Álvaro Leyva, canciller de la paz

0
135
Álvaro Leyva Durán

El presidente electo Gustavo Petro ha designado al exconstituyente de conservador en calidad de ministro de Relaciones Exteriores, con la tarea de impulsar la integración latinoamericana y liderar la lucha contra el cambio climático

Redacción Política

Con gran satisfacción para los sectores democráticos del país fue recibida la noticia que el Ministerio de Relaciones Exteriores del nuevo gobierno estará a cargo del exconstituyente conservador Álvaro Leyva Durán.

La designación la dio a conocer el presidente electo Gustavo Petro a través de la red social Twitter: “Álvaro Leyva Durán será nuestro ministro de Relaciones Exteriores. Será una cancillería de la paz. Colombia aportará al mundo todo su esfuerzo para superar la crisis climática y del mundo. Esperamos todo el esfuerzo para superar nuestra violencia endémica”.

El exconstituyente es reconocido por ser un defensor de la solución política al conflicto armado. Participó en los diálogos que emergieron de los Acuerdos de Cese al Fuego, Paz y Tregua entre el gobierno de Belisario Betancur y las FARC-EP en 1984; fue determinante en la búsqueda de diálogos políticos con las guerrillas del Quintín Lame, el Partido Revolucionario de los Trabajadores y de establecer contactos con el comandante del ELN, Manuel Pérez.

Finalizando la década de los noventa tuvo que salir exiliado hacia Costa Rica, cuando paradójicamente se iniciaba los diálogos de paz en El Caguán entre el gobierno de Andrés Pastrana y las FARC-EP, pero se agudizaba el conflicto armado por cuenta del fenómeno paramilitar a escala nacional.

Al respecto, el secretario general del Partido Comunista, Jaime Caycedo, dijo: “El nombramiento de Álvaro Leyva Durán como Canciller es el más claro mensaje del compromiso de este nuevo gobierno con la paz y con el apoyo del mundo al Acuerdo Final. Felicitaciones a Álvaro y felicitaciones al compañero presidente por el acierto”.

También se pronunció el senador del Pacto Histórico, Iván Cepeda: “Cuando creer en la paz se estrellaba con el escepticismo general, con el militarismo y sus peligros, Álvaro Leyva mantuvo siempre encendida la llama de la esperanza en que es posible el diálogo entre los colombianos para acabar la guerra. Saludo su designación como Canciller”.