África y Colombia, pueblos hermanos

0
453
La vicepresidenta invitó a la presidenta de la Corte Suprema de Kenia, Martha K. Koome, para que participe el próximo 25 de julio en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Afrodescendiente que se realizará en Colombia. Foto Vicepresidencia de la República

El viaje de la vicepresidenta Francia Márquez a tres países africanos, no solo tiene un alto componente simbólico de hermandad entre los pueblos afros, sino que también representa una oportunidad para establecer lazos de cooperación sur-sur

Simón Palacio
@Simonhablando

Sobre África no conocemos nada. El desconocimiento sobre las riquezas culturales que existen en este continente, marcado por tradiciones y costumbres, es directamente proporcional a la abismal incomprensión que se tiene sobre la historia y los procesos políticos en el imponente territorio considerado como la cuna de nuestra humanidad.

Por eso el viaje emprendido por la vicepresidenta Francia Márquez a tres países africanos (Sudáfrica, Kenia y Etiopía) no solo tiene un alto componente simbólico de hermandad entre los pueblos afros del país con sus ancestros y ancestras originarias, sino que también representa una oportunidad para establecer lazos de cooperación sur-sur en temas económicos, políticos, sociales y culturales, iniciativa inédita en la política exterior del país.

Además, se sintoniza con la agenda antirracista, antipatriarcal y anticolonial que la vicepresidenta viene adelantando desde mucho antes de la campaña presidencial. De hecho, durante toda su vida, Francia Márquez se ha destacado como una abnegada defensora de la naturaleza y los derechos humanos, en especial, los derechos de las comunidades afrocolombianas.

La polémica

Pese a lo anterior, el viaje de la vicepresidenta al continente africano ha desatado en la opinión pública una inusitada polémica por cuenta de los costos operacionales de la visita oficial. A pesar de representar a la nación y buscar objetivos estratégicos para el conjunto de la sociedad colombiana, poderosos medios de comunicación y algunos sectores de oposición señalaron peyorativamente la iniciativa al considerarla como un paseo irrelevante para la agenda internacional del país.

Por supuesto, las múltiples respuestas que han derivado de esta discusión no impidieron que se materializara la visita oficial del Gobierno colombiano. La alta funcionaria del Estado viajó con el director de relaciones comerciales del ministerio del Comercio, el secretario de autoridad de la Aeronáutica de la Aerocivil, el viceministro de Relaciones Exteriores Francisco Coy, el director de Asuntos Culturales de la Cancillería, dos senadores y un representante a la Cámara, delegados de las cámaras de comercio de Bogotá, Tumaco, Buenaventura, San Andrés y Chocó.

Finalmente, también viaja una holgada delegación de artistas, en un esfuerzo por articular las manifestaciones culturales de los pueblos afrocolombianos con las herencias del indomable continente africano. Se destacan nombres como Alexis Play, Nidia Góngora, Jossman, Afroneto, Hendrix B y Cecilia Silva Caraballo.

Los acuerdos

En su visita inicial en Sudáfrica, la vicepresidenta fue recibida con honores de mandataria como “hija americana en África”. Los resultados concretos en la patria de Nelson Mandela fueron cinco documentos de intención firmados por cámaras de comercio, destacándose dos en materia cultural para intercambio de artistas y centros de memoria. Y uno más en becas y oportunidades educativas.

Kenia fue el segundo destino de la visita oficial. En su capital Nairobi, Francia Márquez tuvo encuentros de alto nivel con el vicepresidente Rigathi Gachagua y el presidente William Samoei Ruto. En la nación del este africano, la vicepresidenta informó la firma de tres memorandos de entendimiento y cuatro declaraciones de intención sobre empoderamiento de mujeres, cooperación económica, técnica, científica y cultural, además de acuerdos sobre educación, turismo y promoción del español como lengua extranjera.

El último lugar de la agenda oficial fue Etiopía. Lo primerio que hicieron al llegar al aeropuerto internacional de Adís Abeba, tanto la vicepresidenta Márquez y el vicecanciller Coy fue resaltar la importancia estratégica de este país en la comunidad internacional al ser la sede de la Unión Africana.

Acto seguido, la vicepresidenta fue recibida por la presidenta de la República Democrática Federativa de Etiopía, nombre oficial de la nación africana. “Bienvenida a sus raíces”, fueron las palabras de Sahle-Work Zewde. En el acto oficial asistieron funcionarios de ambos países en relaciones exteriores, turismo, cultura, educación y asuntos sociales. Uno de los temas fundamentales del encuentro fue la futura apertura de embajada de Colombia en el país más importante del Cuerno de África.

Sobre los logros significativos alcanzados por el Gobierno colombiano, el presidente Gustavo Petro reaccionó: “Estos acuerdos deben reivindicar nuestras raíces culturales afro en Colombia. Fue un afro el que pronunció por primera vez la palabra libertad, uno que había sido rey y como esclavo en Colombia rompió las cadenas y se llamó emancipador: Benkos Biohó”.