores del área de tráfico, asistencia en tierra, equipaje y mantenimiento. Para la empresa estos últimos no es necesario contratarlos directamente, pero es un tema que los sindicatos han puesto sobre la mesa en la actual negociación.

El argumento de Sintrava es que por la importancia de estos trabajadores para la misión de la empresa también deben ser vinculados de manera directa: “El de tráfico es quien lo atiende a usted con el pasabordo; el de asistencia en tierra es el que maneja el carrito; los que cargan y descargan los aviones o los de equipaje y los de mantenimiento que están debajo del avión atendiendo las novedades que el piloto reporta sobre el vuelo y la aeronave. Quienes desempeñan estas labores son alrededor de cuatro mil y son contratados por cooperativas. Estamos pidiendo la contratación directa de ellos”.

Lo que viene

Los anteriores y otros temas son objeto de discusión en las negociaciones iniciadas el pasado 6 de julio, luego de que el 23 del pasado mes Sintrava y Sinditra presentaran un petitorio, cuya negociación en su etapa de arreglo directo va hasta el 25 de julio.

La pasada convención colectiva se venció el 30 de junio y tuvo un periodo de cinco años. El nuevo pliego tiene varios objetivos pero principalmente conservar el derecho a una convención colectiva. Esta consta de 140 cláusulas de las que, según el sindicato, sólo se negociará ascensos de personal en tierra, nivelación salarial, aumento salarial, bonificaciones por antigüedad, vivienda y vigencia de lo acordado.

La negociación toma mayor importancia porque de nueve sindicatos que hay en la aerolínea, son estos los dos únicos que tienen convención firmada y vigente. Gustavo Jaimes dice que la Asociación Colombiana de Mecánicos de Aviación tiene el pliego congelado desde 1990; los pilotos firmaron con una nueva organización sindical.

“Eso es una organización patronal”; la asociación de pilotos (Acdac) hasta ahora tratará de instalar un tribunal de arbitramiento; los auxiliares de vuelo no han presentado petitorio desde el año 2003 porque la empresa les quiere quitar las categorías, es decir: nivelar los antiguos con los nuevos con un salario integral. También les quieren quitar el derecho a tener una habitación para pernoctar, los quieren meter de a cuatro o cinco, buscan quitarles la alimentación y darles un subsidio.

El holding de Avianca cuenta con 21 mil trabajadores, de los cuales nueve mil son colombianos y el resto está en firmas de países centroamericanos y algunos suramericanos.

Por reglamentación de la Aeronáutica Civil deben estar contratados directamente la totalidad de los 1.600 pilotos que tiene la empresa en Colombia, así como los auxiliares de vuelo y los despachadores. Todos suman un total de tres mil.

Antes de iniciar las discusiones gruesas en la mesa el sindicato tenía conocimiento de que la empresa denunciaría la totalidad de la convención. Advirtió que no será aceptado: “Apenas la empresa nos hable de eso nos levantaremos de la mesa porque no lo aceptamos”, advirtió el dirigente sindical de Sintrava, el sindicato más antiguo de esta firma nacido en 1941.