lunes, marzo 4, 2024
InicioVisiónCultural“Aunque el mundo sea cruel, la palabra y la música perduran”: Vadim...

“Aunque el mundo sea cruel, la palabra y la música perduran”: Vadim Terekhin

El poeta ruso que participó en el 33 Festival Internacional de Poesía de Medellín, habló con VOZ desde la tradición poética, que él mismo define como “metafísica, filosófica e imaginativa”

Zabier Hernández Buelvas

Vadim Terekhin nació en Pesochensky Suvorov, distrito de la región de Tula, Rusia, en 1963. Desde 1991 trabaja en el campo de la literatura y la cultura. Durante mucho tiempo fue viceministro-jefe del Departamento de Cultura, Arte y Cinematografía de la Región de Kaluga. Su obra poética ha sido traducida al italiano, macedonio, árabe, vietnamita, inglés, yakut, entre otros idiomas.

Es poeta, copresidente de la Unión de Escritores de Rusia y del consejo de la rama regional de Kaluga, miembro correspondiente de la Academia de Ciencias y Artes de San Petersburgo, miembro de pleno derecho de la Academia de Literatura Rusa de Moscú, consejero de Estado de clase II.

Ha recibido innumerables premisos por su obra poética, entre ellos, el premio literario Marina Tsvetaeva (1998); premio literario de la editorial Golden Alley (2000); premio literario de toda Rusia ‘La casa del padre’ (2002) y premio literario ucraniano Taras Shevchenko (2018); y el ‘Golden Knight’ del Festival Literario Eslavo Internacional (2016).

Vadim Terekhin habló con VOZ desde la tradición poética, que él mismo define como “metafísica, filosófica e imaginativa”.

Cambio y tragedia

Estuve leyendo algunos de sus poemas y me pareció que tiene mucha espiritualidad, que para quienes vemos a Rusia desde América Latina es un poco raro. ¿Cómo caracteriza su poesía?

-Rusia es un gran país y es completamente literario. La poesía rusa tiene muchos nombres famosos alrededor del mundo como Alexander Pushkin (1799-1837), Mijaíl Lérmontov (1814-1841), Anna Ajmátova (1889-1966), Marina Tsvetáieva (1892-1941) y Vladímir Maiakovski (1893-1930) entre muchos antiguos y nuevos. Desde esta tradición poética, mi poesía es metafísica, filosófica e imaginativa. La poesía rusa tiene un significado que se acerca a lo espiritual religioso. Se podría decir que combina el concepto con el de la montaña, el amor, la política y la cultura, eso es lo que yo hago desde mi poesía.

30 años después de la caída de la Unión Soviética, hay muchos cambios y un proceso de reconstrucción del país, ¿la poesía y la literatura cómo ha sufrido ese proceso?

-Yo nací en la Unión Soviética, allí viví mi juventud y fue donde crecí. La destrucción de la URSS fue una situación muy mala y trágica, pero sorprendentemente, la poesía se mantuvo muy viva y fuerte. Hay poetas muy famosos que surgieron de ahí, de ese cambio y esa tragedia.

La Unión Soviética era el gobierno para la gente y los poetas se beneficiaron de ese sistema. Pero hoy en Rusia, desde el punto de vista estético, hay una especie de estancamiento. El poema ruso es muy complejo, la poesía rusa clásica es muy fuerte y aún se escribe con ritmo. Pero hay un redescubrimiento, hay nuevas generaciones que están experimentando nuevas cosas, temas y formas.

En América Latina, la cultura, el arte y la literatura históricamente ha sido muy abandonada por los gobiernos. ¿Cómo está hoy el apoyo del gobierno y del Estado a la literatura y al arte ruso?

-Igual, el apoyo del gobierno no es tan bueno. En la Unión Soviética el gobierno apoyaba mucho a los poetas, pero en Rusia este apoyo ha retrocedido mucho. Ahora, de todas formas, hay esfuerzos valiosos de algunos funcionarios y algunos gobiernos en regiones de Rusia que son destacables. Por ejemplo, el ministro de Asuntos Exteriores es poeta, escribe poemas, ha querido apoyar la poesía actual de Rusia.

Campana 

Avanzando hacia la vida eterna,
Como un fiel escudo celestial
Sonidos proféticos de campana
Guardián de la patria.

Buscando una respuesta entre la gente
Luchando con las últimas fuerzas
¡Más fuerte! – pidió Mefodi.
¡Más intenso! – exclamó Cyril.

Gira el tiempo y el espacio
Smog alfabeto eslavo
El corazón del cristianismo late
Este cielo habla.

Estar listo para todo
La gracia nos otorga
Antes de la primera palabra
Para que la patria sufra.

La gente derriba los monumentos
Como si fuera su destino
Granito cubierto de cemento
El culpable estaba solo.

Como si esperara que sin duda
De dolor, de pena y de anhelo
Él será salvado por el cambio
Y estas piezas rotas.

Y eligiendo un camino especial,
Nuevo camino, invicto,
Erigirán de nuevo la fuente de la maldad,
Como monumento a alguien.

Temo tu amor
Recuérdame con una palabra amable.

Dios bendiga
Estar dispuesto para tus regalos.

Dar santas gracias
Imparcialidad y voluntad
Con un corazón puro para arrancar
Ya envié una parte.

Infundir coraje
Dádiva de celestiales Serafines
Vete por tus caminos
Que son inescrutables.

El tiempo está atado a números
Sólo baja hasta el umbral
Fuerte y misterioso significado
Mantiene tu correa.

Instantes volarán y seguirán su camino
Sólo déjalos caer,
Lanzando corpóreos lazos
Días de siete alas.

Cada uno se encuentra en un repollo
Tomados como número único,
Un pequeño trozo de tristeza,
Clavado en esta tierra.

No pensar en cada hora
Vivir los días como sin quererlo
En repetición desenfrenada
Se va el tiempo de mí.

Acelerar la vida aturde
Niño dado a luz
La última vez cumplí cuarenta años
Bueno, quiero decir cuarenta y nueve años.

Y si viviéramos en el mundo
No para conseguir espinas,
Nos alegraríamos – mariposas y niños
Y campanas sonarían la despedida

Esta alegría – esta libertad
El Señor, creador de la naturaleza.
Y el honor de un cuidado digno
Bajo el pabellón de su poderío.

El conflicto en Ucrania y la paz

En Colombia un sector muy reducido de poetas e intelectuales que han criticado su presencia en relación con el conflicto de Rusia con Ucrania. ¿Cómo están viendo los poetas hoy la confrontación?

-Con Ucrania no, con la OTAN. No me gusta la guerra, yo quiero paz, por eso hago poesía. Rusia tiene opción, pero la OTAN no. La OTAN ha puesto a pelear una guerra de dos países que pueden dialogar y llegar a acuerdos, porque sus culturas están relacionadas, mi hermano tiene esposa ucraniana, mi sobrino es ucraniano. Pero sin duda para la gente ucraniana la situación es mucho peor que para los rusos. Me siento muy mal porque eso pase, no me gusta. Por lo tanto, deben respetar nuestra soberanía, no amenazar nuestras fronteras y dejar de intervenir entre dos países que pueden entenderse: Escucha/Percibe el grillo/La canción forjada en la lira/aunque el mundo sea cruel/palabra y música perduran.

¿Cómo le ha parecido Colombia y el festival de poesía?»

-Es la segunda vez que vengo a Medellín, la primera vez fue en 2019, pienso que el país es muy poético y la gente también. Yo puedo escribir poesía mágica y de primavera en Rusia acerca de Colombia. Amo Medellín, me parece muy bonita y tengo muchos amigos que son de ahí. En octubre publiqué 24 poemas colombianos en ruso y con Fernando Rendón tradujimos al español 30 poemas rusos y juntos expusimos, fue un proyecto único. Seguimos trabajando en el vínculo entre poetas colombianos y rusos, yo publiqué a Fernando, Gabriel y Rubén Darío Flores en una revista rusa.

Datos biográficos y poema tomado de: Vadim Terekhin – Festival Internacional de Poesía de Medellín (festivaldepoesiademedellin.org)

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments